Trump dice que es el ‘elegido’ para enfrentarse a Beijing y poner fin a sus prácticas comerciales injustas

Por Frank Fang
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Hablando con periodistas en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el 21 de agosto que su vida sería más fácil si no hubiera montado una guerra comercial con China, pero que era “el elegido” para enfrentar a Beijing.

Los comentarios se hicieron eco de las observaciones que hizo el día anterior, cuando habló con los periodistas después de una reunión con el presidente rumano Klaus Iohannis, que estaba de visita en la Casa Blanca.

Dijo que tenía que enfrentarse a Beijing por sus prácticas comerciales injustas porque esta última había estado engañando a Estados Unidos durante décadas.

“Alguien tenía que hacerse cargo de lo que China estaba haciendo a Estados Unidos económicamente. Estamos ganando a lo grande. Yo me encargué de ello. Y deberían haberlo hecho los presidentes anteriores, pero yo me encargué de ello”, dijo.

“China ha estado estafando a este país durante 25 años, por más tiempo que eso. Y ya es hora, ya sea bueno para nuestro país o malo para nuestro país a corto plazo”.

En marzo de 2018, una investigación de la Sección 301 llevada a cabo por la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, concluyó que Beijing estaba involucrado en el robo de propiedad intelectual respaldado por el Estado. Esa investigación llevó al Gobierno estadounidense a imponer aranceles punitivos a las importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares, lo que precipitó la actual guerra comercial.

El 1 de agosto, Trump anunció nuevas tarifas del 10 por ciento a partir de septiembre sobre importaciones chinas por valor de otros 300.000 millones de dólares, incluyendo relojes inteligentes, altavoces inteligentes y auriculares Bluetooth. Algunas de las nuevas tarifas luego se postergaron hasta mediados de diciembre.

Trump señaló que China ha perdido cerca de dos millones de puestos de trabajo, aparentemente en referencia a los datos del banco de inversión chino, China International Capital Corp. que dijo que el sector industrial de China había perdido de 1,8 millones a 1,9 millones de puestos de trabajo en el último año como resultado de la guerra comercial.

Muchas compañías internacionales han trasladado su producción a países como Vietnam y México para evitar los aranceles estadounidenses.

Trump también dijo el martes que aún no estaba listo para hacer un acuerdo comercial con China. “China ha tenido el peor año en 27 años. Y quieren hacer un trato con nosotros, pero puedo decirte que no estoy listo para hacer un trato. A menos que vayan a hacer el tipo correcto de trato, no estoy listo para hacer un trato”, dijo Trump.

Y añadió: “China quiere hacer un trato, y eso es bueno. Pero tienen que hacer un trato justo para nosotros. No puede ser un trato que no sea justo para nosotros”.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, también criticó las prácticas comerciales de Beijing en un discurso que pronunció en el Detroit Economic Club el 19 de agosto.

“El Partido Comunista Chino ha utilizado un arsenal de políticas incompatibles con el comercio libre y justo, como aranceles y cuotas, manipulación de divisas, transferencia forzada de tecnología, robo de propiedad intelectual y subsidios industriales” desde que Beijing se convirtió en miembro de la Organización Mundial del Comercio, dijo Pence.

“Ha llegado el momento de que China se siente a la mesa, abra sus mercados y viva según las reglas del comercio internacional, como cualquier otra nación industrializada”, agregó Pence.

Pence también dijo que antes de cualquier acuerdo comercial, China debe cumplir con la Declaración Conjunta Chino-Británica, y no recurrir a la violencia para resolver las protestas en curso en Hong Kong.

En sus comentarios del miércoles, Trump también abordó el tema de Hong Kong, diciendo que “Espero que Hong Kong se resuelva de una manera muy humana”.

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS