Administración Biden anuncia su apoyo a proveedores de abortos en Texas en medio de batalla legal

Por Zachary Stieber
18 de Septiembre de 2021
Actualizado: 18 de Septiembre de 2021

La administración del presidente Joe Biden se comprometió el viernes a apoyar a los proveedores de servicios de aborto y a los pacientes en Texas, luego que perdieran en una primera etapa en un caso legal contra la nueva ley antiaborto del estado.

El secretario de Salud de Biden, Xavier Becerra, dijo que su departamento estaba proporcionando fondos a Every Body Texas, una organización sin ánimo de lucro que dice apoyar los abortos mediante la administración de fondos del Título X.

La financiación es para ayudar a la organización a “responder al aumento previsto de las necesidades de los clientes en materia de anticoncepción de emergencia y servicios de planificación familiar”, dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

La agencia también planea conceder hasta 10 millones de dólares en subvenciones a otras organizaciones elegibles bajo el Título X, incluso en otros estados, que puedan demostrar “una necesidad resultante de una afluencia de clientes” como resultado de la nueva ley, el proyecto de ley 8 del Senado de Texas.

Nuevo México —entre otros estados— ha dicho que ya ha detectado más mujeres de lo normal que solicitan abortos después de que la ley entrara en vigor el 1 de septiembre.

Las otras partes hacen hincapié en la ley existente que es aplicable en la materia.

El HHS hizo hincapié en que hará cumplir las Enmiendas Church, que protegen a los trabajadores sanitarios que realizaron o asistieron a abortos. Si los trabajadores sanitarios creen que han sido discriminados por trabajar realizando abortos, pueden presentar una denuncia ante el HHS.

La nueva ley permite interponer demandas civiles contra los médicos u otras personas que presuntamente realicen o ayuden a realizar abortos ilegales.

Además, los Centros de Medicare y Medicaid, una oficina del HHS, emitieron un memorando en el que se indica a los proveedores de abortos que la Ley de Tratamiento Médico de Emergencia y Trabajo de Parto establece que los médicos deben proporcionar “tratamiento médico estabilizador” a las mujeres embarazadas que acudan a la sala de urgencias de un hospital y soliciten un tratamiento específico.

Si se identifica una condición médica de emergencia, entonces eso “prevalece sobre cualquier ley o mandato estatal directamente conflictivo que pudiera prohibir o impedir dicho tratamiento”, decía el memorando.

“Todos los estadounidenses merecen tener acceso a la atención médica, independientemente de dónde vivan —incluido el acceso a abortos seguros y legales”, dijo Becerra en un comunicado.

“En respuesta a la directiva del presidente Biden, el HHS está tomando medidas para apoyar y proteger tanto a los pacientes como a los proveedores de este peligroso ataque a la atención médica de los texanos. Hoy estamos dejando claro que los médicos y los hospitales tienen la obligación, según la ley federal, de tomar decisiones médicas sobre cuándo es apropiado tratar a sus pacientes. Y estamos diciendo a los médicos y a otras personas involucradas en la prestación de servicios de aborto, que cuentan con nuestro apoyo”, añadió.

Every Body Texas agradeció a la Administración Biden en un posteo en las redes sociales, escribiendo que a la luz de la nueva ley, “el acceso gratuito y de bajo costo a [la anticoncepción de emergencia] es más importante que nunca”.

La Administración de Biden y los proveedores de abortos de Texas han intentado anular la ley provida, pero hasta ahora han fracasado en los tribunales. La Corte Suprema rechazó un intento de los proveedores de bloquear la ley hasta que el asunto se resolviera por completo, y un tribunal inferior mantuvo esta semana la ley en vigor hasta al menos el 1 de octubre, cuando el juez escuchará los argumentos a favor y en contra de la medida.

La oficina del gobernador de Texas, Greg Abbott, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Susan B. Anthony List, un grupo nacional provida, denunció el anuncio de la Administración Biden.

“No hay nada que la Administración Biden no vaya a hacer en su impulso para apoyar la industria del aborto e imponer el aborto a demanda hasta el nacimiento en todo el país, a un público que rechaza rotundamente su agenda”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo, en un comunicado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS