La energía positiva detrás de los efectos “curativos” de Shen Yun

La energía positiva detrás de los efectos “curativos” de Shen Yun

Saludo final de Shen Yun Performing Arts en The Bushnell, The William H. Mortensen Hall, en Hartford, Connecticut, el 8 de febrero de 2020. (Edward Dye/The Epoch Times)

09 de Enero de 2022

Un veterano de la marina discapacitado ingresó en una función de Shen Yun con dolor crónico, pero salió sintiendo mucho alivio y gratitud. Un hombre que sufría mucho por los efectos del cáncer escuchó la música única de Shen Yun y esa noche comenzó su viaje de curación. Los dolores de cabeza desaparecen, las preocupaciones del día se desvanecen. Incluso no es raro que al salir de los teatros el público diga que ver Shen Yun les cambió su perspectiva sobre la vida.

Los profesionales de la medicina entre el público rara vez se sorprenden cuando se les habla de estos casos; ellos también mencionan los poderes curativos del arte, probados desde hace mucho tiempo, o el hecho de que la musicoterapia se remonta a la antigüedad. Algunos incluso animan a la gente a ver Shen Yun Performing Arts específicamente, para fortalecer el espíritu, lo que a su vez ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Para muchos espectadores que tienen conocimientos sobre la salud y el bienestar, Shen Yun, con sede en Nueva York, la principal compañía de danza clásica china del mundo, es el ejemplo perfecto del poder del cuerpo, la mente y el espíritu trabajando en armonía.

“Una receta perfecta para la alegría”

Lisa Miller es doctora en medicina interna y cree que el trabajo de un médico es similar a un arte. Cuando vio actuar a los artistas de Shen Yun, se sintió como si fueran “médicos de belleza, gracia, química y electricidad”, dijo en octubre en Louisville, Kentucky.

“Como médica, uso mis manos para hacer las cosas y cuidar a mis pacientes, mientras que estos artistas usan sus cuerpos, sus gestos, sus dedos, usan cada parte de su cuerpo para curar, ya que lo que hicieron esta noche fue una forma de medicina. Fue una receta perfecta para la alegría, la magnificencia, la belleza y el honor, y todo es simplemente bueno y mágico en este momento”, dijo Miller. “Y lo necesitamos. Esta es la receta perfecta para la felicidad”.

Foto de La Gran Época
La Dra. Lisa Miller vio Shen Yun en Louisville, Ky., el 9 de octubre de 2021. (NTD Television)

Miller se había perdido el espectáculo hace un año, debido a los cierres de teatros por la pandemia, así que cuando vio que Shen Yun volvía a actuar, dijo que no se lo iba a perder.

Como han advertido muchos profesionales de la salud mental desde el comienzo de la pandemia, debemos tratar de evitar un estilo de vida de aislamiento y miedo a causa del virus; esto no solo podría causar una “segunda pandemia” de depresión y ansiedad, sino que una mala salud mental también terminará afectando la salud física de las personas.

Luego de ver el espectáculo, Miller declaró que Shen Yun era el remedio perfecto para el actual clima de ansiedad.

“Es la receta perfecta para la pandemia”, dijo. “Es hermoso”.

“Es un mensaje de esperanza, un mensaje de tranquilidad y un mensaje de paz, de serenidad. Es un mensaje de alegría, un mensaje de esperanza, diversidad, naturaleza, amor, fe, belleza, calma, inspiración”, dijo.

“Se trata simplemente de personas que expresan amor y amabilidad mediante sus cuerpos, con la forma en que vuelan sin esfuerzo por el aire, con sus expresiones faciales y cómo interactúan entre sí”, dijo. “Eso lo dice todo, y me hizo sentir esperanzada”.

“Siento una alegría absoluta y pura. Me siento iluminada, me siento empoderada, me siento agradecida. Me siento honrada de estar en la misma sala con estos artistas y estos músicos”, dijo. “Es un mensaje de esperanza. Después de salir de aquí, siento que todo va a estar bien”.

“Limpio y puro”

Los bailarines de Shen Yun expresan con frecuencia su deseo de ofrecer al público algo realmente bueno. Más que un entretenimiento, se esfuerzan por crear algo que anime a la humanidad, eleve el espíritu e inspire la bondad en el corazón humano.

“El arte puede elevarnos, y creo que el arte es algo que todos necesitamos en nuestras vidas”, dice la primera bailarina Evangeline Zhu. “Hay realmente mucha desesperanza y apatía en el mundo, pero entonces de repente, ves esta escena de maravilla, y de alguna manera borra lo negativo (…) Ves algo brillante y positivo—y grandioso. Experimentas algo más grande que tú, y de alguna manera, los problemas del día a día se sienten menores”.

La primera bailarina Evangeline Zhu. (NTD Television)

El primer bailarín Monty Mou se interesó verdaderamente por la danza cuando se dio cuenta de la profundidad con la que este arte podía conmover al público. En la danza clásica china, el movimiento transmite el mundo interior de una persona, por lo que el carácter y el reino de pensamiento del artista son primordiales para su arte.

“Si tu mundo interior está lleno de cosas negativas, entonces lo que expresas es obviamente negativo”, dijo.

“Por eso, cuanto mejor sea una persona, más limpia y pura será por dentro. Entonces su arte, lo que exprese, es limpio y puro, y le dará a la gente una buena sensación”.

Monty Mou baila como el poeta Li Bai
Monty Mou representa al maestro poeta chino Li Bai en el octavo Concurso Internacional de Danza Clásica China de NTD. (Dai Bing/Epoch Times)

“Quiero elevar mi reino de pensamiento y, para decirlo de manera muy simple, solo quiero convertirme en una mejor persona”, dijo Mou.

Todos los bailarines de Shen Yun son cultivadores espirituales, que viven según los principios de verdad, benevolencia y tolerancia.

La meditación forma parte de su riguroso entrenamiento diario. En este aspecto, los artistas siguen un camino de tradición. En la antigua China, los artistas cultivaban la virtud, y el arte estaba destinado a cultivar la bondad y honrar lo divino.

El nombre “Shen Yun” significa “la belleza de los seres divinos al danzar”.

“Se puede ver la luz”

Antonio Divine llegó a una presentación reciente en Fort Lauderdale lleno de molestias. Le dolía la espalda y tenía dolores.

Pero entonces, comenzó el espectáculo y se olvidó por completo del dolor hasta que le recordaron sus molestias anteriores, después del espectáculo.

“Mi cuerpo, me siento más fuerte”, dijo. “Mi dolor desapareció, y digo, cuando ves estos espectáculos poniendo toda su energía en ello, creo que esa energía sale”.

Divine, un enfermero, explicó que lo decía tanto en sentido figurado como literal.

“Soy muy espiritual, así que sí, de hecho, hubo algunos artistas que pude ver la luz saliendo de ellos. Había un muchacho que cuando estaba danzando, se veía que la luz salía de sus manos”, dijo. “Realmente se puede ver la luz que emana. Se puede ver una luz blanca y una luz naranja. Y creo que esas son luces curativas”.

Antonio Divine vio Shen Yun Performing Arts en el Teatro Au-Rene de Fort Lauderdale, Florida, el 29 de diciembre de 2021. (Xinxin Teng/The Epoch Times)

Divine agregó que el alivio físico que sintió al ver el espectáculo no fue el cambio más grande que Shen Yun provocó en él. Él sabía, de alguna manera, que el alivio espiritual que obtuvo durante las dos horas de arte tendría un impacto duradero en su vida.

“Hubo realmente un momento en el que me emocioné tanto que se me llenaron los ojos de lágrimas”, dijo. “Esta última danza, fue la combinación de lo que realmente significa divinidad y y lo divino. Si todos ponemos nuestro corazón y nuestra mente en traer la paz al mundo, podemos hacerlo”.

“Estaba viendo el espectáculo, especialmente al final, cuando llega la fuerza divina. Y sentí—tengo algunos desafíos en mi vida—y sentí que de ahora en adelante, después de ver el espectáculo, mi vida va a mejorar”, dijo.

“Me siento lleno de energía, siento que estoy listo para el 2022 y creo que vamos a vencer este virus, porque creo que si ponemos nuestra energía y la energía que está saliendo del teatro—dejamos que fluya a nuestro alrededor—vamos a vencerlo y vamos a mejorar. Pero todos tenemos que entrar en esa misma vibración, ese mismo sentimiento”, dijo. “Porque si sacamos mala energía, eso es lo que recibimos de vuelta. Si sacamos buena energía, recibimos buena energía”.

Divine dijo que sentía que la energía que emitían los artistas de Shen Yun, la fuerza divina que él experimentó, era una energía de bondad, compasión y perdón.

“Es para todo el mundo, pero algunas personas optan por recibirla y otras se cierran”, dijo. “Tenemos que abrirnos para recibir. Todos cometemos errores en la vida, y depende de nosotros abrirnos para corregir los errores. Creo que la divinidad, o lo divino, nos perdonará a todos, pero tenemos que estar abiertos a recibir ese perdón”.

The Epoch Times considera a Shen Yun Performing Arts como el evento cultural más importante de nuestro tiempo y ha cubierto los comentarios del público desde la creación de la compañía en 2006.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí