EXCLUSIVA: Republicanos planean investigaciones sobre vínculos de Biden con China y origen de COVID

Por Mark Tapscott
25 de Octubre de 2022 8:18 PM Actualizado: 25 de Octubre de 2022 8:18 PM

Si hay una mayoría republicana en la Cámara de Representantes cuando el 118º Congreso se reúna el 3 de enero de 2023, lanzará una avalancha de investigaciones en el Congreso para exponer, entre otras cosas, lo que consideran un abuso de los cargos públicos por parte de la familia Biden para enriquecerse.

Tres veteranos republicanos de la Cámara de Representantes —el representante James Comer, de Kentucky, el representante Jim Jordan, de Ohio, y la representante Cathy McMorris Rodgers, de Washington, además de un desconocido que se nombrará más adelante— estarán en el centro del aluvión de demandas de documentos, audiencias sobre corrupción televisadas, declaraciones, testimonios jurados, citaciones, interrogatorios y citaciones por desacato que se han estado planeando durante meses.

Los tres prometen llegar hasta donde los hechos les lleven.

Epoch Times Photo
El representante Jim Jordan (R-Ohio) habla durante la audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes sobre las prácticas policiales y la responsabilidad de las fuerzas policiales en el Capitolio de EE.UU. en Washington, D.C. el 10 de junio de 2020. (Michael Reynolds/Pool/Getty Images)

“Los republicanos de Supervisión están investigando los negocios nacionales e internacionales del hijo del presidente Biden, Hunter Biden, y otros asociados y miembros de la familia Biden para determinar si estas actividades comprometen la seguridad nacional de Estados Unidos y la capacidad del presidente Biden para dirigir con imparcialidad”, dijo Comer a The Epoch Times.

Se espera que Comer sea el presidente del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes si los votantes, como se espera ampliamente, devuelven a los republicanos el control de la cámara baja del Congreso.

“Hunter y otros miembros de la familia Biden tienen un patrón de vender el acceso a los niveles más altos del gobierno para enriquecerse. El pueblo estadounidense merece saber si las conexiones del presidente con los negocios de su familia se produjeron a costa de los intereses estadounidenses y si representan una amenaza para la seguridad nacional”, dijo Comer.

La opinión de Comer fue compartida por varios miembros del Partido Republicano de la Cámara de Representantes y por veteranos del personal de investigación del Congreso, actuales y retirados, entrevistados por The Epoch Times en los últimos días.

Los planes del Congreso para indagar en la presunta combinación de funciones gubernamentales y negocios de la familia Biden se han consolidado en los últimos meses al descubrirse que una laptop propiedad de Hunter Biden contiene miles de correos electrónicos, fotografías y otros documentos incriminatorios.

El material de la laptop describe tratos multimillonarios entre empresas vinculadas a Hunter Biden y James Biden, el hermano del Presidente, y personas y empresas de Rusia, China, Ucrania y otras naciones extranjeras.

Esos tratos fueron posibles, en parte, por el acceso que supusieron para Hunter y James Biden las funciones de Joe Biden como vicepresidente bajo el mandato del presidente Barack Obama, y posiblemente desde su ascenso al Despacho Oval en 2021, creen los investigadores.

Epoch Times Photo
El representante James Comer (R-Ky.), miembro principal del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, durante una audiencia en Washington el 27 de julio de 2022. (Drew Angerer/Getty Images)

El ex socio comercial de Biden, Tony Bobulinski, ha insistido en que las referencias a “el hombre importante” en los correos electrónicos y documentos se refieren al mayor de los Biden, quien, según él, recibió el 10 por ciento de las ganancias de un acuerdo con la empresa energética china CEFC. Es casi seguro que Bobulinski será llamado a declarar durante las audiencias del comité el próximo año.

Jordan, el probable presidente del Comité Judicial en una Cámara dirigida por los republicanos, dijo a The Epoch Times que se centrará inicialmente en dos áreas principales, el papel del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en la creación de la peor crisis migratoria de la historia de Estados Unidos en la frontera con México, y los abusos políticos del Departamento de Justicia por parte del fiscal general Merrick Garland y de altos funcionarios del FBI.

“Todo el mundo sabe que lo que ha hecho la Administración Biden en la frontera es intencionado, así que vamos a analizar todo eso. Hay toda una serie de cosas que son un problema y que creo que justifican una supervisión agresiva”. Mayorkas sabía, por ejemplo, que estos tipos a los que acusaron de usar sus látigos para golpear a los migrantes, él sabía que eso era [improperio], como todos sospechábamos que era”, dijo Jordan a The Epoch Times.

Cuando se le preguntó sobre las perspectivas de un esfuerzo de impugnación contra Mayorkas, Jordan dijo: “este tipo ciertamente lo merece. Vino ante nuestra comisión y no pudo recordar cuando le pregunté sobre la situación de los individuos de la lista de vigilancia terrorista del FBI detenidos en la frontera y dijo con sorna ‘no lo sé’. Este tipo es una mala noticia”.

“La otra gran cosa, por supuesto, es el Departamento de Justicia y lo político que se ha vuelto, con los 14 denunciantes, 14 agentes del FBI que han acudido a nosotros como denunciantes, así que analizaremos todo eso”, dijo Jordan.

“Hemos tenido más denunciantes de los que he visto nunca mientras hemos sido la minoría, lo que significa que no podemos hacer la investigación de la manera adecuada. Pero están dispuestos a hacerlo porque la cosa está muy mal allí”, continuó Jordan. El representante fue elegido por primera vez para la Cámara en 2006 y ha sido reelegido siete veces en los años posteriores.

El republicano de Ohio comentó que la primera denuncia que llegó a los miembros del panel judicial del GOP se refería a la creación por parte del DOJ de una “etiqueta de amenaza” que se aplica a los padres preocupados que protestan en las reuniones de los consejos escolares.

Epoch Times Photo
La representante Cathy McMorris Rodgers (R-Wash.) habla durante un evento organizado por los republicanos de la Cámara de Representantes en Washington el 1 de marzo de 2022. (Samuel Corum/Getty Images)

Otros dos denunciantes del FBI que se han presentado ante Jordan y los miembros del panel del Partido Republicano —los agentes especiales Kyle Seraphin y Steve Friend— han hecho públicas desde entonces sus descripciones de cómo los altos funcionarios de la oficina presionan a los agentes para que exageren el alcance de los actos violentos de los “terroristas domésticos”.

También señaló el hecho de que la ex alta funcionaria del FBI Jill Sanborn ha aceptado sentarse con el personal del comité republicano para una entrevista transcrita el 2 de diciembre como prueba de que más denunciantes se presentarán en los próximos meses.

Sanborn fue directora Adjunta de la División Antiterrorista del FBI y directora Adjunta Ejecutiva de la Subdivisión de Seguridad Nacional de la oficina. Se espera que proporcione información importante sobre las acciones del DOJ y del FBI en una serie de cuestiones cruciales de interés para los republicanos del poder judicial.

Otra persona que será citada a declarar es el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) dentro de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

Comer declaró a The Epoch Times que tiene previsto “continuar nuestra supervisión de los orígenes del COVID”. Nuestra supervisión ya ha descubierto “pruebas crecientes” de que el virus COVID-19 “probablemente se originó en el Instituto de Virología de Wuhan (WIV) en China y el Partido Comunista de China lo encubrió”.

Comer advirtió que “los dólares de los contribuyentes estadounidenses se estaban canalizando hacia el laboratorio de Wuhan para llevar a cabo una arriesgada investigación experimental sobre los coronavirus de los murciélagos” y las pruebas demuestran que Fauci “estaba al tanto de esta información al comienzo de la pandemia y puede haber actuado para ocultar la información y restar importancia intencionadamente a la teoría de la fuga del laboratorio”.

Jordan también quiere conocer los datos de los más de 50 exfuncionarios de inteligencia que firmaron una carta de octubre de 2020 en la que se afirmaba que los correos electrónicos de la laptop de Hunter Biden eran probablemente parte de una campaña de desinformación rusa.

“Parece que estaban trabajando con el FBI para elaborar esa carta. Dónde se originó esa carta, quién la inició. Tenemos que llegar al fondo de todo eso y cómo el FBI fue parte de eso, o no fue parte de eso. Parece que sí, porque fueron a Facebook y les dijeron que buscaran desinformación rusa”. dijo Jordan.

McMorris Rodgers, cuya carrera en el Congreso comenzó en 2005, está en la línea de asumir la presidencia del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, que tiene la responsabilidad de supervisar una gran cantidad de asuntos en los sectores de la energía, el medio ambiente y la economía.

“Tenemos una agenda completa para hacer que el presidente Biden y los funcionarios de su administración rindan cuentas en nombre del pueblo estadounidense por cómo han detenido la energía estadounidense, han roto la confianza en las agencias de salud pública de Estados Unidos, han empeorado la crisis del fentanilo y han aumentado nuestra dependencia de las cadenas de suministro controladas por el Partido Comunista Chino, entre otras muchas cuestiones”, dijo McMorris Rogers a The Epoch Times.

“Nada está fuera de la mesa”, advirtió.

President Biden Hosts Annual White House Easter Egg Roll
Hunter Biden, hijo del presidente estadounidense Joe Biden, asiste a un evento en la Casa Blanca en Washington el 18 de abril de 2022. (Drew Angerer/Getty Images)

Mientras Comer y el panel de supervisión se centran en los orígenes del COVID-19, McMorris Rodgers apuntará las investigaciones de energía y comercio hacia cómo los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han gestionado mal la respuesta federal al virus que hasta la fecha ha matado a más de un millón de estadounidenses desde enero de 2020.

“La confianza en la salud pública se ha roto por las acciones autoritarias de la Administración Biden para hacer obligatorias las vacunas, forzar las mascarillas en los niños, coludirse con los sindicatos de maestros para mantener las escuelas cerradas, e instar a las grandes empresas tecnológicas a detener la libertad de expresión”, dijo el republicano de Washington.

También dijo que su panel examinará “los estudios defectuosos y la caracterización errónea de los datos que los CDC han utilizado repetidamente para justificar el cierre de escuelas y los mandatos de uso de mascarillas para los niños”.

En el ámbito de la energía, McMorris Rodgers presentó a principios de este año un proyecto de ley para impedir la venta de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR) de Estados Unidos a cualquier entidad bajo el control o la influencia del Partido Comunista Chino (PCCh). La forma en que la Administración Biden ha gestionado la SPR será objeto de gran atención por parte del panel de energía y comercio.

El comité bajo el liderazgo de McMorris Rodgers también está planeando una investigación sobre la relación del gigante de las redes sociales TikTok con el PCCh.

“Hemos estado haciendo algunas investigaciones sobre cómo el Partido Comunista Chino está robando nuestros datos y recogiendo una tonelada de datos sobre los estadounidenses. TikTok va a estar en lo más alto de la lista [de investigaciones]”, dijo a The Epoch Times.

La influencia de China en las cadenas de suministro estadounidenses y la relación de algunos grupos de defensa del medio ambiente en Estados Unidos con Beijing también están en la agenda de energía y comercio para 2023.

Un asesor republicano de energía y comercio dijo que McMorris Rodgers planea ampliar el personal del subcomité de supervisión y señaló que “todos los miembros de nuestro personal en todos nuestros subcomités están trabajando juntos en una sólida estrategia de supervisión de la Administración Biden, que informará sobre cómo tomamos medidas en las políticas para revertir el daño que han causado a nuestra economía, nuestra ventaja competitiva global contra China y nuestro estilo de vida estadounidense”.

La “pieza clave que se nombrará más adelante” es quien sea que los líderes republicanos de la Cámara designen para suceder al representante Rodney Davis (R-Ill.) en el Comité de Administración de la Cámara que tiene la responsabilidad de supervisar las operaciones diarias del Complejo del Capitolio, incluyendo cómo los funcionarios se prepararon y respondieron a los eventos del 6 de enero de 2021.

Biden delivers remarks
El presidente Joe Biden pronuncia un discurso sobre la energía durante un evento en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca el 19 de octubre de 2022. (Alex Wong/Getty Images)

Davis, el miembro republicano de mayor rango del comité en el 117º Congreso, estaba en línea para convertirse en presidente bajo una mayoría republicana, pero perdió una primaria en junio que lo enfrentó a la representante Mary Miller (R-Ill.), después de que ambos fueran reasignados en la contienda por la legislatura estatal dominada por los demócratas.

Sea quien sea el presidente, se puede esperar que impulse el trabajo de base realizado por Davis en una serie de cuestiones sobre el 6 de enero que han sido ignoradas por el comité especial nombrado por la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi (D-Calif.).

Entre esas cuestiones está el motivo por el que Pelosi y la alcaldesa del Distrito de Columbia, Muriel Bowser, no aceptaron la oferta del entonces presidente Donald Trump de enviar miles de efectivos de la Guardia Nacional para ayudar a proteger el edificio y los terrenos del Capitolio. Es muy posible que Pelosi y Bowser sean citadas ante el panel para testificar bajo juramento, según los funcionarios.

También entre los temas del 6 de enero que serán investigados en 2023 están el por qué el gobierno se ha negado a hacer públicos todos los videos de vigilancia grabados durante ese día, cuál fue el papel de los informantes del FBI en fomentar y dirigir la irrupción, la retención de toda la información sobre el asesinato aparentemente no provocado de la manifestante Ashli Babbitt por el teniente de la policía del Capitolio Michael Byrd, y las condiciones insalubres en la detención, y los motivos alegados para los castigos extremos a los manifestantes del 6 de enero.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.