Un cohete chino del tamaño de una gran camioneta cae incontrolablemente de vuelta a la Tierra

Por Katabella Roberts
12 de Mayo de 2020 10:49 AM Actualizado: 12 de Mayo de 2020 10:49 AM

El cuerpo de un cohete chino, lanzado a principios de este mes, volvió a entrar en la atmósfera de la Tierra el 11 de mayo, convirtiéndolo en el mayor objeto incontrolado en caer fuera de órbita en décadas.

Los restos del cohete que sobrevivieron al reingreso eran aproximadamente del “tamaño de una camioneta grande o un pequeño autobús”, según el ejército de EE.UU., que estaba monitoreando la trayectoria del objeto que caía cerca de la costa oeste de África.

El cohete chino Long March 5B se lanzó el 5 de mayo desde el centro de lanzamiento de Wenchang, en la provincia sureña de la isla de Hainan, que se extiende hasta el Mar del Sur de China. El cohete chino estaba equipado con un prototipo de próxima generación de una cápsula de tripulación.

Después de casi una semana de orbitar la Tierra, la etapa central del gran cohete volvió a entrar el lunes en la atmósfera y acuatizó en el Océano Atlántico, según el portavoz del Comando de Componentes Espaciales de la Fuerza Combinada de los Estados Unidos.

“El Comando de Componentes Espaciales de la Fuerza Combinada (CFSCC), a través del 18 ° Escuadrón de Control Espacial (18 SPCS), confirmó que el CZ-5B R / B chino (Catálogo de Satélites # 45601) volvió a entrar en la atmósfera de la Tierra sobre el Océano Atlántico aproximadamente a las 08:33 (PDT) del 11 de mayo”, dijo el Mayor Cody Chiles a La Gran Época.

“El objeto tenía aproximadamente 20 metros cuadrados (el tamaño de una camioneta grande o un autobús pequeño). El CFSCC utilizó sensores de la Red de Vigilancia Espacial y su sistema de análisis orbital para confirmar la reentrada del cuerpo del cohete chino”, agregó.

El cuerpo fue el objeto más grande que ha realizado una reentrada incontrolada desde el Salyut-7 de 39 toneladas de la Unión Soviética, que se lanzó el 19 de abril de 1982 y regresó en febrero de 1991, según el Dr. Jonathan McDowell, experto en satélites del Centro de Astrofísica de Harvard-Smithsonian.

Los satélites muertos y las viejas etapas de cohetes regularmente vuelven a entrar en la atmósfera, pero es raro que vuelvan a ingresar objetos con masas de más de unas pocas toneladas.

El Dr. Combs, profesor adjunto de aerodinámica del Departamento de Ingeniería Mecánica de la UTSA, señaló que, aunque el cuerpo parecía haber aterrizado de forma segura en esta ocasión, es extremadamente difícil diseñar vehículos que sobrevivan de forma segura a la reentrada, ya que es “muy probable que partes del cohete sobrevivan a la reentrada y aterricen en algún lugar”.

“Aunque literalmente esquivamos una bala aquí, eso no excusa las elecciones de diseño imprudentes que crearon este peligro”, escribió en Twitter. “Desafortunadamente, esta es la primera de varias misiones del Long March 5B y no hay indicios de que se harán cambios. Así que pronto volveremos a jugar este juego”.

Esta tampoco es la primera vez que los objetos espaciales chinos han entrado en la atmosfera de manera incontrolada. En 2011, la estación espacial china Tiangong-1 de 18,000 libras se descontroló viajando a 17,000 millas por hora. Tiangong-1, que significa Palacio Celestial en chino, se lanzó en septiembre antes de separarse en abril de 2018 y arder en la atmósfera, creando escombros que se precipitaron incontrolablemente hacia la Tierra.

El ejército chino continúa invirtiendo fuertemente en sus propios programas espaciales estatales y se está convirtiendo en uno de los mayores inversores en empresas privadas, mientras que el presidente Xi Jinping “ha enfatizado la importancia de la innovación en ciencia y tecnología (C&T), tanto para rejuvenecer a China como para la modernización del ejército de China”.

En agosto de 2019, la administración Trump advirtió que el régimen comunista chino ha estado trabajando para desplazar a Estados Unidos como la principal potencia espacial.

El presidente Donald Trump restableció el Comando Espacial de EE.UU. como el 11º Comando Unificado de Combatientes del Departamento de Defensa el 29 de agosto de 2019, en respuesta a adversarios como China que desarrollan armas antisatélite avanzadas.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Mujer china: “El sistema del código de salud beneficia al gobierno, no a nosotros”

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.