Miles de inmigrantes ilegales se congregan bajo un puente en Texas

Por Charlotte Cuthbertson y Zachary Stieber
16 de Septiembre de 2021
Actualizado: 16 de Septiembre de 2021

DEL RÍO, Texas—Miles de inmigrantes ilegales, en su mayoría procedentes de Haití, se están congregando bajo un puente en Texas mientras esperan para entregarse a la Patrulla Fronteriza de EE. UU.

Los inmigrantes estaban repartidos en un tramo de tierra, y muchos estaban sentados o tumbados sobre mantas. Otros estaban de pie, charlando con sus compañeros.

Unos 8000 inmigrantes ilegales, entre los que se encuentran ciudadanos haitianos, cubanos y venezolanos, se encuentran en la zona, dijo una fuente de la Patrulla Fronteriza a The Epoch Times.

El número aumentó en unos 2000 durante la noche, dijeron las fuentes.

Otros inmigrantes se dirigen hacia Del Río a través de México.

No está claro por qué han elegido Del Río, aunque los patrones de migración muestran que las personas de ciertos países prefieren determinadas rutas hacia Estados Unidos. Los haitianos, especialmente, suelen elegir cruzar el río Grande para entrar en la ciudad fronteriza de Texas.

Los inmigrantes ilegales esperan en la zona para entregarse a los agentes fronterizos de EE. UU., que los trasladarán a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza para su admisión y procesamiento, según dijo un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a The Epoch Times en un correo electrónico esta semana.

Debido a la afluencia masiva de extranjeros, los funcionarios de EE. UU. han colocado agua potable, toallas y aseos portátiles bajo el puente, lo que hace que muchos se congreguen allí.

El portavoz no cogió el teléfono ni devolvió los mensajes de voz o un correo electrónico el jueves, mientras el número de inmigrantes ilegales seguía aumentando.

“Es completamente predecible porque Biden está básicamente invitando a los inmigrantes ilegales”, dijo a The Epoch Times Mark Krikorian, director general del Center for Immigration Studies, un grupo de expertos no partidista que aboga por un sistema pro-inmigrante y de baja inmigración.

“Esto parece ser un ejemplo extremo de lo que hemos estado viendo desde el 20 de enero, que son los inmigrantes ilegales, que aceptan la oferta de Biden de que si consiguen entrar en Estados Unidos, se les dejará ir”, añadió.

El presidente Joe Biden, cuando asumió el cargo, revisó rápidamente el sistema de inmigración de EE. UU., poniendo fin a la construcción del muro fronterizo y a un programa que obligaba a muchos solicitantes de asilo a esperar en México.

Los funcionarios de la Administración Biden también dejaron de utilizar la autoridad del Título 42 del gobierno federal, que se estableció durante la pandemia de la COVID-19, para expulsar a los menores no acompañados, o niños inmigrantes ilegales.

El uso del Título 42 ha disminuido en los últimos meses mientras los demócratas presionan a Biden para que ponga fin a dicha autoridad. Los funcionarios lo aplicaron solo en el 44 por ciento de los encuentros con inmigrantes ilegales en agosto.

La disminución de la aplicación de la ley federal de inmigración ha llevado a las autoridades de Texas a llenar el vacío. Tanto las fuerzas de seguridad estatales como las locales han empezado a controlar más a los inmigrantes ilegales, incluso en Del Río, donde el alcalde ha suplicado a Biden que deje de liberar a los inmigrantes ilegales a medida que se deterioran las condiciones locales.

“Esto va más allá de la crisis. Esto es urgente. Esto es grave”, dijo Bruno Lozano, el alcalde demócrata de la ciudad, a KSAT-TV el miércoles.

El alcalde señaló que en febrero pidió a la Administración Biden que tomara medidas para frenar el aumento de la inmigración ilegal. “Todavía estoy esperando el plan de acción”, dijo.

Cruzar la frontera hacia Estados Unidos sin los papeles adecuados es ilegal, pero después de entrar un inmigrante puede solicitar asilo, es decir, miedo a ser perseguido si es devuelto a su país de origen. Si lo hacen, suelen ser liberados en Estados Unidos. Si no lo hacen, se les procesa según el Título 8, o la ley federal, y normalmente se les da una cita en el juzgado o se les dice que se presenten en una Oficina de Control de Inmigración y Aduanas en un día determinado. La mayoría no acaba compareciendo.

Miles de inmigrantes ilegales se congregan en Del Río (Texas) el 16 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El portavoz de la CBP dijo a The Epoch Times que “la gran mayoría de adultos que viajan solos y muchas familias seguirán siendo expulsados bajo la autoridad del Título 42 de los CDC, y aquellos que no pueden ser expulsados bajo el Título 42 y no tienen una base legal para permanecer serán procesados bajo las autoridades del Título 8”.

Hay indicios de que se está permitiendo que varios adultos que viajan solos permanezcan en el país, en particular los extranjeros a los que las autoridades de EE. UU. han concedido un tipo especial de protección llamado Estatus de Protección Temporal.

Un hombre haitiano, solo, que cruzó con otros 350 inmigrantes ilegales desde México hasta Del Río en julio, habló con The Epoch Times después de entrar en Estados Unidos. Un mes después, envió un mensaje de texto para decir que había llegado a Boston y que estaba bien.

Un cubano de unos 20 años, Eduardo, dijo a The Epoch Times esta semana en una gasolinera de Del Río que estaba esperando que le recogieran sus padres, que viven en Houston. Dijo que viajó desde Panamá a través de Estados Unidos antes de atravesar México para llegar a Del Río, caminando la mayor parte del tiempo.

“No hay libertad en Cuba”, dijo Eduardo, que tampoco fue expulsado.

Estados Unidos registró más de 200,000 detenciones de inmigrantes ilegales en la frontera en agosto, uno de los meses más altos registrados. Bajo la Administración Biden, el país va a establecer nuevos récords de encuentros en el año fiscal y en el año natural.

La administración habría sabido de los grandes grupos de inmigrantes que están ahora en Del Río, dijo Jaeson Jones, CEO de Omni Intelligence, a The Epoch Times.

Los programas de inteligencia de EE. UU. vigilan a Centroamérica para detectar la formación de grandes grupos, según Jones, antiguo capitán de inteligencia y contraterrorismo del Departamento de Seguridad Pública de Texas, que trabajó estrechamente con la Patrulla Fronteriza.

“Nadie en el gobierno federal ha reconocido lo que se avecinaba, ha declarado que esto estaba ocurriendo, ni ha hecho nada para mitigarlo, porque esto debía haberse detenido. Esta es una gran caravana de personas que no fue detenida”, dijo.

“Para mí, esto solo es una confirmación más del nivel de fracaso del liderazgo dentro de la actual administración”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS