EE.UU. convoca a embajador chino por afirmaciones de que brote de coronavirus de Wuhan vino de EE.UU.

Por Eva Fu
14 de Marzo de 2020
Actualizado: 14 de Marzo de 2020

El Departamento de Estado de los Estados Unidos convocó al embajador de China en los Estados Unidos el 13 de marzo luego de que un alto funcionario de Beijing sugiriera que el ejército de los Estados Unidos podría ser responsable de introducir el coronavirus mortal a Wuhan, la zona cero de la pandemia .

La reunión se produjo luego de que Zhao Lijian, un subdirector del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, en una serie de publicaciones en Twitter, una plataforma inaccesible en China, acusara a Estados Unidos de no ser transparente sobre lo que sabe sobre la enfermedad, a la vez que impulsaba una teoría de conspiración infundada de que el brote se originó en los Estados Unidos.

“¿Cuándo comenzó el paciente cero en EE.UU.? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿Cómo se llaman los hospitales?”, escribió Zhao en chino e inglés.

Continuó sugiriendo que “podría ser el ejército de EE.UU. quien llevara la epidemia a Wuhan”.

“¡Sean transparentes! ¡Hagan públicos sus datos! Estados Unidos nos debe una explicación”, agregó.

El subsecretario de Estado de la Oficina de Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, David Stillwell, convocó al embajador de China Cui Tiankai para que ofrezca una “representación severa”, informó Reuters citando a un funcionario del departamento de Estado no identificado. El funcionario señaló que Cui estaba “muy a la defensiva” y que China estaba tratando de evadir las críticas sobre su papel en “iniciar una pandemia global y no decirle al mundo”.

“Difundir teorías de conspiración es peligroso y ridículo. Queríamos avisar al gobierno que no lo toleraremos por el bien del pueblo chino y del mundo”, dijo el funcionario a Reuters.

“La parte estadounidense señaló cómo la historia de Beijing sobre lo que se ha convertido en una pandemia global se alejó [de la historia] del mercado de Wuhan Huanan desde mediados de enero, lo que indica que Beijing está tratando de evitar la responsabilidad del brote”, dijo un funcionario del departamento de estado a The Epoch Times. en un correo electrónico el sábado, refiriéndose al mercado de mariscos y animales en el epicentro del coronavirus, Wuhan, que los funcionarios chinos inicialmente citaron como la fuente potencial del brote devastador.

“Estados Unidos no está interesado en asignar la culpa, pero le pide al gobierno chino que ofrezca acceso y transparencia completos para evitar más pérdidas de vidas dentro y fuera de la RPC [República Popular de China]”, agregó el funcionario del departamento de estado.

Aunque el virus surgió por primera vez en la ciudad china central de Wuhan a principios de diciembre, Zhao y varios otros funcionarios chinos han estado impulsando la teoría de que el origen del virus no está claro y podría haber venido de los Estados Unidos.

Cuando se le preguntó sobre el tweet de Zhao en una conferencia de prensa del 13 de marzo, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, insistió en que habían “opiniones diferentes” sobre el tema y que “es una cuestión de ciencia”.

Mientras tanto, los medios estatales chinos también han estado acusando a Estados Unidos de difamar a China al mismo tiempo que elogian la capacidad de Beijing para manejar el brote.

Un hombre chino usa una máscara protectora mientras camina junto a una pancarta de propaganda relacionada con el brote de coronavirus en un edificio residencial en Beijing, China, el 21 de febrero de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

Por ejemplo, un artículo del 5 de marzo del medio estatal China Daily describió la respuesta al brote del régimen como “una historia de orgullo”.

En un editorial de Global Times, un agresivo medio de comunicación estatal, titulado “Detestable culpar a China por el fracaso del control del virus”, el medio afirmó que “hasta ahora, incluso el mundo científico no tiene una conclusión de dónde vino el virus”.

“Ha habido una campaña repetida e implacable contra los Estados Unidos y ha sido maliciosa, irresponsable, falsa, por supuesto, y peligrosa”, dijo Gordon Chang, experto en China y autor de “El colapso venidero de China”, dijo a The Epoch Times en una reciente entrevista.

“Toda esta noción de que China es beneficiosa por ayudar al mundo, es errónea y de hecho peligrosa”.

Chang también cree que en los próximos días saldrá más propaganda de la misma línea.

“Beijing los perseguirá implacablemente porque considera que esto es esencial para su supervivencia”, dijo Chang. “Estados Unidos tiene un aliado que es el pueblo chino y nunca debemos olvidar que nuestro enemigo es el régimen”.

En una audiencia en el Senado del 5 de marzo , Lea Gabrielle, quien dirige el Centro de Compromiso Global en el Departamento de Estado, advirtió que Rusia y China han estado aprovechando la crisis de salud para acelerar las campañas de desinformación.

En algunos de los comentarios más fuertes contra el régimen chino, el asesor de seguridad nacional de EE.UU. Robert O’Brien, dijo que su supresión inicial de información sobre el brote, como silenciar a los denunciantes, puede haber “costado a la comunidad mundial dos meses para responder”.

“La forma en que esto comenzó en China, la forma en que se manejó desde el principio, no era correcta. Debió haberse manejado de manera diferente”, dijo O’Brien.

Descubra

Datos filtrados de China revelan que los infectados son 52 veces más que la cifra oficial

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS