Mientras China sufre graves inundaciones, los líderes del régimen desaparecen del ojo público

Por Nicole Hao
23 de Julio de 2020
Actualizado: 23 de Julio de 2020

A medida que cientos de millones se ven afectados por las inundaciones históricas en China, la notable ausencia del liderazgo del Partido Comunista llamó la atención de los ciudadanos y analistas de China.

El líder chino, Xi Jinping, no apareció en público durante 21 días hasta el 21 de julio, cuando organizó un seminario económico en Beijing.

Luego, el miércoles, Xi visitó el Siping Battle Memorial Hall en la provincia de Jilin, al noreste de China. Durante la guerra civil de China, desde marzo de 1946 hasta marzo de 1948, el Kuomintang (KMT) y el Partido Comunista Chino (PCCh) libraron cuatro batallas agotadoras en Siping, que mataron al menos a 55,000 soldados de ambos bandos. El PCCh ganó la primera y la última batalla, mientras que el KMT ganó la segunda y la tercera.

En ambas ocasiones, Xi no mencionó las graves inundaciones en al menos 27 provincias y regiones chinas, causadas por fuertes lluvias desde junio. Tampoco él u otros miembros del Comité Permanente del Politburó, el órgano de toma de decisiones más poderoso del Partido, visitaron las áreas de desastre para comandar tareas de socorro, como lo hicieron sus predecesores. Solo el primer ministro Li Keqiang realizó una breve visita a un pueblo inundado a principios de julio.

Los principales líderes del PCCh no han aparecido mucho en público durante 2020.

El comentarista de asuntos políticos de China, Zhong Yuan, señaló que esto es inusual para el Partido, y cuestionó si los altos funcionarios habían abandonado Beijing para evitar contraer el virus del PCCh.

El líder chino, Xi Jinping, organiza sus documentos en la sesión de clausura de la legislatura títere del régimen en Beijing, el 28 de mayo de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

Xi Jinping

En la tarde del 21 de julio, Xi organizó un seminario para empresarios en Beijing, al que se unieron dos miembros del comité permanente del Politburó, Wang Huning y Han Zheng, así como otros altos funcionarios del gobierno central.

Los ejecutivos de algunas de las empresas más grandes de China estuvieron presentes: Chen Zongnian, presidente y líder del Partido de Hikvision, fabricante de equipos de vigilancia; Ning Gaoning, presidente y líder del Partido de Sinochem, conglomerado estatal de petróleo y gas; Huang Li, presidente de Wuhan Guide Infrared, fabricante de equipos de imágenes térmicas infrarrojas; Jiang Bin, presidente de Goertek, empresa de componentes acústicos; Hsiao-Wuen Hon, presidente del grupo de investigación y desarrollo de Microsoft en Asia y el Pacífico; y Zhao Bingdi, presidente de Panasonic China.

En el seminario, Xi mencionó el “intercambio de poder por dinero” entre funcionarios y empresas del PCCh, así como el soborno comercial, según informes de la prensa estatal, insinuando que la corrupción era un gran problema en el país.

Xi afirmó que la economía china estaba en buena forma, pero también se dirigió a alentar “al comerciante individual”.

A principios de junio, los comerciantes individuales fueron un concepto promovido cuando el primer ministro chino, Li Keqiang, propuso revivir los mercados de vendedores ambulantes para aliviar la crisis de desempleo.

Pero Xi pronto hizo comentarios que contradecían la propuesta de Li, afirmando que China tenía una gran población de clase media.

Al hacer comentarios positivos sobre los comerciantes individuales por primera vez, algunos analistas dijeron que podría ser un indicador de que la recesión económica se ha vuelto tan severa que Xi se vio obligado a revertir su posición.

Esta vista aérea muestra calles sumergidas y edificios inundados después de que se rompió una presa debido a las inundaciones en la ciudad de Jiujiang, provincia de Jiangxi, China, el 13 de julio de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

Inundaciones

Aparte de la visita de Li el 6 y 7 de julio a una aldea en la ciudad de Tongren, en la provincia de Guizhou, al suroeste de China, ningún otro alto funcionario ha recorrido las zonas de desastre.

El funcionario de más alto rango que se ha enviado a las regiones de desastre es E Jingping, ministro de recursos hídricos de China, quien visitó la provincia de Jiangxi el 12 de julio.

Wang Yong, jefe de la Oficina Estatal de Control de Inundaciones y Alivio por Sequía y miembro del Consejo de Estado, como un estilo de gabinete, aún no ha visitado las áreas inundadas.

Guizhou ha experimentado inundaciones desde principios de junio. Los deslizamientos de tierra sepultaron aldeas en Tongren y otras ciudades desde entonces, pero la prensa estatal apenas ha cubierto las noticias, mientras que las autoridades no han evaluado el daño general o el número de víctimas.

Guizhou es una de las provincias más pobres de China. Muchos viven en casas hechas de barro y paja en las zonas rurales, lo que los hace susceptibles a los daños por las tormentas.

El 19 de julio, la Oficina Meteorológica de Guizhou alertó a los habitantes de que en las siguientes 48 horas, la provincia sería golpeada por más lluvias fuertes y precipitaciones de entre 6 y 7.9 pulgadas.

Las fuertes inundaciones también han dañado grandes extensiones de las provincias centrales y orientales de Anhui, Jiangxi, Hubei y Hunan.

Oficialmente, las autoridades declararon que al menos 43 millones de personas se vieron afectadas, y casi 3 millones perdieron sus hogares. Pero muchos sospechan que el verdadero daño es aún mayor.

Se pronostica más lluvia, a medida que los tres ríos principales de China se han desbordado y pueden haber brechas en los diques en cualquier momento.

Un sitio turístico está sumergido por las inundaciones cerca del río Yangtze en la ciudad de Zhenjiang, provincia de Jiangsu, China, el 20 de julio de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

Ocultándose

Según la prensa estatal, Xi organizó una videoconferencia para hablar sobre el desastre el 17 de julio y dio dos mensajes sobre las inundaciones a los funcionarios el 28 de junio y el 12 de julio.

Zhong Yuan comentó el 22 de julio que es inusual que los líderes del gobierno central y los jefes provinciales del Partido se mantengan desaparecidos durante catástrofes a gran escala. “Los líderes del PCCh solían aparecer en primera línea para crear una imagen de estar cerca de la gente”, señaló.

Zhong analizó las instrucciones escritas de Xi a los funcionarios, tal como se publicaron en la prensa estatal, y las reacciones públicas de cada funcionario de nivel. Zhong llegó a la conclusión de que los gobiernos locales no han seguido las órdenes de Xi, ni respondieron a las necesidades de la gente.

“No les importan las vidas y las pérdidas de la gente”, comentó.

Como Xi y otros líderes de alto rango han mantenido un perfil bajo desde enero, Zhong cuestionó si están tratando de evitar las apariciones públicas y protegerse de contraer la COVID-19, especialmente porque Beijing recientemente experimentó una nueva ola de brote.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Nuevo brote del virus COVID-19 en Beijing, China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS