El régimen chino se infiltró en la educación K-12 de EEUU mediante la colaboración del College Board: informe

Por Cathy He
11 de Septiembre de 2020
Actualizado: 11 de Septiembre de 2020

El College Board se ha asociado estrechamente con el Partido Comunista Chino (PCCh) durante más de una década, lo cual le permite a Beijing influir en la enseñanza del idioma y la cultura china en las aulas K-12 en todo Estados Unidos, según un nuevo informe de la Asociación Nacional de Académicos (NAS).

El informe publicado el 6 de septiembre descubrió que el College Board, una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York mejor conocida por administrar los exámenes estandarizados de SAT y AP para las admisiones universitarias, trabajó con el PCCh para desarrollar un curso de idioma y cultura china AP (Colocación Avanzada) para las escuelas secundarias, ayudó a China a ganar control sobre la capacitación para la enseñanza del idioma chino en el país, y promovió fuertemente los Institutos Confucio y las Aulas Confucio financiados por Beijing.

Los Institutos y Aulas Confucio, promocionados como programas de cultura e idioma chino, han generado fuertes críticas por su papel en la difusión de propaganda china y la supresión de la libertad de expresión en los campus universitarios y en las aulas K-12.

“China ha logrado construir un sistema educativo completo antes de que el público se dé cuenta de lo que ha sucedido”, dijo la autora del informe e investigadora principal de la NAS, Rachelle Peterson, en el lanzamiento online del informe organizado por el programa “American Thought Leaders” de The Epoch Times.

“Se apropió de un nombre prestigioso y respetado, el College Board, obteniendo un acceso que nunca podría haber ganado al trabajar desde dentro de organizaciones que los estadounidenses conocían y en las que confiaban”, agregó Peterson.

Los hallazgos se producen en medio de un mayor escrutinio sobre los esfuerzos del PCCh para influir en las universidades estadounidenses, así como su agresiva campaña para robar la investigación y la tecnología estadounidenses.

Según el informe, en 2003, el College Board trabajó con Beijing para elaborar el curso de idioma chino AP, y el gobierno chino cubrió la mitad de los costos de desarrollo de USD 1,37 millones. A cambio, el régimen pudo influir en lo que se enseñaba en el curso de la escuela secundaria e impulsar la instrucción en caracteres chinos simplificados, dijo Peterson. Después de que el PCCh tomó el poder en China, impuso el chino simplificado en la década de 1950 como parte de un intento de erradicar la cultura tradicional incorporada en la escritura china tradicional. La escritura tradicional china todavía se usa en Taiwán y Hong Kong.

“Como resultado, los estudiantes estadounidenses de chino no iban a poder leer la literatura más antigua y tradicional que [el presidente del partido] Mao [Zedong] había tratado de suplantar”, dijo Peterson.

El College Board también ayudó al PCCh a capacitar a instructores estadounidenses que enseñaban chino al asociarse con el régimen para organizar la Conferencia Nacional del Idioma Chino, la reunión anual más grande de educadores de idioma chino en el país. El patrocinador principal de la conferencia, organizada por el College Board, es Hanban, una oficina del ministerio de educación de China que supervisa los Institutos Confucio en todo el mundo.

Peterson describió esta asociación como “quizás una de las inversiones más efectivas del gobierno chino en la educación estadounidense”, lo cual le ha permitido “arrinconar efectivamente el mercado de la enseñanza del idioma chino en el nivel K-12 en los Estados Unidos”.

En la conferencia de 2014, el director ejecutivo de College Board, David Coleman, se refirió a Hanban como “el sol” cuya luz el College Board, “la luna”, tuvo “el honor de reflejar”, según el informe.

El Board también colabora con Hanban en su “Programa de profesores invitados chinos”, que crea “una línea de maestros seleccionados por el gobierno chino que fluyen hacia las escuelas estadounidenses K-12”, dijo Peterson. El programa de profesores visitantes ha traído a más de 1650 profesores chinos a los Estados Unidos desde 2006.

Además, el Board patrocinó 20 Institutos y Aulas Confucio. A partir de 2019, había más de 500 Aulas Confucio en las escuelas primarias y secundarias, según un informe del subcomité del Senado de los EE. UU. (pdf) . Actualmente hay alrededor de 67 Institutos Confucio dentro de las universidades estadounidenses, según estimaciones de la NAS.

En agosto, el departamento de estado de EE. UU. designó al Confucius Institute U.S. Center, una organización con sede en D.C. que promueve los Institutos y Aulas Confucio, una misión diplomática, y dijo que formaba parte del “aparato de propaganda e influencia global” del PCCh. El secretario de Estado, Mike Pompeo, expresó recientemente la esperanza de que todos los Institutos Confucio pudieran cerrarse para fines de este año.

La campaña de influencia del régimen chino implica “ofrecer enormes sumas de dinero” a las instituciones educativas estadounidenses, dijo Peterson.

“El College Board, los colegios y universidades, y otras instituciones descubrieron que era increíblemente conveniente ser cooptados por el gobierno chino porque están siendo remunerados generosamente”, dijo.

El College Board no respondió a una solicitud de comentarios.

La NAS instó al Congreso a exigir al Board que corte los vínculos con el PCCh como condición para que reciba fondos federales. La Junta ha recibido USD 116 millones en fondos federales desde 2008, según el informe.

El informe también pide el cierre de las Aulas Confucio, y el reemplazo de la Prueba de Idioma y Cultura China AP y la Conferencia Nacional del Idioma Chino. La NAS recomendó a los departamentos de educación y defensa que convoquen a un grupo de trabajo para preparar una prueba alternativa de idioma y cultura china.

Los dos departamentos no respondieron específicamente a una solicitud de comentarios sobre estas recomendaciones.

Sigue a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Más del 90% de test chinos en Latinoamérica sin certificación sanitaria | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS