Abogada de Flynn: He oído que más documentos están por venir

Por Petr Svab
30 de Junio de 2020
Actualizado: 30 de Junio de 2020

Como el caso contra Michael Flynn sigue abierto, el gobierno puede entregar más documentos encontrados por una revisión del caso ordenada por el fiscal general William Barr. De hecho, según la abogada principal de Flynn, Sidney Powell, más documentos están por venir.

“He oído que hay más por venir, más evidencia de Brady por venir”, dijo a The Epoch Times. La evidencia de Brady se refiere a la evidencia exculpatoria en posesión del gobierno que los fiscales están obligados a proporcionar a la defensa.

Flynn, exjefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa bajo la administración de Obama y exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, se declaró culpable en diciembre de 2017 de haber mentido al FBI en una entrevista casi un año antes.

En enero, pidió que se retirara su declaración. En mayo, el Departamento de Justicia (DOJ) pidió que se desestimara el caso después de que la revisión, dirigida por el fiscal de EE.UU. Jeffrey Jensen, puso al descubierto documentos que sugerían que el FBI había interrogado a Flynn para obtener declaraciones falsas de él, lo cual no es un propósito de investigación adecuado.

Desde que Powell se hizo cargo del caso del general retirado del ejército de tres estrellas hace un año, ha argumentado que el FBI y el Departamento de Justicia han estado reteniendo pruebas exculpatorias.

La medida del Departamento de Justicia de abandonar el caso normalmente significaría el fin de la obligación de proporcionar más documentos, pero el juez de distrito Emmet Sullivan, que preside el caso, dio el inusual paso de retrasar la aprobación de la moción de desestimación e incluso nombró a un amicus curiae (amigo de la corte) para que argumentara en contra de la desestimación.

Apoyado por el DOJ, Flynn pidió a la corte de apelaciones del Distrito de Columbia una intervención extraordinaria (writ of mandamus), argumentando que Sullivan no tiene autoridad para retrasar o cuestionar la moción del DOJ en estas circunstancias.

Un panel de tres jueces de la corte de apelaciones ordenó a Sullivan aceptar la desestimación el 24 de junio, pero Sullivan aún no ha cumplido. Las decisiones del tribunal de apelaciones tardan tres semanas en entrar en vigor, dando a Sullivan tiempo para pedir a todo el tribunal (12 jueces) que revisen la decisión. La mayoría de los jueces tendría que estar de acuerdo.

Mientras tanto, no obstante, parece que la revisión de Jensen continúa y mientras el caso esté abierto, Flynn todavía obtendría las pruebas.

“Quiero decir, cuanto más tiempo el juez Sullivan tarde en desestimar el caso, más cosas me deben”, dijo Powell, durante una entrevista con Jan Jekielek de The Epoch Times. “Todavía hay una larga lista de cosas que sé que están ahí”.

Parte de las divulgaciones que el Departamento de Justicia ha proporcionado hasta ahora han sido en forma de resúmenes de documentos, pero no los documentos en sí.

Uno de estos documentos es “un memorándum del 30 de enero dentro del Departamento de Justicia exonerando completamente al General Flynn de todo lo relacionado con Rusia”, dijo Powell.

Flynn fue originalmente el objetivo del FBI en agosto de 2016 por sus supuestos vínculos con Rusia. Después de cuatro meses, el FBI procedió a cerrar el caso, diciendo que no encontró información derogatoria sobre Flynn.

El entonces jefe de las operaciones de contrainteligencia del FBI, Peter Strzok, intervino en enero de 2017 para mantener el caso abierto a instancias de la dirección del FBI, según muestran los mensajes de texto contemporáneos.

Sus notas de aquel entonces indican que el presidente Barack Obama dijo al FBI que “las personas adecuadas” debían estar en el caso Flynn, mientras que el vicepresidente Joe Biden sacó a relucir la idea de una violación de la Ley Logan.

La Ley Logan es una oscura ley del siglo 18 que prohíbe a los ciudadanos privados llevar a cabo la diplomacia con naciones extranjeras sin la aprobación de la Casa Blanca. Nadie ha sido procesado con éxito bajo el estatuto y su constitucionalidad ha sido cuestionada, dado el énfasis en los derechos de la Primera Enmienda en las últimas décadas.

De acuerdo con la moción de desestimación del Departamento de Justicia, el FBI mantuvo el caso abierto utilizando la justificación de que Flynn violó la Ley Logan en sus llamadas con el entonces embajador de Rusia en EE.UU., Sergey Kislyak.

Flynn pidió al embajador en diciembre de 2016 que Rusia solamente respondiera recíprocamente a la expulsión por parte de Obama de 35 diplomáticos rusos a menos de un mes de dejar el cargo.

Después de que Strzok y el agente especial supervisor Joe Pientka entrevistaran a Flynn el 24 de enero de 2017, Strzok dijo en un informe de la entrevista que Flynn negó haber hecho tal petición a Kislyak.

Powell ha dicho que Flynn no mintió y como mucho no lo recordaba.

Sigue a Petr en Twitter: @petrsvab


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Bajo investigación judicial, lo que calla la prensa sobre Hillary Clinton

TE RECOMENDAMOS