EE.UU. prohíbe importar algodón y otros productos fabricados con trabajo forzado de Xinjiang

Por Cathy He
14 de Septiembre de 2020
Actualizado: 14 de Septiembre de 2020

La administración Trump prohibió las importaciones de algodón, productos para el cabello, ropa y otros productos hechos por trabajo forzado de la región china de Xinjiang, donde el régimen ha encarcelado a más de un millón de musulmanes uigures y otras minorías musulmanas.

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) emitió el 14 de septiembre cinco “Órdenes de Retención de la Liberación” contra varios productos fabricados en Xinjiang, tomando medidas enérgicas contra las “prácticas ilícitas, inhumanas y de explotación de trabajo forzado” por parte del régimen.

“Estas acciones envían un claro mensaje a la RPC [República Popular China] de que es hora de poner fin a su práctica de trabajo forzado patrocinado por el Estado y de respetar los derechos humanos de todas las personas”, dijo el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, a través de un comunicado.

Las órdenes se emitieron a medida que Estados Unidos toma acciones más fuertes contra el Partido Comunista Chino (PCCh) por su represión en Xinjiang, donde los campos de concentración sirven como parte de la supuesta represión del régimen contra el “extremismo”.

Los sobrevivientes de los campos de concentración relatan haber sido torturados, violados y obligados a someterse al adoctrinamiento político mientras estaban detenidos. Los residentes de Xinjiang también están sujetos a un amplio sistema de vigilancia a través de una red de cámaras de seguridad mejoradas por la Inteligencia Artificial, puestos de control, y la recopilación de datos biométricos.

Los investigadores descubrieron en marzo que decenas de miles de uigures fueron trasladados para trabajar en fábricas de toda China en condiciones que sugieren trabajo forzado. Esas instalaciones fabrican productos para 83 marcas mundiales.

Las órdenes de la CBP se aplican al algodón producido y procesado por Xinjiang Junggar Cotton and Linen Co., en Xinjiang; a las prendas de vestir producidas por Yili Zhuowan Garment Manufacturing Co. y Baoding LYSZD Trade and Business Co. Ltd., en Xinjiang; productos para el cabello fabricados en Hair Product Industrial Park del condado de Lop en Xinjiang; todos los productos fabricados con mano de obra del No. 4 Vocational Skills Education and Training Center del condado de Lop en Xinjiang; y piezas de computadoras fabricadas por Hefei Bitland Information Technology Co. en la provincia de Anhui.

“La administración Trump no se quedará de brazos cruzados ni permitirá que las empresas extranjeras sometan a los trabajadores vulnerables a trabajos forzados mientras perjudican a las empresas estadounidenses que respetan los derechos humanos y el estado de derecho”, dijo el comisionado en funciones del CBP, Mark A. Morgan, a través de un comunicado.

A principios de este año, Estados Unidos sancionó a varios funcionarios chinos y a un grupo paramilitar por su rol en supervisar los abusos en Xinjiang. Docenas de entidades y compañías chinas también fueron asignadas a una lista negra para impedir que hiciera negocios con empresas estadounidenses.

En junio, el CBP incautó 13 toneladas de productos para el cabello humano que se sospecha fueron hechos con trabajo forzado de Xinjiang.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS