China enumera a Biden cuatro “líneas rojas” y exige que EE. UU. elimine aranceles y sanciones

Por Nicole Hao
22 de Febrero de 2021
Actualizado: 22 de Febrero de 2021

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, instó a Estados Unidos a cumplir con cuatro requisitos del régimen de Xi Jinping en el Foro Lanting, una videoconferencia organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de China el 22 de febrero.

Las solicitudes incluyen: poner fin al apoyo a Taiwán, Hong Kong, Xinjiang y Tíbet; reanudar el diálogo entre Estados Unidos y China; poner fin a los aranceles sobre los productos chinos y las sanciones a las empresas chinas; y eliminar todas las restricciones a las agencias de noticias y entidades culturales de China como los Institutos Confucio.

Luego de que el presidente Joe Biden anunciara que ganó las elecciones presidenciales, el líder chino Xi Jinping y sus diplomáticos de alto rango instaron a Estados Unidos a cambiar su política hacia China y criticaron a Estados Unidos por ser unilateral y tener prejuicios contra China.

“Decir que somos unilaterales es completamente falso”, dijo Miles Yu, exasesor principal de política en China del exsecretario de Estado Mike Pompeo. En una entrevista con el programa “American Thought Leaders” de The Epoch Times. “El desafío de China fue el desafío global, nuestro desafío global número uno (…) Nosotros [hicimos un gran esfuerzo] para formar esa coalición multilateral (…) para forjar una alianza multilateral para enfrentar el desafío de China”.

Las cuatro “líneas rojas” de China

Wang afirmó en la conferencia que el régimen totalitario comunista de partido único es un sistema democrático y que Estados Unidos malinterpretó a China en los últimos años.

Wang luego enumeró cuatro sugerencias para el nuevo gobierno de Estados Unidos como condiciones previas para “relaciones saludables entre China y Estados Unidos”.

“Detener el comportamiento incorrecto y los discursos que aprueban o incluso apoyan a los separatistas independentistas de Taiwán”, anunció Wang en la primera solicitud. “Dejen de entrometerse en los problemas internos de China relacionados con Hong Kong, Xinjiang y el Tíbet”.

Taiwán es una región con un gobierno electo, un sistema legislativo y un sistema judicial, así como su propio ejército, moneda y más. Pero Beijing la ve como una provincia separatista y regularmente interfiere con los esfuerzos de Taiwán para unirse a la comunidad internacional.

El régimen chino fue condenado internacionalmente por romper su promesa de mantener la política de “un país, dos sistemas” de Hong Kong hasta 2047 al lanzar una ley de seguridad nacional el 30 de junio de 2020. En Xinjiang, el régimen chino continúa deteniendo a millones de musulmanes uigures en campos de concentración, mientras que en el Tíbet, el régimen torturó a la gente por su fe y destruyó su herencia cultural.

La policía patrulla una aldea en la prefectura de Hotan, en la región china de Xinjiang, el 17 de febrero de 2018. (Ben Dooley/AFP a través de Getty Images)

La segunda solicitud de Wang es reanudar el diálogo entre Estados Unidos y China.

El tercero es poner fin a los aranceles adicionales sobre los productos chinos, levantar las sanciones a las empresas e institutos chinos, y apoyar el desarrollo tecnológico de China.

En las últimas décadas, se alegó que el régimen chino robaba tecnologías avanzadas de Estados Unidos. Un gran número de espías chinos han sido detenidos e incluso condenados en Estados Unidos después de robar muestras, diseños, y documentos clasificados de laboratorios, fábricas y militares. Se descubrió que algunos productos chinos, como los sistemas de telecomunicaciones de Huawei, tienen lagunas que los piratas informáticos chinos pueden utilizar fácilmente para atacar a usuarios extranjeros.

La cuarta solicitud de Wang es eliminar todas las restricciones a las entidades educativas, culturales, de noticias y de asuntos exteriores de China.

Estas entidades son diferentes de sus contrapartes en el mundo libre. Son parte del sistema de propaganda del PCCh o del Departamento de Trabajo del Frente Unido que cumple las órdenes del régimen. Ellos deben registrarse como agentes extranjeros en virtud de la Ley de registro de agentes extranjeros de EE. UU.

Los invitados, incluido el exsecretario del Tesoro de EE. UU. Henry Paulson (arriba centro), el exprimer ministro australiano Kevin Rudd (arriba derecha), el embajador chino en los EE. UU. Cui Tiankai (abajo derecha) en una pantalla a través de un enlace de video en vivo en el Foro de Lanting en Relaciones entre China y Estados Unidos en Beijing el 22 de febrero de 2021. (Greg Baker/AFP a través de Getty Images)

Respuesta de la Casa Blanca

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, respondió al discurso de Wang en una rueda de prensa el 22 de febrero: “Cuando el presidente tuvo una conversación con el presidente Xi, creemos que la relación con China es de fuerte competencia”.

Psaki reiteró que las autoridades de Biden se coordinarán “con nuestros socios y aliados en todo el mundo, europeos, otros socios en la región, también con demócratas y republicanos en el Congreso” para tratar las relaciones entre Estados Unidos y China.

Ella dijo que no tenía ninguna actualización relacionada con las tarifas.

El 7 de febrero, Biden dijo en CBS: “Va a haber una competencia extrema [entre Estados Unidos y China]. Y no voy a hacerlo de la manera que él [Xi Jinping] sabe y eso es porque él también está enviando señales”.

Sobre el tema de Xinjiang, Biden cree que el régimen chino ha cometido “genocidio” y “crímenes de lesa humanidad” contra los musulmanes uigures, una designación que fue anunciada por la administración Trump un día antes de la inauguración presidencial, según la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Emily Horne.

Hasta ahora, no ha habido información clara sobre la política de Biden en Taiwán, el Mar de China Meridional y las sanciones a las empresas chinas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS