Grupos internacionales condenan la detención de 3 activistas de Hong Kong

Por Frank Fang
23 de Noviembre de 2020
Actualizado: 23 de Noviembre de 2020

Grupos internacionales de derechos humanos critican al Partido Comunista Chino, después de que tres activistas prodemocracia de Hong Kong fueran puestos bajo custodia tras una comparecencia ante el tribunal el 23 de noviembre.

Los destacados activistas Joshua Wong, Agnes Chow e Ivan Lam comparecieron el lunes en el Tribunal de Magistrados de West Kowloon y se declararon culpables de los cargos relacionados con su participación en una protesta masiva frente a la sede de la policía de la ciudad el 21 de junio del año pasado. Los tres serán sentenciados el 2 de diciembre.

“Tal vez las autoridades deseen que me quede en prisión. Pero estoy convencido de que ni los barrotes de la prisión, ni la prohibición de las elecciones, ni ningún otro poder arbitrario nos detendrá del activismo”, dijo Wong, un activista que alcanzó una gran prominencia durante las protestas prodemocracia de 2014, llamado el Movimiento Paraguas, a los periodistas locales antes de su sesión en el tribunal.

“Seguiremos luchando por la libertad. Ahora no es el momento para que nos dobleguemos ante Beijing y nos rindamos”, añadió.

Las libertades y los derechos básicos de Hong Kong se han deteriorado rápidamente desde que Beijing impuso una ley de seguridad nacional en la ciudad gobernada por China el 30 de junio, que castiga crímenes vagamente definidos como la secesión y la subversión del estado comunista de un solo partido. Desde que la ley entró en vigor, se ha descalificado a cuatro legisladores prodemocracia, se ha detenido a periodistas y la policía ha hecho redadas en la sala de redacción de un importante periódico local.

Los tres comparecieron por primera vez ante el tribunal en julio, cuando Chow se declaró culpable de participar en una reunión no autorizada e incitar a otros a participar en una reunión ilegal el 21 de junio de 2019. Wong y Lam, sin embargo, se declararon inocentes.

En junio pasado, miles de manifestantes rodearon el cuartel general de la policía en Wan Chai, bloqueando las calles cercanas y las entradas al edificio. Se reunieron en oposición a un proyecto de ley de extradición que habría permitido que personas de Hong Kong fueran enviadas a China continental para ser juzgadas, conocida por la ausencia de un estado de derecho.

Ese día, Wong habló con los manifestantes en las escaleras del cuartel general de la policía, dirigió a los manifestantes en las consignas y exigió hablar con el entonces comisionado de policía de la ciudad, Stephen Ho.

El proyecto de ley de extradición ha sido desechado, pero en ese momento, la líder de Hong Kong Carrie Lam solo había anunciado que las discusiones del proyecto de ley se suspenderían en la legislatura local.

Antes del juicio del lunes, Wong usó su cuenta de Twitter para decir que él y Lam habían cambiado de opinión y que se declararían culpables después de consultar a sus abogados y revisar todas las pruebas presentadas por los fiscales.

El lunes, Wong se declaró culpable de los cargos de organizar e incitar una reunión no autorizada. Lam se declaró culpable del cargo de incitación.

Docenas de partidarios se presentaron fuera del juzgado para apoyar a los tres activistas, gritando consignas como “¡Liberen a Joshua Wong, Agnes Chow, Ivan Lam!” y “Cinco demandas, ni una menos”, en referencia a las demandas de mayores libertades democráticas en la ciudad.

Críticas internacionales

Los legisladores y los grupos de derechos en el extranjero denunciaron el trato dado a los tres defensores de la democracia.

El senador estadounidense Rick Scott (R-Fla.) usó su cuenta de Twitter para aplaudir la valentía del trío.

“Su decisión de declararse culpables de una ley injusta muestra su determinación de mantenerse firmes en la lucha por la libertad y los derechos humanos, en lugar de acobardarse ante las amenazas del Partido Comunista Chino”, escribió Scott.

La organización sin fines de lucro HKDC, con sede en Washington, en una declaración del lunes, exigió la liberación inmediata de los activistas e imploró al gobierno de EE. UU. que revise todas las acciones recientes de las autoridades de Hong Kong, para “determinar si sus acciones violan la política de EE. UU. y Hong Kong y por lo tanto requieren ser sancionadas bajo la ley de EE. UU.”.

“No se equivoquen, cuando se declararon culpables en el tribunal hoy, no fue un juicio sobre ellos, sino más bien un juicio contra un sistema judicial de Hong Kong envenenado que ya no es independiente ni capaz de impartir justicia”, declaró el HKDC.

Benedict Rogers, director ejecutivo de la organización británica sin fines de lucro Hong Kong Watch, condenó al Partido Comunista Chino (PCCh) por su última medida para “castigar la libertad de expresión y silenciar la disidencia”.

“La detención de Joshua Wong, Agnes Chow e Ivan Lam es un ejemplo más del desmantelamiento de la autonomía, las libertades y la democracia de Hong Kong por parte de Beijing, en contravención directa de sus obligaciones internacionales en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica y la Ley Básica”, dijo Rogers según su declaración.

China y Reino Unido firmaron la Declaración Conjunta Sino-británica en 1984, que allanó el camino para la devolución de Hong Kong a China en 1997.

En virtud del tratado, el PCCh prometió garantizar a la población de Hong Kong las libertades básicas, que no se concedieron a los chinos del continente bajo el control del régimen, durante al menos 50 años después de 1997 mediante el modelo conocido como “un país, dos sistemas”.

Wong envió una serie de tuits mientras estaba detenido en la tarde, instando a la gente a prestar más atención a los 12 hongkoneses que actualmente están detenidos en China en lugar de centrarse en su difícil situación.

Los 12 detenidos fueron arrestados en el mar por los guardacostas chinos el 23 de agosto después de que salieran de Hong Kong en un barco, presuntamente tratando de escapar a Taiwán para solicitar asilo político.

Hasta ahora, a los abogados designados por las familias de los detenidos se les ha negado el contacto con sus clientes.

El sábado, los partidarios y los familiares de los 12 hongkoneses organizaron una pequeña protesta en una pequeña colina de la isla periférica de Hong Kong, Kat O, que está situada frente al puerto de la ciudad china de Shenzhen, donde los 12 están detenidos.

Soltaron globos con nombres y mensajes para sus familiares detenidos.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Shanghái cierra comunidades tras test positivo de un empleado del aeropuerto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS