Está garantizada estrategia de “todo el gobierno” para contrarrestar la amenaza de Beijing, dicen expertos

Por Bowen Xiao
21 de Julio de 2020
Actualizado: 21 de Julio de 2020

Para contrarrestar la infiltración de Beijing se ha puesto en marcha una estrategia de seguridad nacional “de todo el gobierno”, un esfuerzo a gran escala que no se había visto en anteriores administraciones estadounidenses que, según los críticos, no habían logrado identificar adecuadamente la amenaza.

Esta estrategia, e incluso la frase misma, es mencionada repetidamente por los funcionarios estadounidenses, particularmente en los últimos meses, cuando las relaciones entre Estados Unidos y China parecían haber llegado a su punto más bajo hasta el momento. (Trump dijo el 10 de julio que ni siquiera estaba considerando negociar un acuerdo comercial de “fase dos”).

En ocasiones, el PCCh ignoró el derecho internacional y continuó persiguiendo agresivamente sus ambiciones globales mientras intentaba encubrir su fallido manejo de la pandemia. Al mismo tiempo, presionó para que se aprobara la nueva ley de seguridad nacional de Hong Kong.

Una guerra de palabras asociada a una acción estratégica para contrarrestar la infiltración de Beijing está siendo vista desde el lado de Estados Unidos. De acuerdo a una medida, bajo un programa llamado “Iniciativa China”, las detenciones de individuos vinculados al PCCh aumentaron dramáticamente en los últimos años.

El 13 de julio, Estados Unidos tomó su más fuerte acción en el Mar de China Meridional hasta ahora, con el secretario de Estado Mike Pompeo afirmando que rechaza “cualquier reclamo de la RPC sobre las aguas”, y que “el mundo no permitirá que Beijing trate el Mar de China Meridional como su imperio marítimo”.

Mientras tanto, una serie de funcionarios este año pronunciaron discursos dedicados enteramente a exponer la influencia del PCCh y cómo los diferentes departamentos de EE.UU. están manejando los riesgos.

“Hemos pasado la página del enfoque débil y tímido del pasado”, dijo Brendan Carr, uno de los cinco comisionados que dirigen la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) a The Epoch Times.

“En todo el gobierno, los líderes de EE.UU. están unidos para mostrar la fuerza y la resolución necesarias para hacer frente a las amenazas que plantea la China comunista”, añadió.

Los discursos no tuvieron precedentes, tanto por su alcance como por la gran cantidad de oradores de alto perfil, que incluyeron al asesor de seguridad nacional Robert O’Brien, al director del FBI Christopher Wray, al secretario de Justicia William Barr y al secretario adjunto para Asuntos del Este de Asia y el Pacífico David R. Stilwell.

Un portavoz del Departamento de Estado se negó a comentar la respuesta de Estados Unidos, refiriéndose The Epoch Times a la serie de discursos. El secretario de Estado Mike Pompeo también hablará sobre este tema el 23 de julio.

Un ejemplo de cómo esta estrategia de todo el gobierno está siendo utilizada es la respuesta del país a la tecnología Huawei de China, según Carr.

“Es solo un ejemplo en el que los funcionarios del Estado, el Departamento de Justicia, la FCC y muchas otras agencias se han comprometido a tomar las medidas necesarias para proteger nuestras redes de aquellas que podrían socavar nuestra seguridad nacional”, dijo.

Los políticos de ambos partidos hablan de Beijing por sus actividades agresivas. Un representante de Estados Unidos dijo que se sentía alentado al ver la actual estrategia empleada por la administración.

“Como miembro del Grupo de Trabajo Republicano sobre China de la Cámara de Representantes, es alentador saber que no solo tenemos al presidente de nuestro lado, sino que toda su administración está movilizada para contrarrestar la amenaza de China”, dijo el representante Jim Banks (R-Ind.) a The Epoch Times.

Banks mencionó cómo Barr había reprendido a las compañías tecnológicas de EE.UU. “por su acogedora relación con China”, y que Wray y Pompeo enfocaron sus agencias “en disuadir el comportamiento depredador de China”.

“Incluso el Departamento de Educación del secretario DeVos y los NIH se reorientaron para ocuparse de los ‘Institutos Confucio’ y el robo de propiedad intelectual”, añadió.

Brian Kennedy, presidente del Comité sobre el peligro presente: China, y autor de “La Guerra de la China Comunista dentro de Estados Unidos”, dijo que la estrategia de la administración contrarresta la “clara agresión de la RPC en lo que se refiere a la guerra económica, política y de información”.

“EE.UU. ha tomado un enfoque de todo el gobierno por la simple razón de que no hay un solo aspecto de la vida moderna estadounidense que la RPC no toque de alguna manera”, dijo Kennedy a The Epoch Times.

“Desde manipular Wall Street hasta robar la propiedad intelectual de Silicon Valley, desde intimidar a la NBA hasta jugar a la política con la producción agrícola en el cinturón agrícola”, dijo. “A diferencia de sus predecesores, la administración Trump, comenzando por el propio presidente, sabe que hay que enfrentarse a esta agresión de frente”.

Sigue a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Institutos Confucio: el caballo de Troya chino amenaza a la libertad global

TE RECOMENDAMOS