YouTube da marcha atrás en su política de censurar afirmaciones sobre robo de las elecciones de 2020

Por Tom Ozimek
03 de Junio de 2023 3:35 PM Actualizado: 03 de Junio de 2023 3:35 PM

YouTube ha anunciado que va a dar un giro de 180 grados en la censura de contenidos sobre las elecciones estadounidenses. La plataforma afirma que ya no eliminará los posteos que cuestionen los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, incluidas las afirmaciones de fraude electoral generalizado.

La empresa hizo el anuncio en una entrada de blog el viernes, que se produce unos dos meses después de que restableciera la cuenta de YouTube del expresidente Donald Trump.

La cuenta de Trump en YouTube se suspendió a raíz de la irrupción en el Capitolio del 6 de enero, que se produjo cuando el expresidente alegó que le habían robado las elecciones de 2020.

YouTube estableció su política de “desinformación electoral” en diciembre de 2020, y el viernes dijo que, en el tiempo transcurrido desde su imposición, la empresa había eliminado decenas de miles de videos.

“Hemos deliberado cuidadosamente sobre este cambio”, dijo YouTube, citando un “panorama cambiado” en el que la campaña electoral de 2024 está en pleno apogeo y en el que eliminar contenido relacionado con las elecciones podría reprimir la expresión política.

“En el entorno actual, consideramos que, si bien la eliminación de este contenido frena parte de la desinformación, también podría tener el efecto no deseado de restringir el discurso político sin reducir significativamente el riesgo de violencia u otros daños en el mundo real”, afirmó la empresa.

YouTube se comprometió a que, a partir del viernes, dejará de eliminar contenidos que presenten afirmaciones de que “se produjeron fraudes, errores o fallos generalizados en las elecciones presidenciales de 2020 y en otras elecciones presidenciales anteriores de EE. UU.”.

Sin embargo, la eliminación de contenidos en virtud de la política de desinformación electoral ha sido sólo una de las formas en que YouTube ha tratado de dar forma a los debates políticos, mientras que otras piezas de su maquinaria de moderación de contenidos permanecen intactas.

“Nos aseguramos de que cuando la gente acuda a YouTube en busca de noticias e información sobre las elecciones, vea contenidos de fuentes autorizadas de forma destacada en las búsquedas y recomendaciones”, declaró la empresa, señalando que éste es uno de los aspectos de su política de contenidos que no va a cambiar.

También se mantienen sin cambios las líneas generales de la política de desinformación electoral de YouTube, y la empresa afirma que seguirá eliminando contenidos que induzcan a error a los votantes sobre la hora, el lugar, los medios o los requisitos para votar.

YouTube seguirá tomando medidas enérgicas contra “afirmaciones falsas que puedan desalentar materialmente el voto, incluidas las que cuestionen la validez del voto por correo”, así como contra contenidos que llamen a la gente a “interferir en los procesos democráticos”.

Otra advertencia es que la política podría cambiar a medida que se desarrolle el ciclo electoral de 2024.

“Permaneceremos vigilantes a medida que se desarrollen las elecciones, como hicimos en 2020 y de nuevo en 2022”, declaró YouTube. “Y tenemos un equipo centrado en las elecciones, que incluye a miembros de nuestros equipos de Intelligence Desk, Confianza y Seguridad y productos, que supervisa los acontecimientos en tiempo real y realiza ajustes en nuestra estrategia según sea necesario”.

YouTube y otras plataformas de redes sociales han sido acusadas de parcialidad política por los conservadores y se han enfrentado a críticas por restringir la libertad de expresión.

“Censura descarada”

El candidato presidencial republicano Vivek Ramaswamy acusó recientemente a la plataforma de redes sociales LinkedIn de injerencia electoral después de que bloqueara temporalmente su cuenta por unos comentarios que hizo sobre la Administración Biden y el cambio climático.

“La interferencia electoral de las grandes empresas tecnológicas ha comenzado”, dijo Ramaswamy en un posteo de Twitter el día en que le bloquearon su cuenta de LinkedIn, calificando la medida de “censura descarada”.

Más tarde, LinkedIn informó a The Epoch Times de que la cuenta de Ramaswamy se había restringido “por error” y se había reactivado.

Ramaswamy ha criticado abiertamente lo que considera una colusión entre las grandes empresas tecnológicas y el gobierno federal.

El autodenominado “absolutista” de la libertad de expresión, Elon Musk, que se hizo cargo de Twitter el año pasado con la promesa de eliminar la parcialidad política de la plataforma y hacerla más equilibrada, abordó recientemente la cuestión de los contenidos que afirman fraude electoral en 2020.

En una entrevista reciente en la CNBC, se le preguntó a Musk si Twitter etiquetaría las afirmaciones de que las elecciones de 2020 fueron “amañadas” o “robadas” con notas de la comunidad u otras acciones.

“Para ser claros, no creo que fueran unas elecciones robadas”, respondió Musk, antes de añadir que cree que hubo cierto fraude electoral en 2020.

“Por la misma razón, si alguien va a decir que nunca hay fraude electoral en ninguna parte, esto es obviamente falso. Si votan 100 millones de personas, la probabilidad de que el fraude sea cero es cero”, añadió Musk.

Musk continuó diciendo que es importante encontrar un equilibrio en los debates sobre la integridad electoral, reconociendo que va a haber una cantidad de fraude distinta de cero, sin afirmar que “el fraude fue suficiente para cambiar el resultado”.

El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, sale del Edificio Federal Phillip Burton, en San Francisco, California, el 24 de enero de 2023. (Justin Sullivan/Getty Images)

Trump insiste en que las elecciones de 2020 estuvieron “amañadas”

Mientras tanto, en una reciente aparición en la CNN, Trump reiteró su opinión de que las elecciones de 2020 fueron robadas.

El expresidente afirmó que obtuvo unos resultados “fantásticos” en 2020, “mucho mejores” que en 2016, con 12 millones de votos más.

“Cuando miras ese resultado y cuando miras lo que ocurrió durante esas elecciones, a menos que seas una persona muy tonta, ves lo que ocurre”, dijo Trump.

“Fueron unas elecciones amañadas, y es una vergüenza que tuviéramos que pasar por ello. Es muy malo para nuestro país. En todo el mundo lo vieron y vieron exactamente lo mismo que los demás”, dijo Trump.

Trump señaló las revelaciones de los Archivos de Twitter como indicio de la aparente colusión entre el FBI y Twitter para suprimir la historia de la laptop de Hunter Biden en el periodo previo a las elecciones, lo que, según Trump, “marcó una gran diferencia”.

La séptima entrega de los Archivos de Twitter respaldados por Musk afirmaba que hubo un “esfuerzo organizado” por parte de las fuerzas de seguridad federales para apuntar a las empresas de redes sociales que informaron sobre la explosiva historia de la laptop de Hunter Biden, publicada por primera vez por el New York Post.

En vísperas de las elecciones de 2020, el New York Post publicó una noticia sobre una laptop abandonada en un taller de reparación de computadoras que supuestamente pertenecía a Hunter Biden y contenía correos electrónicos que sugerían que el entonces candidato Joe Biden tenía conocimiento de los negocios de su hijo en el extranjero y estaba supuestamente implicado en ellos.

La historia del New York Post titulada “Un correo electrónico revela cómo Hunter Biden presentó a un empresario ucraniano a su padre vicepresidente” se publicó el 14 de octubre de 2020.

En un primer momento, Twitter impidió que se compartiera la historia durante 24 horas, antes de anular la decisión. Sin embargo, la historia no circuló por la plataforma durante semanas debido a una política que exigía al autor original borrar y volver a postear el tuit original.

Las encuestas indican que si el público hubiera tenido conocimiento de la historia suprimida antes de las elecciones, podría haber costado al entonces candidato presidencial Joe Biden varios puntos porcentuales de votantes, posiblemente suficientes para frustrar su candidatura a la Casa Blanca.

“En Archivos de Twitter nº 7, presentamos pruebas que apuntan a un esfuerzo organizado de representantes de la comunidad de inteligencia (CI), dirigido a altos ejecutivos de empresas de noticias y redes sociales, para desacreditar la información filtrada sobre Hunter Biden antes y después de que se publicara”, escribió el autor Michael Shellenberger, que publicó el 19 de diciembre de 2022 capturas de pantalla que parecían mostrar intercambios de mensajes entre altos cargos de Twitter y el FBI en octubre de 2020.

El FBI dijo a The Epoch Times en una declaración anterior enviada por correo electrónico que sólo había ofrecido advertencias generales a Twitter sobre la injerencia extranjera en las elecciones y que nunca presionó a la plataforma para que suprimiera la historia de la laptop de Hunter Biden.

El presidente Joe Biden, con su hijo Hunter Biden, llega a la Base de la Guardia Nacional Aérea de Hancock Field en Siracusa, Nueva York, el 4 de febrero de 2023. (Andrew Caballero-Reynolds/AFP vía Getty Images)

Advertencia de “hackeo y filtración”

Exejecutivos de Twitter han reconocido que cometieron un error al bloquear la historia de la laptop de Hunter Biden, pero han negado que las fuerzas policiales los presionaran para suprimir la historia.

Sin embargo, los documentos presentados ante la Comisión Electoral Federal (FEC, por sus siglas en inglés) muestran que el FBI advirtió explícitamente a Twitter de una “operación de hackeo y filtración relacionada con Hunter Biden” antes de las elecciones presidenciales de 2020.

El ex jefe de integridad del sitio de Twitter, Yoel Roth, hizo estas observaciones en una declaración firmada (pdf) adjunta a una carta de 21 de diciembre de 2020 dirigida a la Oficina de Examen de Quejas y Administración Legal de la FEC en nombre de Twitter.

Roth afirmó en la declaración adjunta que el FBI le comunicó en una serie de reuniones previas a las elecciones de 2020 que la agencia advertía de la amenaza de que se distribuyera material hackeado en plataformas de redes sociales.

“En esas reuniones me dijeron que los servicios de inteligencia preveían que las personas asociadas a las campañas políticas serían objeto de ataques informáticos y que el material obtenido mediante esos ataques probablemente se difundiría a través de las redes sociales, incluido Twitter”, afirmó Roth en la declaración.

“También me enteré en esas reuniones de que había rumores de que una operación de hackeo y filtración implicaría a Hunter Biden”, añadió Roth.

Roth declaró que el Equipo de Integridad del Sitio de Twitter determinó que los artículos del New York Post sobre la laptop infringían las políticas de la plataforma sobre material hackeado y Twitter tomó medidas para suprimir la distribución de publicaciones que compartían los artículos.

Posteriormente reconoció que fue un error que Twitter suprimiera el artículo sobre la laptop de Hunter Biden.

Con información de Gary Bai.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.