Régimen chino silencia a críticos que exponen la verdad sobre el brote de coronavirus

Por Eva Fu
28 de Febrero de 2020
Actualizado: 28 de Febrero de 2020

Un expresentador de televisión convertido en periodista urbano fue arrestado en la ciudad central china de Wuhan el 26 de febrero, el último blanco de la campaña del régimen chino contra la libertad de expresión en medio del brote del nuevo coronavirus.

Li Zehua, de 25 años, trabajaba en la emisora estatal china CCTV. Tomó un tren a Wuhan hace unas dos semanas, diciendo que tiene que usar sus propios “ojos y oídos” para tener una imagen completa del brote.

En los días siguientes, visitó lugares como la comunidad de Baibuting, donde un banquete al que asistieron más de 40,000 familias provocó infecciones en toda la comunidad; una funeraria; y una estación de tren local donde habló con un trabajador migrante abandonado.

El 26 de febrero por la noche, horas después de que visitara la zona alrededor de un laboratorio de virología de propiedad estatal, varios agentes de policía se presentaron en su hotel.

Li empezó a transmitir en directo después de que la policía llamara a su puerta. En el video, parecía frustrado, diciendo que no había hecho nada malo. También dijo que era un momento “muy surrealista”.

“Antes, cuando encendía la cámara para hablar, siempre era para otras personas. Hoy, finalmente estoy hablando por mí mismo”, dijo. “Aunque este puede ser mi último mensaje”.

Finalmente, dejó entrar a la policía.

“Siento que es poco probable que no me lleven y me pongan en cuarentena. Pero quiero dejar esto en claro: no me avergüenzo de enfrentarme a mí mismo, ni a mis padres (…) mi concentración en los medios [en la universidad], y a este país”, dijo poco antes de que la policía cortara la señal de transmisión en vivo.

Li es el tercer periodista urbano que ha sido arrestado por reportar información no filtrada de Wuhan.

El 10 de febrero, dos días antes de que Li se instalara en Wuhan, la policía irrumpió en la casa del residente local Fang Bin, quien publicó un video viral que mostraba ocho cadáveres dentro de una camioneta que estaba estacionada cerca de un hospital importante.

Chen Qiushi, un video blogger que viajó de Beijing a Wuhan a finales de enero, desapareció de la vista del público esa misma semana.

Policías, con máscaras protectoras, patrullan los alrededores de la estación de tren de Beijing el 30 de enero de 2020. (Noel Celis/AFP a través de Getty Images)

Censurando la libertad de expresión online

Patrick Poon, un investigador de China del grupo de derechos humanos de Amnistía Internacional, dijo que el arresto de Li era “extremadamente preocupante”.

“Muestra la tolerancia cero del gobierno hacia la gente que expone la verdad, ni siquiera [hacia] los ciudadanos comunes y las personas que [han] trabajado para el gobierno”, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico.

Los videos que Li publicó “tocaron los nervios del gobierno chino, ya que es obvio que lo que el gobierno chino quiere es encubrir pero no exponer la situación real sobre el terreno”, dijo.

Un documento interno del gobierno recientemente obtenido por The Epoch Times muestra que solo la provincia de Hubei ha desplegado más de 1600 trolls de Internet para regular el discurso en Internet relacionado con el brote, así como para eliminar los comentarios negativos.

Un hombre de apellido Tu en la provincia de Guangdong fue detenido recientemente durante 15 días por hacer “comentarios despectivos” sobre el principal experto en control de brotes de China, Zhong Nanshan, y el régimen chino. Los fiscales de la ciudad de Zhongshan, donde vive Tu, consideraron que los comentarios eran una violación de la ley. Más tarde, Tu publicó una disculpa pública escrita a mano y marcó su huella dactilar en el documento.

El jurista y activista de derechos civiles Xu Zhiyong fue arrestado en Guangdong a mediados de febrero, días después de que escribiera una mordaz carta pública en la que instaba al líder chino Xi Jinping a dimitir por su “incapacidad para manejar las crisis”, incluyendo el brote de coronavirus.

Huang Yang, un activista franco de la ciudad de Chongqing, fue convocado por la policía cuatro veces en las últimas tres semanas por difundir información crítica del régimen en WeChat, una plataforma popular de redes sociales chinas.

En una captura de pantalla que proporcionó a The Epoch Times, mostrando una conversación del 14 de febrero en WeChat que lo involucraba, Huang hizo una referencia al médico denunciante Li Wenliang, uno de los ocho profesionales médicos que recibieron una advertencia de la policía por dar la alarma sobre el peligroso virus. Li murió más tarde después de contraer el nuevo coronavirus de un paciente que trató.

Huang dijo que su trágica muerte demuestra que la propaganda de las autoridades de que la supervivencia es más importante que los derechos humanos es una mentira.

“La libertad de expresión de los ciudadanos es en todos los sentidos inherente a sus derechos de supervivencia”, escribió en el mensaje. Huang fue interrogado por la policía al día siguiente.

No hay marcha atrás

Hu Jia, un activista con residencia en Beijing y un prominente crítico del Partido Comunista Chino (PCCh), dijo que ha estado bajo arresto domiciliario desde el 15 de enero por su defensa relacionada con el brote y [su defensa a] los abogados de derechos humanos que fueron detenidos durante la represión de fin de año en China en 2019.

La policía visitó a sus padres enfermos de 80 años varias veces en las últimas semanas, para ejercer presión sobre Hu. En un encuentro, los oficiales le dijeron claramente a Hu que se callara o que viera a su familia “arruinada”.

Hu vio el video de Li después de enterarse de su arresto, y quedó impresionado por el valor del millennial para confrontar al régimen.

“Él [Li] quería desenterrar la verdad en la primera línea de la vida y la muerte (…) para registrar la historia en marcha”, dijo Hu a The Epoch Times.

El PCCh está “usando a la policía, al sistema de seguridad y a las prisiones para librar una guerra asimétrica para suprimir los derechos políticos de los ciudadanos”, dijo. “Encadenan a cualquiera que intente decir la verdad (…) y lo lanzan a la cárcel —esta es su táctica típica”.

En el video de Li, momentos antes de dejar entrar a la policía en su hotel, habló con la cámara y se comparó con el personaje principal de The Truman Show, una película de ciencia ficción americana de 1998. El protagonista, Truman, vive toda su vida en un programa de televisión de realidad simulada hasta que decidió hacer una escapatoria.

“Creo que todos son como Truman (…) cuando descubres esa puerta [de salida] y la pasas, nunca das marcha atrás”, dijo.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast

*****

Video relacionado:

“¡Despierten todos los ciudadanos de China!”

TE RECOMENDAMOS