Comisión de EE. UU. insta a China a liberar al periodista ciudadano que informó sobre COVID

Por Dorothy Li
17 de Febrero de 2023 5:41 PM Actualizado: 17 de Febrero de 2023 5:41 PM

Un periodista ciudadano chino que narró escenas desesperadas desde Wuhan al comienzo de la pandemia de COVID-19 lleva ya más de tres años detenido.

El 9 de febrero, el Congreso de Estados Unidos y la Comisión Ejecutiva sobre China del Congreso pidieron al régimen chino la liberación inmediata del periodista, llamado Fang Bin.

“#FangBin, periodista ciudadano y practicante de #FalunGong, fue detenido hoy hace 3 años por informar sobre el brote de #COVID19. Los escaños piden su liberación inmediata y la de todos los detenidos por informar sobre el brote de COVID-19 en China”, dijo el panel en Twitter.

El régimen comunista suprimió agresivamente la información relacionada con COVID y minimizó la gravedad de los brotes desde que surgió la primera infección en la ciudad central china de Wuhan a fines de 2019.

Muchos ciudadanos chinos que intentaron revelar la verdadera situación de los brotes —desde médicos, periodistas ciudadanos, académicos hasta empresarios— han sido blanco del régimen y han terminado encerrados en las cárceles.

Fang Bin, un vendedor de ropa tradicional de Wuhan, empezó a filmar sus viajes a los hospitales de la ciudad confinada y a postear sus vídeos en Internet a fines de enero de 2020. Las escenas mostraban largas colas fuera de los hospitales y pacientes aferrándose a la vida con familiares angustiados.

En un vídeo ampliamente difundido, Fang cuenta ocho bolsas para cadáveres en una furgoneta aparcada frente a un hospital. “Tantos muertos”, dice con un suspiro. “Son demasiados”. A continuación, Fang entra en una habitación del hospital, donde se ve a los médicos trabajando alrededor de un paciente que aparentemente acababa de morir.

“¿Quién es?”, pregunta Fang a un hombre.

“Mi padre”, grita el hombre.

“Se fue”, dice Fang, después de hablar con los médicos.

Esa noche, media docena de hombres enmascarados y con trajes para materiales peligrosos llamaron a su puerta para tomarle la temperatura. Fang, que grabó el incidente, dijo que su temperatura era normal y les pidió que volvieran con una orden de inspección. Los hombres entraron por la fuerza en su casa, confiscaron sus dispositivos electrónicos y lo llevaron a comisaría. Allí, la policía le interrogó sobre sus vídeos, según contó Fang más tarde.

Menos de dos semanas después, Fang desapareció. Sus amigos dijeron a The Epoch Times que Fang había sido detenido.

fang bin protesta de hong kong
Una activista prodemocracia (C) de HK Alliance sostiene una pancarta del periodista desaparecido, el ciudadano chino Fang Bin, mientras protesta frente a la oficina de enlace chino en Hong Kong el 19 de febrero de 2020. (Isaac Lawrence/AFP vía Getty Images)

Desde entonces, no ha habido información sobre su estado.

Esto ha suscitado preocupación, sobre todo teniendo en cuenta que Fang es practicante de Falun Gong, que ha sido objeto de una brutal campaña de persecución por parte del régimen comunista. Durante las dos últimas décadas, millones de creyentes de esta antigua práctica —que hace hincapié en la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia— han sido internados en diversos centros de detención, donde se les ha lavado el cerebro, torturado o incluso asesinado por sus órganos.

El paradero actual de Fang es incierto. En noviembre de 2021, un funcionario local dijo a The Epoch Times que Fang había estado detenido en el Centro de Detención Jiang’an de Wuhan. Pero en enero, un empleado del centro de detención que contestó al teléfono dijo que no había nadie con ese nombre detenido en la institución.

Ciudadanos periodistas detenidos

Fang no es el único ciudadano chino que permanece en centros de detención después de haber ofrecido al mundo exterior una visión de primera mano de la situación inicial de COVID-19 en el país.

Zhang Zhan, exabogada reconvertida en periodista, cumple una condena de cuatro años de cárcel. A principios de 2020, Zhang viajó a Wuhan desde Shanghai y grabó la vida de los ciudadanos en el epicentro de la pandemia durante un primer cierre. Zhang detalló sus visitas y entrevistas en hospitales, centros de cuarentena y el Instituto de Virología de Wuhan en docenas de vídeos subidos a YouTube. Los temblorosos vídeos grabados con teléfonos móviles ponían en tela de juicio la versión de las autoridades.

Xu Na, en una foto sin fecha tomada en China. (The Epoch Times)

Más tarde, ella fue condenada a cuatro años de prisión por los cargos de “provocar disputas y crear problemas”, los que suelen utilizarse para procesar a disidentes y denunciantes.

El caso más reciente fue el de Xu Na, pintor de bodegones y practicante de Falun Gong, que había fotografiado los efectos de la pandemia durante sus primeras fases y compartido esas imágenes con la edición en chino de The Epoch Times. Xu fue condenado a ocho años de prisión el pasado mes de enero.

Con la contribución de Eva Fu y Cathy He.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.