Los precios de la gasolina pueden seguir aumentando tras el ataque a Colonial Pipeline

Por Zachary Stieber
11 de Mayo de 2021 7:33 PM Actualizado: 11 de Mayo de 2021 7:33 PM

Se espera que los precios de la gasolina, que ya se acercan a los 3 dólares el galón después de un ciberataque a Colonial Pipeline, sigan subiendo durante la semana, especialmente en el este de Estados Unidos.

“Esperamos que los aumentos de precios continúen durante la semana, y en particular en la región sureste y noreste, porque hay áreas directamente impactadas a lo largo de las terminales del gasoducto que siguen sin funcionar”, le dijo Devin Gladden, de la Asociación Americana del Automóvil (AAA), a The Epoch Times.

“Y a medida que se requieran importaciones y entregas de camiones para llenar ese vacío, eso puede significar que los costos más altos estarán asociados con esas entregas y eso ciertamente está causando que los precios aumenten en las estaciones de servicio”, agregó.

El lunes los precios subieron entre seis y siete centavos por galón en el sureste, según datos de la AAA. El precio promedio a nivel nacional a partir del martes era de USD 2.95 por galón, con precios que van desde un mínimo de USD 2.64 en los estados del sur hasta un máximo de USD 4.10 por galón en algunos estados del oeste y en Illinois.

Los precios de la gasolina ya estaban subiendo antes de que un grupo llamado DarkSide robara datos de Colonial Pipeline y bloqueara sus computadoras con ransomware, un método en el que los atacantes retienen información crucial de las empresas hasta que se les paga.

Como resultado, Colonial Pipeline desconectó ciertos sistemas, deteniendo temporalmente todas las operaciones del oleoducto.

La compañía opera un oleoducto que se extiende por más de 5500 millas desde Texas hasta Nueva Jersey.

Colonial envía 100 millones de galones de gasolina por día, suministrando estaciones a lo largo y ancho de la costa este, le dijo a The Epoch Times Robert Dauffenbach, decano asociado senior de desarrollo económico e impacto en Price College of Business, de la Universidad de Oklahoma.

“Eso es una especie de indicación de lo importante que es esa operación para suministrar gasolina a lo largo de la costa este”, dijo.

Tanques de almacenamiento de combustible en la Granja de tanques de Linden Junction, de la empresa Colonial Pipeline, el 10 de mayo de 2021, en Woodbridge. (Michael M. Santiago/Getty Images)

Según la Administración de Información de Energía de EE.UU., el precio de un galón regular de gasolina sin plomo aumentó desde un mínimo de USD 1.87 en abril de 2020, cuando gran parte del país estaba bloqueado debido a la pandemia de COVID-19, a USD 2.79 en marzo.

El aumento de los precios del combustible antes del ataque se debió, en parte, a la escasez de conductores de camiones cisterna, ya que otras industrias atrajeron a personas que, de otro modo, conducirían los camiones. El país también ha experimentado una mayor demanda en los últimos meses, así como un mayor costo del petróleo.

La escasez de gasolina en Colonial, combinada con la escasez de conductores de camiones, ha provocado que las estaciones de servicio de, al menos, media docena de estados se hayan quedado sin gasolina, con largas colas en las estaciones de todo el este de EE.UU.

El suministro sigue siendo adecuado, pero la distribución no está a la altura de las complejas circunstancias actuales, según los expertos.

“Las estaciones de servicio en las áreas afectadas pueden sufrir retrasos en las entregas y es posible que algunas bombas no tengan gasolina hasta que los camiones cisterna puedan reabastecerse de combustible”, dijo Gladden.

Las autoridades federales y estatales están interviniendo para tratar de responder a la situación.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, un republicano, firmó una orden ejecutiva que suspende el impuesto a la gasolina en el estado, al tiempo que aumenta los límites de peso para los camiones que transportan combustible y prohíbe el aumento de precios. El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, declaró el estado de emergencia, suspendiendo temporalmente algunas regulaciones para los conductores de camiones.

A nivel federal, el administrador de la Agencia de Protección Ambiental, Michael Regan, emitió una exención de emergencia para los combustibles, lo que permite que las estaciones ignoren ciertos requisitos para el transporte de combustibles en varios estados, incluidos Maryland y Pensilvania. El Departamento de Transporte comenzó a inspeccionar tanques calificados para transportar productos derivados del petróleo dentro del Golfo. Les solicitaron a los operadores ferroviarios que usaran algunos tanques para transportar combustible desde los puertos y para ayudar a Colonial a poner su línea en funcionamiento omitiendo el transporte por el oleoducto, también eliminaron restricciones de horario para el servicio en unos 17 estados.

Algunas de esas acciones pueden resultar en precios más altos, particularmente en el noreste del país, según Gladden.

El decano Dauffenbach dijo que aún no estaba detectando saltos de precios, incluso con las estaciones cuyo combustible se está agotando en estados como Virginia y Georgia.

“Hasta ahora, no se han alcanzado proporciones epidémicas”, dijo.

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, habla con los periodistas en la Casa Blanca, en Washington, el 11 de mayo de 2021. (Drew Angerer/Getty Images)

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, le dijo a la prensa en Washington que una de las principales líneas de Colonial reanudó sus operaciones de forma manual y que la compañía está trabajando para poner en funcionamiento ramales, o líneas más pequeñas. La compañía espera restaurar la mayoría de las operaciones el fin de semana, agregó.

De lo contrario, los estadounidenses pueden esperar un aumento de los precios, dijo Dauffenbach.

“Se necesitarán unos días para acelerar las operaciones. Este oleoducto nunca se había cerrado antes. Viaja grandes distancias”, dijo Granholm en la sesión informativa de la Casa Blanca.

La demanda se disparó el lunes, alcanzando un 31 por ciento más que en los días promedio de febrero de 2020, según las cifras de GasBuddy.

Los expertos instaron a las personas a no acumular gasolina, ya que ese proceso puede generar un aumento en los costos.

“No hay necesidad de entrar en pánico para comprar, eso solo hará que la situación empeore y los precios suban más”, dijo Gladden.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.