El Congreso aprueba el reglamento que regula el recuento de votos electorales del 6 de enero

Por Zachary Stieber
04 de Enero de 2021 10:41 AM Actualizado: 04 de Enero de 2021 10:41 AM

La Cámara de Representantes y el Senado adoptaron el domingo las reglas que determinan cómo se llevará a cabo el recuento de los votos del Colegio Electoral el 6 de enero.

Las reglas se aprobaron sin votos registrados. En su lugar, se utilizó un voto de voz en ambas cámaras.

La guía, presentada por el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.), dice que las cámaras se reunirán en una sesión conjunta el 6 de enero presidida por el vicepresidente Mike Pence.

Pence, como presidente del Senado, abrirá “todos los certificados y papeles que pretendan ser certificados de los votos electorales”, dicen las reglas, un guiño a cómo siete estados enviaron a Washington los llamados electores en competencia, o certificados tanto para el candidato presidencial demócrata Joe Biden como para el presidente Donald Trump.

Los certificados y documentos serán abiertos, presentados y tramitados por orden alfabético, comenzando por Alabama.

Es entonces cuando docenas de republicanos —50 representantes y 12 senadores, según un recuento de Epoch Times— planean objetar algunos certificados, alegando irregularidades electorales, incluyendo fraude electoral e incumplimiento de las leyes electorales estatales.

Esto provocará una suspensión de la sesión conjunta y un debate de dos horas, seguido de votaciones en cada cámara. Solo con una mayoría de votos tanto de la Cámara como del Senado se aprobaría dicha objeción, lo cual es improbable incluso para los partidarios de dicha iniciativa, considerando que los demócratas que controlan el liderazgo de la Cámara y los líderes republicanos del Senado, incluido McConnell, han expresado su desaprobación al plan de objetar.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), en una carta a sus colegas el domingo, señaló que las objeciones pueden ocurrir pero dijo que, al final del día, Biden “será declarado oficialmente el próximo presidente”.

“El lunes tendremos una idea más clara de cuántos votos estatales estarán sujetos a una objeción. Nuestra decisión es no usar el foro para debatir la presidencia de Donald Trump”, añadió.

Los representantes Ron Estes (R-Kan.), Tracey Mann (R-Kan.) y Jacob LaTurner (R-Kan.) dijeron el domingo que se sumarán a las objeciones, diciendo en un comunicado que varios estados están “enfrentando serias acusaciones de fraude electoral y violaciones de su propia ley estatal”.

“Esta acción no se toma a la ligera y se produce después de un extenso estudio e investigación. Los kanseños merecen saber que todos los votos legales, y solo los legales, fueron contados. Esperamos que nuestras acciones comiencen a restaurar la confianza de decenas de millones de conciudadanos estadounidenses que sienten que su sagrado derecho a votar está siendo atacado”, añadieron.

Los representantes Jim Jordan (R-Ohio) y Richard Hudson (R-N.C.) también anunciaron el domingo que se opondrán a varios votos electorales.

El representante Richard Hudson (R-N.C.) habla con la prensa en Washington el 17 de noviembre de 2020. (Chip Somodevilla/Getty Images)

Pero siete representantes republicanos, incluyendo varios partidarios de Trump, dijeron que no se sumarán al plan y denunciaron la medida.

“De los seis estados en los que se han planteado cuestiones, cinco tienen legislaturas controladas por los republicanos, y todos tienen la facultad de enviar una nueva lista de votos electorales al Congreso si consideran que tal acción es apropiada según la ley estatal. A menos que eso suceda entre ahora y el 6 de enero de 2021, el Congreso no tendrá autoridad para influir en el resultado de las elecciones presidenciales de 2020”, escribió el grupo en un comunicado.

“Tomar acción de otra manera —es decir, insertar inconstitucionalmente al Congreso en el centro del proceso de elección presidencial— equivaldría a robar el poder a la gente y a los estados. En efecto, reemplazaría al Colegio Electoral con el Congreso, y al hacerlo, fortalecería los planes de aquellos en la izquierda que están determinados a eliminarlo o hacerlo irrelevante”.

Durante el fin de semana se sucedieron varias novedades. Once senadores se sumaron al senador Josh Hawley (R-Mo.) para anunciar que se unirían a las objeciones a menos que el Congreso designe una comisión para examinar las supuestas irregularidades de las elecciones. La idea se basa en el panel formado en 1877 a raíz de unas elecciones controvertidas.

El anuncio de Hawley el 30 de diciembre provocó que varios miembros de la Cámara anunciaran su intención de objetar. El número de los que planean hacerlo se ha más que duplicado desde entonces.

Un sector de los republicanos se está centrando en el papel de Pence en los procedimientos. Demandaron al vicepresidente y pidieron a un tribunal que dictaminara que tiene “autoridad exclusiva” para decidir a los electores en competencia.

Un juez desestimó el caso y un tribunal de apelaciones rechazó el recurso.

Pence había pedido al tribunal que desestimara la demanda pero dijo a través de un portavoz el sábado que apoya los planes para impugnar los votos electorales.

“El vicepresidente Pence comparte la preocupación de millones de americanos por el fraude electoral y las irregularidades en las últimas elecciones”, dijo el jefe de Gabinete de Pence, Marc Short, en el comunicado enviado a los medios de comunicación.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

China retira a todas las regiones de la lista de pobreza a pesar de las muertes por hambruna

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.