“Un zorro cuidando el gallinero”: Fuertes críticas por designación de China en panel de DDHH de la ONU

Por Cathy He
28 de Abril de 2020
Actualizado: 28 de Abril de 2020

Un creciente coro de funcionarios y activistas está pidiendo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que revoque el nombramiento de China–uno de los peores países violadores de derechos humanos en el mundo– en el panel del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDHNU).

El reciente nombramiento del diplomático chino Jiang Duan en el Grupo Consultivo de cinco miembros del CDH es similar a “un zorro cuidando del gallinero” excepto “que palidece como ejemplo de lo que está ocurriendo aquí”, dijo Tony Perkins, presidente de la comisión de Estados Unidos sobre Libertad Religiosa Internacional.

El nombramiento de China en el panel, el cual examina a los candidatos a expertos independientes en derechos humanos, significa que tendrá el poder de influir en la investigación de cuestiones de derechos humanos en todo el mundo.

Perkins dijo al programa “American Thought Leaders”, de The Epoch Times, que la comisión de Estados Unidos se ha pronunciado en contra de este desarrollo.

“Y francamente, cualquier país que se preocupe por los derechos humanos debería hablar de ello y hacer todo lo posible para evitar que eso ocurra”, añadió.

La comisión se une a otros llamados por parte de senadores de Estados Unidos, abogados de derechos humanos y más de 100 organizaciones que están protestando contra este nombramiento.

A principios de abril, un tribunal independiente que investigó la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia por parte del régimen chino, escribió al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, instándole a investigar el nombramiento.

Después de un año de investigación, en junio de 2019 el tribunal declaró a China como un “estado criminal“, luego de determinar que el régimen mató a prisioneros de conciencia–principalmente a practicantes de Falun Dafa–para que sus órganos fueran vendidos en el mercado de trasplantes. El tribunal llegó a la conclusión de que la sustracción de órganos había tenido lugar durante años a “escala sustancial” y aún persiste en la actualidad.

La carta del presidente del tribunal, Sir Geoffrey Nice, y de otros miembros, advierte que permitir a Beijing un papel en el panel significa que la ONU estaría “caminando sonámbula hacia la complicidad” con los abusos de los derechos humanos por parte de Beijing.

El tribunal añadió que le preocupaba “seriamente” que las “grandes instituciones” del mundo, incluida la ONU, no estuvieran dispuestas a enfrentarse al régimen por sus “abusos extremos de los derechos humanos” relacionados con la sustracción forzada de órganos.

En la carta se describe la sustracción forzada de órganos en China como “comparable, víctima por víctima y muerte por muerte, a las peores atrocidades cometidas en los conflictos del siglo 20”.

“Las cámaras de gas sobre un judío por parte de los nazis, el asesinato o la matanza de un inocente por los Jemeres Rojos o por los Hutus de Rwanda podría no ser peor que extraer un corazón, un hígado u otros órganos–y el alma misma–de una persona viva, inocente, inofensiva y pacífica”, dice la carta, citando la sentencia del tribunal.

Un portavoz del CDH dijo a The Epoch Times que los miembros del grupo consultivo prestan servicios “a título personal” y que el grupo “no tiene ninguna influencia ni puede facilitar los debates sobre las cuestiones que aborda el Consejo de Derechos Humanos”.

La oficina del Secretario General de la ONU no respondió a una solicitud de comentarios.

Varios senadores, incluyendo el senador John Cornyn (R-Texas) y el senador Marco Rubio (R-Fla.), también escribieron a Guterres, condenando el nombramiento de la ONU.

“La decisión del gobierno chino de engañar a la comunidad internacional sobre los graves peligros del brote epidémico inicial del nuevo coronavirus de 2019 (COVID-19) de Wuhan, China, viola cualquier credibilidad en materia de derechos humanos y debería descalificarlos de una posición en el Grupo Consultivo del Consejo de Derechos Humanos”, escribieron.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS