Legisladores americanos preguntan a NBC sobre la influencia del PCCh en cobertura de los JJ. OO.

Por Danella Perez Schmieloz
27 de Enero de 2022 6:27 PM Actualizado: 27 de Enero de 2022 6:27 PM

Dos legisladores republicanos quieren saber si el Partido Comunista Chino (PCCh) tendrá influencia sobre la cobertura de NBCUniversal de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

“Dada la historia de censura y control gubernamental de China, y el hecho de que el Comité Olímpico Internacional (COI) se beneficiará financieramente de la cobertura de los juegos de NBCUniversal, nos preocupa el alcance de la influencia que el PCCh pueda tener sobre la cobertura de los juegos de NBCUniversal”, escribieron los representantes Cathy McMorris Rodgers (R-Wash.) y Robert Latta (R-Ohio) en una carta (pdf) del 24 de enero al CEO de NBCUniversal, Jeff Shell, y al presidente de los Juegos Olímpicos de la compañía, Gary Zenkel.

La carta fue enviada en medio de un mayor escrutinio frente a los abusos de los derechos humanos del régimen chino antes de los Juegos, lo que ha llevado a Estados Unidos y varios aliados a organizar un boicot diplomático del evento. Mientras tanto, muchas corporaciones vinculadas a los Juegos Olímpicos han guardado silencio sobre el tema de las violaciones de los derechos por parte de Beijing.

En la carta, los legisladores preguntan a la cadena si el PCCh o el Comité Olímpico Internacional (COI) han tratado de influir en la cobertura de los juegos sobre abusos a los derechos humanos en Xinjiang, y si se ha impedido que la empresa critique al régimen chino en su cobertura.

Los miembros de la Cámara también preguntaron qué medidas ha tomado NBCUniversal para asegurarse de que la empresa, así como sus proveedores y servicios de apoyo, no utilicen trabajo forzado en Xinjiang.

“El PCCh es responsable de las atrocidades cometidas contra los musulmanes uigures en la provincia de Xinjiang (…) continúa tomando medidas enérgicas contra los ciudadanos de Hong Kong y silenciando a quienes hablan en contra del partido (…) [y] continúa utilizando su presencia militar para amenazar a Taiwán”, dice la carta.

“Estos hechos bien documentados deberían sorprender a todos los americanos y atraer más atención en su sala de juntas corporativa”.

Las Naciones Unidas estima que más de 1 millón de uigures y otras minorías musulmanas han sido detenidos en campos de concentración en la región de Xinjiang. Un tribunal popular independiente, conocido como el Tribunal Uyghur, dictaminó el mes pasado que el régimen chino ha cometido genocidio contra musulmanes étnicos en Xinjiang, a través de una serie de actos represivos que incluyen internamiento masivo, separación familiar, esterilizaciones y trabajos forzados.

Además de su represión en Xinjiang, el PCCh se ha enfrentado a la condena internacional por sus extensos abusos, desde la represión en Hong Kong hasta la represión de grupos religiosos, incluidos los budistas tibetanos y los practicantes de Falun Gong.

Los legisladores también le preguntaron a la compañía cómo usaría “sus inversiones en los Juegos” para exponer los abusos contra los derechos humanos cometidos en China.

La semana pasada, NBC aseguró que su cobertura de los Juegos Olímpicos tendría en cuenta el “contexto geopolítico” de China, dados los “asuntos difíciles” relacionados con el país, informó Reuters. La declaración se produjo en respuesta a la presión de los grupos de derechos humanos y los legisladores estadounidenses, que exigieron que la emisora ​​​​informara sobre los abusos de los derechos humanos en China durante los Juegos Olímpicos.

En su carta a NBC, Rodgers y Latta también le preguntaron a la compañía si el PCCh tiene la capacidad de bloquear su transmisión a los Estados Unidos y si ha intentado cambiar el contenido o la cobertura de su programación.

La carta incluye preguntas clave para evaluar la independencia y transparencia de la empresa. Por ejemplo, se le pide a NBC que revele el alcance de sus inversiones en China y qué conexiones tiene la empresa con el PCCh. La carta le pide a la red que proporcione respuestas por escrito y cualquier documentación relacionada a las preguntas sobre su cobertura al Comité de Energía y Comercio antes del 7 de febrero.

Los analistas han advertido que las empresas occidentales que hacen negocios con China se convierten en “rehenes” del régimen, obligadas a cumplir sus órdenes, para que no sean castigadas por el PCCh y sufran una reacción económica negativa. Como resultado, estas empresas no se atreven a criticar al PCCh, sacrificando así la libertad de expresión y los valores americanos a cambio de ganancias.

El año pasado, los grupos de derechos humanos suplicaron a las emisoras de televisión, incluida NBC, que cancelaran su cobertura de los Juegos de Beijing, que se inauguran la próxima semana.

Los grupos advirtieron al medio que no “sea cómplice” del “lavado deportivo” del PCCh de sus graves abusos contra los derechos. También han acusado a las empresa televisora de permitir que el régimen chino explote el glamour de los Juegos Olímpicos para mejorar su reputación y distraer a la gente de su historial como un grave violador de derechos humanos.

En el Día de los Derechos Humanos—el 10 de diciembre de 2021–15 grupos de derechos humanos se reunieron frente a una oficina de NBC Sports en San Francisco, instando a NBC y otras emisoras a no transmitir los Juegos de Invierno.

NBCUniversal no respondió al cierre de esta edición a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.