Legisladores de EE.UU. buscan una investigación sobre el encubrimiento de Beijing al brote de Wuhan

Por Eva Fu
25 de Marzo de 2020 8:31 PM Actualizado: 25 de Marzo de 2020 8:31 PM

El senador Josh Hawley (R-Mo.) y la representante Elise Stefanik (R-N.Y.) están pidiendo una investigación internacional sobre cómo el manejo inicial del virus del PCCh, por parte de Beijing, puede haber puesto en peligro a Estados Unidos y al resto del mundo.

En una resolución presentada en ambas cámaras el 24 de marzo, los legisladores le pidieron al Congreso que condene al régimen chino por encubrir el brote, encubrimiento que “casi con certeza” aumentó la rápida propagación mundial del virus del PCCh, dijeron.

El Congreso también debería cuantificar el daño de tales actos en la salud y la economía de las naciones afectadas, dice la resolución.

La Gran Época se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se extendiera por toda China y creara una pandemia global.

La resolución presentada ese día, una de las tres propuestas legislativas que se centra en el régimen de Beijing, también insta a la comunidad internacional a que diseñe un mecanismo para que el PCCh pague una la compensación correspondiente por sus daños.

“Es hora de una investigación internacional sobre el papel que desempeñó su encubrimiento en la propagación de esta devastadora pandemia”, dijo Hawley, en un comunicado de prensa que comparte autoría con Stefanik. “El PCCh debe rendir cuentas por el sufrimiento que el mundo está padeciendo ahora”.

Los informes de los medios han detallado cómo las autoridades chinas censuraron información crítica cuando el virus surgió por primera vez en la ciudad de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei.

El 1 de enero, los funcionarios de salud de Hubei ordenaron a una compañía de pruebas genómicas que detuviera las pruebas para el virus, destruyera todas las muestras del virus y mantuviera sus hallazgos en secreto, según informó el medio de comunicación chino, Caixin.

La policía rastreó a varios médicos que expresaron su preocupación por el virus en las redes sociales, acusándolos de difundir rumores e incitar al miedo público. Quienes criticaron a las autoridades chinas por su respuesta al brote fueron convocados y castigados. Además, varios periodistas ciudadanos, que fueron sinceros sobre la situación, desaparecieron después que intentaron compartir videos de primera mano sobre lo que estaba ocurriendo en Wuhan.

El 13 de enero, Tailandia confirmó la primera infección fuera de China, un día antes de que la Organización Mundial de la Salud, citando investigaciones chinas, anunciara que “no había evidencia clara de transmisión de persona a persona”.

Un estudio de la Universidad de Southampton, actualmente en preimpresión y aún no revisado por pares, descubrió que China podría haber detenido hasta el 95 por ciento de la propagación geográfica del virus si hubiera promulgado medidas de contención antes.

“No hay duda de que la decisión desmesurada de China de orquestar un elaborado encubrimiento, de las amplias y mortales implicaciones del coronavirus, provocó la muerte de miles de personas, incluidos cientos de estadounidenses”, dijo Stefanik.

La resolución también tomó nota de cómo altos funcionarios chinos han tratado de impulsar la teoría de la conspiración de que el virus se originó en Estados Unidos.

“Desde el primer día, el Partido Comunista Chino mintió intencionalmente al mundo sobre el origen de esta pandemia”, dijo Hawley.

También el 24 de marzo, el representante Jim Banks (R-Ind.) y el representante Seth Moulton (D-Mass.), presentaron una resolución bipartidista para condenar al PCCh por el encubrimiento del brote y la desinformación.

El representante Matt Gaetz (R-Fla.), por su parte, presentó una legislación llamada “No hay folletos chinos en la Ley de Asistencia Nacional”, para evitar que fluyan fondos de ayuda, relacionados con el virus, a China.

“Permitir que el dinero de los contribuyentes estadounidenses vaya a compañías que son propiedad del gobierno comunista chino es contrario a nuestra agenda de ‘América Primero’”, dijo en un comunicado.

El 24 de marzo, el representante Michael McCaul (R-Texas) calificó el manejo del brote del PCCh como “uno de los peores encubrimientos en la historia de la humanidad”.

“Este es un blanqueo sistemático de lo que ha hecho el Partido Comunista en China”, dijo a Fox News. Agregó que el virus “ahora está causando estragos en todo el mundo, costando no solo la vida de las personas, sino también el caos económico”.

Por “el daño, la pérdida y la destrucción que su arrogancia provocó en el resto del mundo”, China tendrá que pagar, dijo Stefanik.

“En pocas palabras, China debe, y será, responsable”, dijo.

Sigue a Eva en Twitter: @EvaSailEast

Descubra

Virus del PCCh: el nombre adecuado para el virus que está causando la pandemia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.