Tesoro de EEUU alcanzará el techo de la deuda en noviembre, dice Oficina de Presupuesto del Congreso

Por Masooma Haq
22 de Julio de 2021
Actualizado: 22 de Julio de 2021

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) dijo el miércoles que se prevé que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos agote su límite de deuda en octubre o noviembre, mientras varios demócratas buscan elevar ese límite para obtener más billones en fondos. Algunos republicanos dicen que se oponen a la medida.

A fecha del 30 de junio, se habían tomado prestados 6.5 billones de dólares adicionales, lo que eleva la deuda federal total a 28.5 billones de dólares. El nuevo límite de la deuda debe decidirse en agosto de 2021.

Desde que asumió el cargo, el presidente Joe Biden ha aprobado un paquete de medidas de alivio de los efectos de la COVID-19 por valor de 1.9 billones de dólares y los demócratas se están preparando para impulsar otro paquete de entre 3.5 y 6 billones de dólares para infraestructuras, medidas contra el cambio climático y otras iniciativas respaldadas por los demócratas, con o sin el apoyo de los republicanos.

Los legisladores republicanos se habían opuesto a las propuestas del paquete de 1.9 billones de dólares y ahora se oponen a la legislación de infraestructuras de 3.5 billones de dólares, calificándola de gasto despilfarrador que solo hará subir la inflación y los impuestos.

“No puedo imaginar que haya un solo republicano que vote a favor de elevar el techo de la deuda después de lo que hemos vivido”, dijo el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, en una entrevista publicada el miércoles por la mañana. “No puedo imaginarme a un solo republicano en este ambiente en el que estamos ahora —esta batalla campal por los impuestos y el gasto— que vote a favor de elevar el límite de la deuda”, dijo.

El límite de la deuda —también conocido como techo de la deuda— es la cantidad máxima de deuda que el Departamento del Tesoro puede emitir al público o a otras agencias federales. La cantidad es fijada por el Congreso a través del proceso legislativo y ha ido aumentando a lo largo de los años para financiar las operaciones del gobierno.

La oficina presupuestaria estima que, si el límite de la deuda permanece inalterado, la capacidad de endeudamiento con esas medidas se agotaría y el Tesoro probablemente se quedaría sin efectivo antes de noviembre de 2021.

“El calendario y la magnitud de la recaudación de ingresos y de los desembolsos en los próximos meses podrían diferir notablemente de las previsiones de la CBO. Por lo tanto, las medidas extraordinarias podrían agotarse, y el Tesoro podría quedarse sin efectivo, antes o después de lo que prevé la CBO”, dijo la oficina en su informe.

La senadora Joni Ernst (R-Iowa) habla con los medios de comunicación en el Capitolio de Washington el 3 de febrero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La senadora Joni Ernst (R-Iowa), una abierta opositora al gasto federal excesivo, apoyó recientemente el proyecto de ley del senador Rick Scott (R-Fla.), la Ley de Control de Emergencia de la Deuda Federal, para frenar algunos de los préstamos del gobierno.

“A pesar de tener una deuda de casi 30 billones de dólares, el presidente Biden y los demócratas del Congreso siguen proponiendo un gasto adicional de billones de dólares de los contribuyentes. Si se espera que los habitantes de Iowa vivan dentro de sus posibilidades y equilibren sus presupuestos, nuestro gobierno federal también debe hacerlo. Este proyecto de ley adopta medidas de sentido común para hacer que los políticos de Washington rindan cuentas y para proporcionar un camino hacia adelante para hacer frente a la crisis de la deuda de nuestra nación”, dijo Ernst en una declaración en junio.

El proyecto de ley exigiría a la Oficina de Gestión y Presupuesto que declare una “emergencia de la deuda federal” en cualquier año fiscal en el que la deuda supere el 100 por cien del Producto Interior Bruto (PIB) de ese año, lo que desencadenaría varias disposiciones para ayudar a controlar y reducir la deuda federal a niveles inferiores al 100 por cien del PIB.

El director de Política Federal de la Unión Nacional de Contribuyentes, Andrew Lautz, elogió la legislación, diciendo que los representantes electos de la nación en el Congreso necesitan controlar el déficit.

“El Congreso tiene que tomarse en serio los niveles récord de deuda y de déficit, y al mismo tiempo trabajar para evitar subidas de impuestos que rompan los esquemas de la clase media y de las pequeñas empresas. La Ley de Control de Emergencia de la Deuda Federal del senador Scott daría al Congreso las herramientas que necesita para abordar de forma significativa la deuda cuando ésta supere el tamaño de la economía. La NTU felicita al senador Scott por liderar este plan fiscalmente responsable”, dijo Lautz.

Mientras tanto, durante una audiencia en el Congreso en junio, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, imploró a los legisladores que elevaran el límite de la deuda o, de lo contrario, se enfrentarían a resultados catastróficos para las políticas de bienestar social ofrecidas a los estadounidenses y de las que muchos dependen.

“No aumentar el límite de la deuda tendría consecuencias económicas absolutamente catastróficas. Sería algo sin precedentes en la historia estadounidense que el gobierno de Estados Unidos incumpliera sus obligaciones legales. Creo que precipitaría una crisis financiera, amenazaría los empleos y los ahorros de los estadounidenses”, dijo Yellen. “Y en un momento en el que todavía nos estamos recuperando de la pandemia del COVID, le rogaría al Congreso, simplemente, que proteja la plena fe y el crédito de Estados Unidos actuando para elevar o suspender el límite de la deuda lo antes posible”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS