Capacidad de China para bloquear puertos de Taiwán plantea un “grave desafío”: Ministro de Defensa

Por Andrew Thornebrooke
09 de Noviembre de 2021 10:54 PM Actualizado: 09 de Noviembre de 2021 10:54 PM

La capacidad de China para bloquear los puertos y aeropuertos clave de Taiwán presenta una “grave” amenaza para la isla autónoma, según un nuevo informe publicado por el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán.

El informe describe cómo el ejército del régimen chino, el Ejército Popular de Liberación (EPL), podría evitar que Estados Unidos y sus aliados ayuden a Taiwán durante una invasión.

“El EPL espera lograr en general una modernización militar y de defensa en 2035, y obtener superioridad en posibles operaciones contra Taiwán y capacidades viables para negar fuerzas extranjeras, lo que representa un grave desafío para nuestra seguridad nacional”, dijo el informe.

“En la actualidad, el EPL es capaz de realizar [un] bloqueo conjunto local contra nuestros puertos, aeropuertos y rutas de vuelo de salida críticos, para cortar nuestras líneas de comunicación aéreas y marítimas e impactar el flujo de nuestros suministros militares y recursos logísticos”.

Bloqueo obstaculizaría la asistencia de EE. UU. a Taiwán

La capacidad de bloquear eficazmente a Taiwán pondría a la isla autónoma en una desventaja significativa durante cualquier conflicto potencial, ya que Taiwán depende de la ayuda de sus socios mucho más grandes, como Estados Unidos, para acudir en su ayuda, según el informe.

El liderazgo militar chino comprende esto y está modernizando cada vez más sus fuerzas armadas con el objetivo clave de poder expulsar a Estados Unidos del Indo-Pacífico. Está ampliando enormemente su armada, que es la más grande del mundo. Y los líderes militares en Beijing han debatido la viabilidad de invadir islas menores controladas por Taiwán, según un alto funcionario de seguridad taiwanés.

Mientras tanto, los resultados del juego de guerra sugieren que Estados Unidos tendría dificultades para contrarrestar una invasión china de las islas menores de Taiwán sin arriesgarse a una guerra total. Los miembros del Congreso de los Estados Unidos también han expresado su temor de que Estados Unidos pierda una guerra de ese tipo si tuviera lugar en el corto plazo.

Además, imágenes de satélite recientes revelaron que el EPL construyó maquetas detalladas de un portaaviones estadounidense y otros buques navales, probablemente como objetivos para pruebas de misiles. El Instituto Naval de Estados Unidos dijo que el episodio demostró el enfoque continuo de China en el desarrollo de capacidades anti-estadounidenses y anti-navales.

En una sesión informativa relacionada en el Pentágono el 8 de noviembre, el secretario de prensa del Departamento de Defensa, John Kirby, afirmó que China estaba maniobrando para negar el acceso de Estados Unidos a la región.

“Claramente, han invertido mucho en capacidades particularmente aéreas y marítimas que están diseñadas en gran parte para tratar de evitar que Estados Unidos tenga acceso a ciertas áreas en el Indo-Pacífico”, dijo Kirby.

“En lo que nos enfocamos es en ese desafío de ritmo y asegurarnos de mantener las capacidades correctas y los conceptos operativos correctos para cumplir con nuestros compromisos de seguridad en esa parte del mundo”.

El representante Mike Gallagher (R-Wis.) emitió un comunicado en el que dijo que la búsqueda de tecnologías militares por parte de China para sacar a Estados Unidos de la región solo podría contrarrestarse eficazmente si Estados Unidos mejorara sus propias fuerzas en los próximos años.

“El EPL continúa demostrando abiertamente sus intenciones de hundir la flota estadounidense en el Pacífico Occidental y está acelerando el desarrollo de esas capacidades”, dijo Gallagher en el comunicado del 9 de noviembre.

“No podemos esperar a que los sistemas estén en línea en 2035 o 2045, necesitamos una Fuerza de Batalla lista para librar una guerra convencional con China para 2025”.

El informe del Ministerio de Defensa de Taiwán mantuvo una postura similar a la de Kirby y Gallagher. Dijo que, para contrarrestar los intentos de China de “apoderarse de Taiwán rápidamente mientras niega las intervenciones extranjeras”, Taiwán necesitaría profundizar sus esfuerzos para desarrollar capacidades de “guerra asimétrica” ​​en un esfuerzo por hacer que cualquier ataque sea lo más doloroso y difícil posible para Chinae.

Taiwán busca nuevas capacidades asimétricas

Tal esfuerzo requeriría que Taiwán demuestre la capacidad de atacar las vulnerabilidades del EPL para superar las ventajas de China, según el informe.

Con ese fin, el informe identificó la fase de tránsito marítimo del despliegue, cuando las fuerzas chinas estaban maniobrando para invadir pero aún no habían cruzado el Estrecho de Taiwán, como un momento crítico para contrarrestar un ataque desde el continente.

Tal contraataque incluiría ataques de precisión con misiles de largo alcance sobre objetivos en China continental, el despliegue de campos de minas costeros, y la activación de cuarteles en islas periféricas.

Además, requeriría que Taiwán coaccione efectivamente a las fuerzas chinas para que se agrupen en puertos y aeródromos para presentar mejores objetivos.

“No deberíamos limitarnos a esperar a que los grupos de desembarco del enemigo naveguen a través del Estrecho”, decía el informe, “sino que también deberíamos utilizar medidas para obligar al enemigo a reunir fuerzas en aeródromos o puertos más alejados de las zonas opuestas a Taiwán”.

Para lograr esto, el informe dijo que era necesario un mayor intercambio y cooperación con los socios, al igual que una mayor producción de armas desarrolladas en el país y compras de equipo militar de Estados Unidos, el principal proveedor de armas de la isla y patrocinador diplomático.

Dicho equipo incluiría tanques, misiles de defensa aérea, aviones de combate, sistemas de cohetes, obuses y otros artículos.

“Después de adquirir estos nuevos activos, la efectividad de nuestras operaciones conjuntas de contraaire, control de mar y anti-aterrizaje mejorará enormemente”, dice el informe.

Ventas como las mencionadas en el informe están autorizadas en los Estados Unidos en virtud de la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979, que dice que el gobierno garantizará la capacidad continua de Taiwán para defenderse.

Con ese fin, los republicanos en ambas cámaras del Congreso presentaron proyectos de ley en noviembre para destinar miles de millones de dólares en fondos a Taiwán, para ayudarlo a desarrollar y mantener capacidades de lucha asimétricas.

Una triste realidad

El informe llega en un punto bajo en las relaciones trilaterales entre China, Taiwán y Estados Unidos sobre el continuo autogobierno de Taiwán. El ministro de Defensa de Taiwán advirtió el mes pasado que China tendría la “capacidad total” para invadir la isla para 2025.

China continúa llevando a cabo una campaña de intimidación militar contra Taiwán, enviando regularmente aviones militares a la Zona de Identificación de Defensa Aérea de la isla, incluido un incidente notable en el que ingresaron 149 aviones de combate en el transcurso de cuatro días en octubre.

El informe dijo que 554 de estas “intrusiones” tuvieron lugar entre septiembre de 2020 y agosto de 2021. Se cree que la táctica tiene como objetivo fatigar al ejército y al pueblo taiwanés, así como a proporcionar a China información sobre los protocolos de respuesta a incidentes de Taiwán.

En total, el informe decía que la continua campaña de acoso socavaba la capacidad de Taiwán para preservar el status quo en la región y era psicológicamente degradante.

“El comportamiento intimidatorio [de China] no solo consume nuestro poder de combate y sacude nuestra fe y moral, sino que también intenta alterar o desafiar el status quo en el Estrecho de Taiwán para finalmente lograr su objetivo de ‘tomar Taiwán sin luchar’”, el dijo el informe.

Por lo tanto, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha dado prioridad al refuerzo de las capacidades militares de Taiwán. Su gobierno anunció un aumento de USD 8700 millones para un nuevo desarrollo militar en septiembre, y se ha comprometido a defender la “forma de vida democrática” de la isla.

Sin embargo, el régimen comunista de China considera que Taiwán es parte de su territorio.

El líder chino Xi Jinping dijo que la isla se unirá al continente durante un discurso en octubre. La unificación pacífica sería lo mejor para los intereses de la nación china, dijo, pero se abstuvo de descartar el uso de la fuerza.

Poco después, el Partido Comunista de China anunció que exigiría a los partidarios de la independencia de Taiwán, dondequiera que se encuentren en el mundo, ser responsables penalmente de por vida.

El mes pasado, el presidente Joe Biden dijo que Estados Unidos tenía un “compromiso” para defender a Taiwán, una desviación de una política de larga data hacia la isla conocida como “ambigüedad estratégica”, pero su administración luego se retractó de los comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.