EE.UU. pide al régimen chino que ponga fin a la persecución a Falun Dafa, dice Pompeo

Por Cathy He
20 de Julio de 2020
Actualizado: 21 de Julio de 2020

Estados Unidos ha pedido al Partido Comunista Chino (PCCh) que ponga fin de inmediato a su “depravado abuso y maltrato” hacia la práctica espiritual de Falun Dafa, también conocida como Falun Gong.

“Veintiún años de persecución a los practicantes de Falun Gong es demasiado tiempo y debe terminar”, dijo el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, en una declaración inusual por parte de un alto funcionario de la administración.

“La evidencia exhaustiva muestra que el gobierno de la RPC [República Popular de China] continúa reprimiendo y abusando de esta comunidad hasta el día de hoy, incluida la tortura reportada de practicantes de Falun Gong y la detención de miles”, dijo el 20 de julio, en el 21° aniversario del inicio de la campaña de persecución por parte de Beijing.

Pompeo también exigió que el régimen chino libere a los practicantes encarcelados de Falun Dafa y explique el paradero de los practicantes desaparecidos.

Los pedidos de Pompeo se unen a casi 20 legisladores y funcionarios estadounidenses que emitieron declaraciones expresando solidaridad con los practicantes de Falun Dafa en el aniversario. Cientos de legisladores de todo el mundo también condenaron la brutal represión del régimen.

Falun Dafa es una disciplina espiritual que incluye ejercicios de meditación, y un conjunto de enseñanzas morales basadas en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. La práctica se extendió ampliamente en China con alrededor de 70 millones de personas practicando para el final de la década, según las estimaciones del gobierno en ese momento.

El 20 de julio de 1999, los practicantes de Falun Dafa en China se convirtieron en objetos de persecución cuando el PCCh consideró que la popularidad de Falun Dafa era una amenaza para su gobierno y prohibió la práctica. Los practicantes han sido objeto de acoso, detención y tortura en un esfuerzo por obligarlos a renunciar a sus creencias. Millones han sido detenidos, según estimaciones del Centro de Información de Falun Dafa (FDIC). De acuerdo con Minghui.org, un centro de intercambio de información online sobre la persecución a Falun Dafa, se ha confirmado que más de 4000 murieron por tortura, aunque es probable que esto sea una subestimación de la cifra real de muertes dada la dificultad de obtener información confidencial desde China.

“Desde 1999, el Partido Comunista de China (PCCh) ha tratado de erradicar a Falun Gong, una práctica espiritual originaria de China, y sus practicantes pacíficos y defensores de los derechos humanos que han luchado por su derecho a practicar sus creencias”, dijo Pompeo.

El secretario describió la historia de Zhang Yuhua, una seguidora de Falun Dafa que sobrevivió a la detención en China, a quien dio la bienvenida el año pasado en la Reunión Ministerial para Promover la Libertad Religiosa en Washington, organizada por el departamento.

“Después de sobrevivir a lo que describió como tortura mientras estaba en un campo de trabajo forzado y una prisión en China, aboga en nombre de su esposo encarcelado, Ma Zhenyu, quien ha sufrido meses de tortura porque se niega a renunciar a sus creencias de Falun Gong”, dijo.

Zhang fue encarcelada repetidamente y sufrió torturas en China durante un período combinado de 7 años y medio antes de escapar a los Estados Unidos en 2015.

Ella estuvo entre los 27 sobrevivientes de persecución religiosa que se reunieron con el presidente Donald Trump en la Oficina Oval en julio pasado. Zhang le contó a Trump sobre la difícil situación de su esposo, implorando al presidente que tome medidas. Temía que el el régimen comunista hubiese sustraído los órganos de Ma.

“La sustracción forzada de órganos todavía existe, por lo que debemos tomar medidas”, dijo Zhang en ese momento. “Las palabras no funcionan”.

La evidencia de esta práctica espeluznante se ha acumulado desde que surgieron las acusaciones por primera vez en 2006. Luego de una investigación de un año, un tribunal popular independiente descubrió en 2019, más allá de una duda razonable, que el PCCh ha asesinado y sigue asesinando a practicantes de Falun Dafa encarcelados para vender sus órganos en el mercado de trasplantes.

El portavoz de la FDIC, Zhang Erping, aplaudió el apoyo de los Estados Unidos a la “causa de la libertad de conciencia, asociación y expresión” del grupo.

“Su declaración de prensa [de Pompeo] y su apoyo de larga data inspirarán a decenas de millones de chinos a continuar su lucha por las libertades”, dijo Zhang en un comunicado.

“Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que siga el ejemplo de Estados Unidos y ayude a poner fin a esta horrible persecución de Falun Gong en China durante dos décadas”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Condena internacional a la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

TE RECOMENDAMOS