Gobierno de Hong Kong podría prohibir Internet en intento por detener las protestas, según alto funcionario

Por Nicole Hao
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Un alto funcionario de Hong Kong dijo en un programa de una radio local el 7 de octubre, que el gobierno está abierto a la propuesta de prohibir el acceso a Internet en un futuro si las protestas continúan.

La excolonia británica, que regresó al dominio chino en 1997 bajo la expresa promesa de preservar su autonomía, se encuentra en medio de su mayor crisis política, mientras las manifestaciones masivas contra la injerencia de Beijing en los asuntos de la ciudad han entrado en su decimoctava semana consecutiva.

En un esfuerzo por sofocar las protestas, el gobierno de la ciudad recientemente eludió a la legislatura y promulgó una ley antimáscaras. La regulación se invocó en virtud de una Ordenanza de Reglamento de Emergencia de la época colonial que otorga al líder de Hong Kong amplios poderes para promulgar normas, suspender las comunicaciones y efectuar arrestos. La prohibición de las máscaras apuntó a los manifestantes, muchos de los cuales llevaban máscaras para proteger su identidad, por temor a represalias de las autoridades de Hong Kong o Beijing. Muchos también usan máscaras antigás para protegerse cuando la policía dispara gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Los comentarios del funcionario suscitaron preocupación entre los hongkoneses. Según un ranking de las principales apps descargadas en Hong Kong compilado por el sitio de noticias de juegos Game Apps, la aplicación de red privada virtual NordVPN, que permite a los usuarios de Internet aparecer anónimamente en cualquier lugar que elijan, se convirtió en la quinta app para smartphones más descargada el 7 de octubre.

La ley antimáscaras provocó más protestas a gran escala durante el fin de semana, cuando miles de personas desafiaron la prohibición y marcharon por las calles para oponerse a la nueva ley usando máscaras.

Dos manifestantes –un estudiante universitario de 18 años y una mujer desempleada de 38 años– por primera vez fueron acusados de violar la prohibición de las máscaras. Comparecieron ante el tribunal el martes y se les concedió la libertad bajo fianza.

Ambos fueron arrestados por violar la prohibición mientras participaban en una reunión ilícita en la madrugada del 5 de octubre en el distrito de Kwun Tong en Kowloon.

Mientras tanto, legisladores de la línea prodemocracia de Hong Kong han presentado demandas judiciales contra la ley antimáscaras ante la Corte Suprema. Hay una audiencia programada para la segunda mitad de este mes.

La Radio Comercial de Hong Kong invitó a dos funcionarios, Ip Kwok-him y James To Kun-su, a su programa matutino “Comenzar en un día soleado” el pasado martes para hablar sobre el impacto de la prohibición de las máscaras.

Ip es miembro no funcionario del Consejo Ejecutivo de Hong Kong, un organismo similar a un gabinete compuesto por 16 miembros que son funcionarios y 16 que no lo son y que asesoran al líder de la ciudad. También es delegado local en la legislatura del régimen comunista chino, el Congreso Nacional Popular.

To es un legislador y abogado local prodemocracia.

Tras señalar que la prohibición no disuadió a los manifestantes de salir a la calle, To preguntó a Ip si el Consejo Ejecutivo había evaluado cuál sería el efecto de la ley.

Ip respondió que el gobierno “no está en absoluto de acuerdo ni acepta” la petición de los manifestantes de retirar la ley antimáscaras, y que “el gobierno utilizará toda su energía para hacer lo que pueda para controlar la situación”.

Ip agregó que el gobierno estaba abierto a otras medidas para detener las protestas. Luego el conductor del programa le preguntó si el gobierno consideraría implementar una prohibición de Internet.

“Si es necesario, lo haremos”, respondió Ip. “Cualquier solución que pueda detener los disturbios y que sea legal, lo haremos”.

Ip no proporcionó más detalles.

En las redes sociales, muchos hongkoneses expresaron que creían que la prohibición de las máscaras estaba añadiendo leña al fuego, lo que enfureció aún más a los manifestantes que ya estaban molestos por las acciones del gobierno.

Chris Patten, el último gobernador británico de Hong Kong antes del traspaso, de manera similar dijo al medio británico Sky News el 7 de octubre que la prohibición era desacertada y podría provocar una escalada de las tensiones: “La idea de que para el control del orden público se envían a las fuerzas policiales con munición real es absurda. (…) Dentro de poco, a menos que tengamos mucha, mucha suerte, la gente va a ser asesinada, la gente va a recibir disparos”.

Preocupado por más víctimas, Patten pidió a la líder de la ciudad, Carrie Lam, que resolviera la crisis escuchando realmente a la gente.

“Temo por el futuro, a menos que Carrie Lam realmente intervenga y entienda la importancia del diálogo”, afirmó.

***

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS