“Simplemente no sabemos” cómo defendernos de posible misil hipersónico chino: Embajador de EE.UU.

Por Andrew Thornebrooke
18 de Octubre de 2021
Actualizado: 21 de Octubre de 2021

Análisis de noticias

Un nuevo reporte de investigación del Financial Times afirma que China lanzó un misil hipersónico con capacidad nuclear, que dio la vuelta a la Tierra en una órbita baja antes de dirigirse a un objetivo de prueba y fallar por poco. El régimen chino ha negado oficialmente las conclusiones del reporte, afirmando que el objeto en cuestión era una nave espacial.

El embajador estadounidense para el desarme, Robert Wood, afirmó que Washington está preocupado por el posible despliegue de armamento hipersónico por parte de China, y dijo que Estados Unidos no había desarrollado un medio para contrarrestarlo.

“La tecnología hipersónica es algo que nos ha preocupado, las posibles aplicaciones militares de la misma, y nos hemos abstenido de dedicarnos, nos hemos abstenido de dedicarnos a la aplicación militar de esta tecnología”, dijo Wood en una reunión de prensa en Ginebra el 18 de octubre.

“Pero hemos visto que China y Rusia se han dedicado muy activamente al uso, a la militarización de esta tecnología, por lo que estamos teniendo que responder de la misma manera (…) Simplemente no sabemos cómo podemos defendernos contra esa tecnología. Ni China ni Rusia lo saben”.

Un arma que no tiene rival

El reporte del Financial Times, que citaba a cinco personas familiarizadas con el asunto, y la posterior refutación de China crearon un furor en partes de la comunidad de inteligencia estadounidense, que parecía no estar preparada para la noticia de que China estaba tan avanzada en sus esfuerzos por desarrollar capacidades hipersónicas. Sin embargo, otros se mostraron menos sorprendidos.

“La investigación y el desarrollo de armas hipersónicas ha estado en marcha en China durante décadas”, dijo Rick Fisher, un miembro senior del Centro de Evaluación y Estrategia Internacional. “En 2019, el Ejército Popular de Liberación reveló la primera arma HGV [vehículo de planeo hipersónico] de mediano alcance, su sistema de misiles DF-17 HGV-armado”.

“Por lo tanto, los reportes de que China ha combinado un sistema de ataque HGV con un Sistema de Bombardeo Orbital Fraccionado (FOBS) deben tomarse muy en serio”.

Los HGV son vehículos altamente maniobrables que saltan o “planean” hacia un objetivo después de ser llevados a una órbita baja por un cohete impulsor. El FOBS es un sistema teorizado por primera vez en la Unión Soviética, en el que un misil entra en órbita baja antes de golpear su objetivo, en lugar de salirse de la órbita antes de volver a la superficie.

La combinación de ambas tecnologías es importante porque, a diferencia de un misil balístico intercontinental (ICBM) tradicional que sale de la atmósfera y vuelve a entrar utilizando un arco predecible, el diseño HSV/FOBS permite que una carga útil ataque con un alcance casi ilimitado desde cualquier dirección una vez que está en órbita, anulando de hecho los sistemas tradicionales de alerta temprana.

Según Fisher, esto supone una señal de alarma, ya que Estados Unidos carece actualmente de la capacidad para defenderse de un ataque que utilice dicha tecnología.

“En los misiles balísticos intercontinentales, las armas HGV son capaces de realizar maniobras muy bruscas y rápidas que pueden ayudar a derrotar las defensas de misiles, suponiendo que tengamos interceptores de misiles anti-HGV, lo que actualmente no es el caso”, dijo Fisher.

“Cuando los HGV arman los nuevos sistemas FOBS chinos, que acaban de ser probados, se combina un sistema de ataque diseñado para evitar la detección terrestre de Estados Unidos con una ojiva de ataque que es muy difícil de derribar”.

“Hay indicios de que China tiene la intención de armar sus misiles balísticos intercontinentales con múltiples ojivas de HGV, lo que aumenta su alcance y también su capacidad para derrotar cualquier defensa estadounidense”.

Rusia terminó el desarrollo de su propio HGV, apodado “Avangard“, ya en 2019. Esa arma es capaz de volar a Mach 20, aproximadamente 15,000 millas por hora. Corea del Norte también probó su propia arma hipersónica en septiembre. Estados Unidos también ha invertido mucho en el desarrollo de capacidades hipersónicas durante los últimos años.

Ante un entorno tan rico en amenazas, es difícil determinar hasta qué punto fue genuina la sorpresa de la comunidad de inteligencia, ya que, según Fisher, los que están al tanto podrían no darlo a conocer.

“Es difícil determinar la ‘sorpresa’ en la comunidad de inteligencia porque la compartimentación es su forma de vida”, dijo Fisher. “Los que podrían hablar con los periodistas no son necesariamente los que habrían sido informados de estos avances del EPL”.

En cualquier caso, la supuesta capacidad es algo que hay que tener en cuenta, ya que la combinación de los HGV y FOBS significaría que China tiene, o está cerca de tener, un arma capaz de evadir las defensas estadounidenses y alcanzar el territorio nacional.

¿Nave espacial o misil?

A la confusión que rodea al reporte se suma la firme negación de Beijing de que tal arma exista.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, declaró en una rueda de prensa que el reporte del Financial Times era inexacto, y dijo que el objeto era una nave espacial diseñada para explorar la posibilidad de utilizar tecnología reutilizable para reducir los costes de las misiones espaciales de China.

Sin embargo, el régimen chino dificulta intencionadamente la evaluación de sus pruebas armamentísticas por parte de la comunidad internacional, y así podría ser en este caso. Esto se debe a que el Partido Comunista Chino y su rama militar, el Ejército Popular de Liberación, utilizan la llamada política de doble uso que asegura que los proyectos comerciales y científicos también proporcionan un beneficio militar.

La controversia sobre si China probó un misil hipersónico o una nave espacial es un ejemplo perfecto de esta política en acción, ya que los programas espaciales y de misiles de China utilizan cohetes de la familia “Long March” para alcanzar la órbita. Por lo tanto, cualquier prueba para mejorar el programa espacial chino también mejora su programa de misiles, y viceversa.

Fisher señaló que algunos expertos han argumentado que todos los vehículos de lanzamiento espacial de China deberían contarse como sistemas de ataque estratégico, ya que el programa espacial de China y todos sus sitios de lanzamiento son propiedad y están gestionados por el ejército chino.

También señaló que los recuentos públicos de los misiles balísticos intercontinentales de China no los cuentan actualmente como tales.

“Es razonable preguntarse: ¿ha tenido realmente el EPL muchos cientos de ‘ICBMs’ durante mucho tiempo?” dijo Fisher.

La política de contención de EE.UU. ha “fracasado”

Fisher dijo que la supuesta prueba de China de un misil hipersónico con capacidad nuclear era un intento de superar las capacidades de Estados Unidos y subvertir efectivamente la eficacia de la próxima generación de tecnologías de defensa antimisiles de Estados Unidos.

“La combinación de los HGV y los FOBS es una forma en que China está respondiendo preventivamente a cualquier decisión de Estados Unidos de aumentar la defensa antimisiles del territorio nacional”, dijo Fisher.

“Buscan derrotar las defensas antimisiles estadounidenses que aún no han sido desarrolladas o desplegadas”.

Este es, aparentemente, el motivo de la preocupación de Washington. Como dijo Wood, sencillamente no existe ningún sistema de defensa contra un sistema de misiles hipersónicos con capacidad nuclear que pueda atacar cualquier lugar del planeta.

Para mitigar esa amenaza, Fisher dijo que Estados Unidos debería buscar sistemas de defensa en el espacio que pudieran detectar y destruir los misiles hipersónicos durante la “fase de impulso”, antes de que alcanzaran la órbita y se volvieran impredecibles para los sistemas de seguimiento tradicionales.

Sin embargo, antes de que esto ocurra, Fisher dijo que Estados Unidos tendría que reconocer el fracaso de su antigua política de no construir defensas antimisiles adecuadas como medio para fomentar la no proliferación.

“Durante décadas, y esta sigue siendo la política de Estados Unidos, no construimos defensas antimisiles para impedir que las ojivas nucleares chinas y rusas vaporizaran a los estadounidenses”, dijo Fisher. “[Lo hicimos] para no darles una excusa para iniciar una carrera armamentística nuclear”.

“La moderación estadounidense en este sentido ha fracasado”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS