Xi Jinping toma medidas drásticas contra los ricos para redistribuir la riqueza dentro de China

Por Eva Fu
19 de Agosto de 2021 12:29 PM Actualizado: 19 de Agosto de 2021 12:29 PM

El máximo dirigente del régimen chino ha asumido una postura más dura hacia los ricos del país, intentando promover la “prosperidad común”. Se trata de la última campaña destinada a atajar las crecientes desigualdades del país, una cuestión que, según los analistas, revela la ansiedad de Beijing por este asunto.

En una reunión de planificación económica con los principales líderes del país, llevada a cabo el 17 de agosto, Xi Jinping pidió reajustar los “ingresos excesivamente altos”, eliminar las ganancias ilícitas y aumentar las ganancias de la clase de bajos ingresos. “Se anima a las personas y empresas de altos ingresos a devolver más a la sociedad”, según la transcripción publicada por la agencia estatal de noticias Xinhua.

El discurso se produjo tras una larga campaña de represión contra el sector privado chino, específicamente en las áreas de la tecnología y la educación. También se produjo después de que el Partido Comunista Chino (PCCh) declarara la victoria contra la pobreza a principios de este año, alegando que había sacado a casi 100 millones de personas de la indigencia.

El plan de Xi, que sigue siendo vago en términos de cómo se llevará a cabo, se enfoca en ítems como: los servicios públicos básicos desiguales, atención médica, bienestar social y asistencia para la vivienda. Las acciones propuestas incluyen la recaudación de impuestos y seguros más altos.

Lograr la “prosperidad común” es un “requisito básico del socialismo” y necesario para promover “la equidad social y la justicia”, dice el artículo de Xinhua.

El Partido planteó la “prosperidad común” durante los primeros años del régimen. El primer gobernante del PCCh, Mao Zedong, promovió la idea centrándose en la agricultura colectiva, una política que contribuyó a una devastadora hambruna de tres años a fines de la década de 1950, en la que murieron decenas de millones de personas. En la década de 1980, el entonces líder Deng Xiaoping, conocido por sus políticas de reforma económica, alentó a una “parte de la gente a enriquecerse primero”.

Si bien las tácticas varían, el objetivo final es el mismo: mantener el dominio del régimen, según expertos.

Una anciana empuja un carrito después de buscar en los contenedores de basura con el propósito de recolectar artículos reciclables para vender a lo largo de una calle cerca del Gran Salón del Pueblo, en Beijing, el 5 de marzo de 2021. (Nicolas Asfouri/AFP a través de Getty Images)

La enorme diferencia de ingresos entre ricos y pobres “significa que el socialismo ha fracasado”, dijo en una entrevista Wang He, comentarista de asuntos políticos y columnista de The Epoch Times. “No pueden dejar que el socialismo fracase”.

La brecha de riqueza en China sigue siendo alta. El primer ministro chino Li Keqiang, en una reunión realizada en 2020, dijo que alrededor de 600 millones de chinos, aproximadamente cuatro de cada 10, tienen un ingreso mensual promedio de alrededor de 1000 yuanes (USD 154), lo que, en palabras de Li, “hace difícil alquilar una casa en una ciudad de tamaño medio”.

Si bien Xi en febrero se jactó de un “milagro” al sacar a cerca de 99 millones de residentes rurales de la pobreza extrema y de sacar 832 condados de la lista de pobreza, la afirmación ha provocado el escepticismo de algunos expertos, así como de los chinos rurales que se quejan de su falta de acceso a recursos básicos.

Un informe publicado en junio de Bill Bikales, un economista de desarrollo que trabajó con las Naciones Unidas durante 15 años en China, señaló que la campaña de eliminación de la pobreza de Xi se centró en un conjunto de hogares pobres identificados en 2014 y 2015, sin tener en cuenta cambios recientes, como la pandemia de COVID-19.

Los habitantes de las zonas rurales de China en los últimos meses le han dicho a The Epoch Times los desafíos que enfrentan para obtener agua potable, transporte público, electricidad e instalaciones de saneamiento.

El umbral de pobreza en China ronda los 4000 yuanes anuales (alrededor de USD 617) desde el 2020.

Si bien el país ha experimentado un aumento en la calidad de vida dentro de los centros urbanos, la brecha de riqueza se ha ampliado a lo largo de los años. El coeficiente Gini de China, una medida de la desigualdad, se amplió a 70,4 durante la pandemia desde 59,9 en 2000, y el 1 por ciento más rico ahora posee alrededor de un tercio de la riqueza, según datos compilados por el economista chino Ren Zeping.

Las autoridades buscan imponer un impuesto sobre las herencias y las ganancias obtenidas por la venta de propiedades, las cuales actualmente están libres de impuestos, según Wang, quien dijo que el objetivo de la política es “robar a los ricos para alimentar a los pobres”.

Una niña come comida encima de un cubo de basura en la provincia de Guizhou, en el sur China, el 7 de febrero de 2017. (Kevin Frayer/Getty Images)

“Es para dar legitimidad a la ideología socialista”, dijo. “Aunque no resuelva los problemas, tienen que mostrar algo de acción”.

Li Hengqing, un analista de China establecido en Washington, dijo que el anuncio de Xi encaja con la estricta represión del régimen contra el sector tecnológico del país en los últimos meses.

Recientemente, los reguladores le impusieron al gigante de comercio electrónico, Alibaba, una fuerte multa antimonopolio, iniciaron una investigación sobre la empresa de transporte compartido Didi apenas unos días después de que saliera a bolsa, y han prohibido las clases particulares con fines de lucro, lo que ha hecho que se pierdan miles de millones en el valor accionario de las empresas involucradas.

Con estas medidas, Beijing está intentando reclamar la riqueza que antes no estaba bajo su control, dijo Li.

“Si tienes dinero, la gente te escuchará y puedes ponerte en contra del PCCh”, le dijo a The Epoch Times. “No les importa si la economía del país se está desarrollando o si la gente está viviendo una vida mejor. La clave es que debes obedecer sus palabras”.

Yi Ru contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.