Senadores de EE.UU. presentan resolución para sacar los Juegos Olímpicos 2022 fuera de China

Por Frank Fang
05 de Marzo de 2020
Actualizado: 05 de Marzo de 2020

Un grupo bipartidista de senadores de EE.UU. redactaron una resolución para exponer el lamentable historial de derechos humanos de China, diciendo que Beijing no está apto para ser sede de los Juegos Olímpicos.

China celebró sus primeros Juegos Olímpicos en el verano de 2008 en su capital, Beijing. La ciudad ha sido seleccionada por el Comité Olímpico Internacional (COI) para ser sede de nuevo, en 2022, de los Juegos Olímpicos de Invierno.

La resolución establece que los flagrantes abusos de los derechos humanos cometidos por China hacen que no sea apta para celebrar los Juegos Olímpicos, dado que el objetivo de los mismos es promover “una sociedad pacífica preocupada por la preservación de la dignidad humana”.

Si China no logra “demostrar un progreso significativo en el resguardo de los derechos humanos fundamentales”, incluyendo las libertades de religión, de expresión y de reunión, para el 1 de enero de 2021, el COI deberá volver a licitar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, según la resolución.

“Los Juegos Olímpicos son una increíble oportunidad para permitir que los mejores atletas del mundo representen a sus países y unan a nuestras naciones, y no deberían ser organizados por uno de los peores perpetradores de abusos de los derechos humanos del mundo”, dijo el senador Rick Scott (R-Fla.) en un comunicado de prensa. Scott y Ed Markey (D-Mass.) presentaron la resolución al pleno del Senado el 4 de marzo.

Scott agregó: “Hoy, el Senado está enviando un claro mensaje al COI: defender la libertad e instar a China comunista a hacer lo correcto, o encontrar un nuevo hogar para los Juegos Olímpicos de 2022. No se trata de política, sino de derechos humanos”.

La resolución también es apoyada por los senadores Marsha Blackburn (R-Tenn.), Mike Braun (R-Ind.), Tom Cotton (R-Ark.), Dick Durbin (D-Ill.), Jim Inhofe (R-Okla.), Doug Jones (D-Ala.), Martha McSally (R-Ariz.), Marco Rubio (R-Fla.), y Todd Young (R-Ind.).

“El Partido Comunista Chino explotó los Juegos Olímpicos de Verano de 2008 como un evento de propaganda para glorificarse a sí mismo, incluso mientras reprimía duramente a los detractores”, dijo Cotton en el comunicado de prensa.

“Beijing no merece otra oportunidad de poner una cara feliz a un régimen que depende de los campos de concentración y de la policía secreta para mantener el control”, añadió.

Violaciones a los derechos humanos

Citando varios informes diferentes, la resolución señaló la larga lista de violaciones a los derechos humanos en China.

Más de un millón de minorías étnicas musulmanas, incluyendo a los uigures, kazakos y kirguises, han sido detenidos en aproximadamente 1200 campos de internamiento en la región china de Xinjiang, según el informe sobre Tráfico de Personas del año 2019 del Departamento de Estado de Estados Unidos. Beijing afirma que estos campos son “centros de entrenamiento vocacional”.

“Las autoridades ofrecen subsidios que incentivan a las empresas chinas a abrir fábricas en las proximidades de los campos de internamiento, y los gobiernos locales reciben fondos adicionales por cada recluso obligados a trabajar en estos sitios a una fracción del salario mínimo o sin ninguna compensación”, según el informe del Departamento de Estado.

En la resolución también se señalaban las recientes averiguaciones de un tribunal popular independiente de Londres sobre la sustracción [forzada] de órganos de prisioneros de consciencia por parte del régimen chino. Los panelistas determinaron que “los practicantes de Falun Gong han sido la principal fuente de órganos”.

El pasado mes de junio, el tribunal, conocido como el Tribunal de China, concluyó más allá de toda duda razonable que la sustracción forzosa de órganos, autorizada por el Estado, había tenido lugar durante años en China “a una escala significativa”, y que aún hoy en día sigue teniendo lugar, lo que constituye “crímenes contra la humanidad”.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, consiste en ejercicios meditativos y enseñanzas morales. Desde 1999, el régimen chino ha iniciado una persecución a nivel nacional, deteniendo a cientos de miles de practicantes en prisiones, campos de trabajo y centros de lavado de cerebro, según el Centro de Información de Falun Dafa.

En los últimos años, la creciente evidencia ha confirmado que se convirtieron en un banco de órganos para que el régimen chino lleve a cabo cirugías de trasplante con fines de lucro.

El tribunal emitió su fallo completo el 1 de marzo, incluyendo nueva evidencia sobre la participación directa de los oficiales chinos en la sustracción forzada de órganos.

La resolución también señaló la situación en Hong Kong. El gobierno de la ciudad, bajo la influencia del régimen chino, ha violado las libertades fundamentales del pueblo, incluidas la libertad de expresión y de reunión, según un informe anual de 2019 de la Comisión Ejecutiva del Congreso de China (CECC, por sus siglas en inglés).

La policía de Hong Kong ha detenido a más de 7000 personas y disparado más de 16,000 cartuchos de gas lacrimógeno desde que comenzaron las protestas masivas en junio del año pasado por un proyecto de ley de extradición, aplazado desde entonces, que habría permitido al régimen chino trasladar a personas de Hong Kong para que fueran juzgadas en el continente.

Las autoridades estadounidenses también criticaron las recientes detenciones por parte de la policía de Hong Kong de tres destacados partidarios del movimiento local prodemocracia, entre ellos Jimmy Lai, propietario del periódico prodemocracia Apple Daily.

“El Partido Comunista Chino (PCCh) priva a sus ciudadanos todos los días de los derechos humanos fundamentales y de la dignidad humana”, dijo la senadora McSally en el comunicado de prensa.

Añadió: “Es inaceptable que un régimen totalitario con un claro historial de opresión sea anfitrión de los Juegos Olímpicos 2022, que están destinados a representar la unidad y la paz”.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer

****

Descubra:

El régimen comunista chino los mata como animales. ¿Qué podemos hacer?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS