Nuevo salvaje oeste: Intento desesperado de condado fronterizo de Texas por frenar inmigración ilegal

Por Charlotte Cuthbertson
21 de Agosto de 2021
Actualizado: 21 de Agosto de 2021

BRACKETTVILLE, Texas—El ayudante del sheriff del condado de Kinney, Texas, Danny Molinar, detuvo un vehículo en el que viajaban tres extranjeros ilegales el 24 de julio. El conductor, ciudadano de EE.UU., y su vehículo eran de Dallas. Se le acusó de contrabando y fue puesto en libertad—la cárcel local está llena.

Los tres extranjeros ilegales, todos de México, fueron entregados a la Patrulla Fronteriza.

Cuatro días después, Molinar detuvo un vehículo de Austin. En él, encontró a los mismos tres extranjeros ilegales, que llevaban exactamente la misma ropa. Otro conductor estadounidense fue puesto en libertad a la espera de que se presentaran cargos. Su orden de detención, junto con otras 126, permanecerá en la mesa del sheriff hasta que se abra un espacio en su cárcel de 14 camas.

Una de las inmigrantes ilegales que pasaban de forma ilegal le dijo a Molinar que iba a seguir intentándolo “hasta que lo lograra”. Una vez más, fue entregada a la Patrulla Fronteriza.

Con consecuencias limitadas o nulas, los extranjeros ilegales no tienen motivos para rendirse y volver a casa—saben que acabarán logrando pasar.

La mayoría de los policías de la región tienen historias similares.

El ayudante del sheriff del condado de Kinney, Danny Molinar, detiene un vehículo en Brackettville, Texas, el 6 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Los funcionarios del condado de Kinney llevan tiempo renunciando a la ayuda federal y, aunque el estado está proporcionando algo de asistencia, les resulta difícil acceder a ella y han empezado a buscar por otros lados para resolver sus problemas de seguridad fronteriza.

“Creo que estamos solos”, dijo el sheriff del condado de Kinney, Brad Coe.

El condado está estudiando la posibilidad de contratar a contratistas de seguridad privados, que han trabajado en Iraq y Afganistán, para hacer frente a los miles de extranjeros ilegales que hay en las zonas agrícolas.

Coe ha comenzado a presentar cargos contra los extranjeros ilegales por allanamiento de morada, por evadir a pie y por poner en peligro a los niños. También está dispuesto a dejar personalmente a los inmigrantes ilegales a mitad de camino en el puente internacional Del Río si descubre que no son deportados.

Después de escuchar lo abrumado que está el cuartel de Coe con sus seis comisarios a tiempo completo, el sheriff de Galveston, Henry Trochesset, enviará al menos cuatro comisarios el 18 de agosto para reforzar el equipo. El alguacil de Galveston, Jimmy Fullen, se lanzó al ruedo el 16 de agosto en el condado de Kinney.

El sheriff del condado de Kinney, Brad Coe (L), y el alguacil de Galveston, Jimmy Fullen, fuera de la oficina del sheriff en Brackettville, Texas, el 16 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El fiscal del condado, Brent Smith, está presionando para que el estado apruebe que se puedan incorporar los ayudantes de sheriff de Florida que estén dispuestos a ayudar.

El sheriff del condado de Brevard, Wayne Ivey, dijo a The Epoch Times que si el estado lo aprueba, está dispuesto a ayudar como pueda, incluso enviando uno o dos ayudantes de sheriff.

Coe, junto con otros sheriffs de Texas y agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, presentaron el 1 de julio una demanda contra el gobierno de Biden por sus requisitos “ilegales e inconstitucionales” respecto a la detención y deportación de extranjeros ilegales.

Y, junto con la ciudad y el condado de Uvalde, el condado de Kinney ha creado una comisión de planificación subregional para ayudar a forzar a las agencias estatales pertinentes a sentarse a la mesa.

Sobre Kinney

Los 3600 residentes del condado de Kinney , Texas, no son precisamente novatos en los efectos secundarios de las oleadas fronterizas, pero la afluencia actual va más allá de lo que muchos han experimentado.

Aunque el condado—de 1360 millas cuadradas—solo comparte 16 millas de frontera internacional con México, está en una ruta directa de contrabando desde las ciudades fronterizas de Del Rio y Eagle Pass hasta San Antonio y más allá. El condado, con sus extensos ranchos, se ha convertido en una vía para los inmigrantes ilegales que no quieren ser capturados.

En julio, casi 10,000 extranjeros ilegales evadieron la Patrulla Fronteriza en el sector de Del Río, en el que se encuentra el condado de Kinney, según las cifras preliminares de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) publicadas por el representante Chip Roy (R-Texas) el 2 de agosto.

Es imposible calcular el número de personas que no fueron detectadas y se escaparon. Los agentes de la Patrulla Fronteriza son sacados constantemente de la frontera y llevados a los centros de procesamiento a medida que el número aumenta.

Mapa que muestra el condado de Kinney y los condados circundantes en Texas, cerca de la frontera entre Estados Unidos y México. (The Epoch Times)

El puesto de control local de la Patrulla Fronteriza se encuentra en la vecina Uvalde, 60 millas más allá de la frontera, y una red de pequeñas carreteras del condado conduce alrededor de ella.

La presencia adicional de policías estatales de Texas desplazados a la zona ha frenado recientemente las aprehensiones de vehículos de contrabando en Kinney, que han pasado de ser diarias a ser varias a la semana, mientras que un mayor número de extranjeros ilegales pasan caminando por los ranchos.

Los informes semanales de incidentes del sheriff están llenos de llamadas relativas a allanamientos, robos y encuentros con el contrabando. El 25 de mayo, The Epoch Times estuvo presente cuando la policía detuvo a un ciudadano estadounidense que conducía un vehículo con siete extranjeros ilegales guatemaltecos a bordo, incluidos dos metidos en la cajuela. El 21 de julio, la policía local y estatal detuvo una camioneta robada en Houston. El conductor y el pasajero eran ambos extranjeros ilegales de Honduras.

El 30 de julio, el diputado del condado de Kinney Mike McCourt detuvo un vehículo que contenía cinco extranjeros ilegales, un rifle robado y 8000 dólares en efectivo.

Tropas estatales de Texas, Nebraska y Iowa, junto con la Patrulla Fronteriza y el alguacil del condado de Kinney, detienen al conductor y se preparan para registrar un vehículo robado en el condado de Kinney, Texas, el 21 de julio de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El gran volumen de tráfico a pie es evidente por el número de cadáveres que el sheriff ha tenido que contar recientemente. En los últimos dos meses y medio, se han encontrado ocho cuerpos, la mayoría en ranchos. Coe dijo que la media del condado de Kinney es de uno al año. Es probable que los cazadores encuentren más a medida que se abre la temporada y el calor sigue pasando factura.

La propiedad del ranchero local Cole Hill está situada en una vía para extranjeros ilegales que flanquea el puesto de control de la Patrulla Fronteriza. Lleva años tratando con extranjeros ilegales que atraviesan sus tierras, pero solo unas 25 personas al año y a veces pasan meses sin actividad.

Eso cambió el 20 de enero de este año, cuando su perro le alertó de la presencia de un hombre en el porche delantero vestido de pies a cabeza con ropa de camuflaje.

“Ese fue el comienzo de esta gigantesca bola de nieve que se está produciendo”, dijo Hill. Los encuentros con extranjeros ilegales —en su mayoría hombres en grupo— son ahora casi diarios y está cansado.

“Seguro que también hay algunas buenas manzanas ahí dentro. Pero no creo que las manzanas buenas estén a 35 millas del río tratando de evadir todos los controles de la ley que puedan de forma tan agresiva”, dijo.

El 30 de julio, vio al menos a tres extranjeros ilegales en la casa de su trabajador del rancho, y llamó a la Patrulla Fronteriza y a la oficina del sheriff local.

La Patrulla Fronteriza llegó primero al lugar, pero los extranjeros ilegales habían cerrado la puerta con alambre y escaparon a pie antes de que llegara la patrulla. Los extranjeros habían entrado en la casa, robado comida y destrozado el sistema de encendido del camión de Hill al intentar robarlo.

Horas más tarde, fueron detenidos en el rancho al otro lado de la autopista 90 y sus huellas coincidieron con las del rancho de Hill. Actualmente están detenidos en la Unidad Briscoe en Dilley, a la espera de los cargos presentados por el Departamento de Seguridad de Texas (DPS), dijo Coe. La Unidad Briscoe ha sido reutilizada por el estado para detener a casi 1000 extranjeros ilegales que están esperando sus casos judiciales y cumpliendo sus sentencias.

Tres de los cinco extranjeros ilegales capturados en un rancho local fueron acusados de delitos relacionados con el robo de una propiedad y daños a un camión en el rancho de Cole Hill en el condado de Kinney, Texas, el 30 de julio de 2021. (Cortesía de John Sewell)

Coe, que fue agente de la Patrulla Fronteriza durante 31 años antes de convertirse en sheriff, dijo que nunca había visto a los extranjeros ilegales destruir intencionalmente la propiedad como lo han hecho este año.

“Siempre hemos tenido una valla cortada aquí, una valla cortada allá, porque están transportando droga o niños pequeños o algo”, dijo. “Pero nunca hemos visto los grandes agujeros intencionados de cuatro por cuatro en la valla, o ahora, una sección de 3 metros cortada por completo. Eso sí que empieza a preocuparme”.

Los líderes del condado están nerviosos por la proximidad de la temporada de caza, pero es una bendición para los negocios locales y, después de un año plagado de pandemia en 2020, necesitan los ingresos. La población del condado se duplicará durante la temporada de caza y es inevitable que los cazadores, con sus rifles de alta potencia, se encuentren cara a cara con los ilegales que recorren los ranchos.

Hasta ahora, sin embargo, el único herido de bala registrado fue cuando un extranjero ilegal disparó accidentalmente a otro mientras robaba armas de fuego en un rancho.

En busca de soluciones

El condado de Kinney inició su petición de ayuda el 21 de abril declarando el estado de desastre en el condado. Otros condados le siguieron, y una serie de reuniones comunitarias en todo el estado atrajeron a cientos de residentes furiosos.

En una catástrofe meteorológica, la versión estatal de la FEMA, el Departamento de Gestión de Emergencias de Texas (TDEM), entra en acción con ayuda.

“Tenemos una tormenta de granizo y el TDEM se pone al teléfono inmediatamente, preguntando si necesitamos algo”, dijo el juez del condado de Goliad, Mike Bennett. Pero dijo que no tuvo noticias de la agencia después de que su condado declarara un desastre por la crisis de la frontera el 21 de abril.

El gobernador Greg Abbott emitió varias órdenes ejecutivas destinadas a desembolsar asistencia para las regiones fronterizas locales, pero condados como Kinney han tenido dificultades para acceder a la ayuda, incluidos los recursos del TDEM y los mil millones de dólares que el estado asignó a la seguridad fronteriza en la última sesión legislativa.

Un grupo de venezolanos espera ser recogido por la Patrulla Fronteriza después de cruzar ilegalmente el Río Grande desde México hacia Del Río, Texas, el 3 de junio de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Mientras tanto, la crisis fronteriza se ha comido los recursos locales.

Los ayudantes del sheriff dedican la mayor parte de su tiempo a las llamadas relacionadas con los extranjeros ilegales. El director de EMS, Henry García, dijo que el 50 por ciento de las llamadas en junio estaban relacionadas con los extranjeros ilegales. Dijo que le preocupa que los residentes no reciban la ayuda que necesitan en caso de emergencia, ya que el condado solo cuenta con una ambulancia disponible en todo momento y el departamento de bomberos está dirigido por voluntarios.

Frustrados por la ausencia de ayuda federal y la lentitud de la respuesta estatal, los dirigentes del condado iniciaron conversaciones con Garrison Trading, una empresa de contratación de seguridad privada que ha trabajado en Iraq y Afganistán.

“Si son lo suficientemente buenos para el ejército de EE.UU., son lo suficientemente buenos para los tejanos”, dijo Smith, el abogado del condado, durante la reunión de los Comisionados del Condado de Kinney el 7 de julio. Pero, legalmente, es como un “parche de estatutos” para trabajar, dijo.

Rex Morford, presidente de la empresa con sede en Colorado, dijo a los comisionados el 7 de julio que su equipo está trabajando para obtener las licencias estatales y los seguros necesarios para operar en Texas. Las licencias fueron aprobadas a principios de agosto, a la espera de la revisión de los seguros.

“Nuestro objetivo principal es apoyarles—no estamos aquí para tomar el control. Esto no es Iraq. Esto no es Afganistán. Esto es Estados Unidos”, dijo Morford durante la reunión de los comisionados.

“Lo que nos gustaría hacer es empezar a cerrar avenidas a lo largo de la frontera. Hay múltiples vías de acceso. Podemos ayudar a cerrarlas”.

Los sheriffs de los condados de Uvalde y Val Verde también asistieron a la reunión, junto con los jueces de los condados de Edwards y Jeff Davis.

Inmigrantes ilegales esperan para ser juzgados por cargos de invasión en el condado de Kinney, afuera de la oficina del sheriff en Brackettville, Texas, el 6 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La respuesta de los funcionarios estatales ha sido escasa y un funcionario del TDEM dijo a los líderes del condado que mucho de lo que Garrison podría ayudar está siendo abordado por el estado.

“Muchas de las cosas que usted describe ya están en marcha en Texas”, dijo Tony Pena, jefe adjunto del TDEM, durante una conferencia de Zoom el 7 de julio, “Muchas de estas cosas ya se están abordando. No estoy tratando de ser negativo”.

Los funcionarios del TDEM dijeron a los participantes en la reunión que tenían que presentar un formulario de solicitud de asistencia del Estado de Texas (STAR) para acceder a los recursos. Era la primera vez que los funcionarios del condado de Kinney habían oído hablar de una solicitud STAR; lo mismo ocurrió con los jueces de los condados de Edwards y Jeff Davis que también estaban en la convocatoria.

El espacio en la cárcel ha sido uno de los cuellos de botella más críticos, y el condado consideró utilizar a Garrison para construir y dotar de personal a una instalación temporal.

Al mismo tiempo, el estado estudió la posibilidad de utilizar el Centro Cívico de Brackettville como instalación carcelaria temporal, pero los comisionados del condado lo descartaron por estar en pleno centro de la ciudad. En su lugar, ofrecieron el uso de 60 acres adyacentes a la cárcel del condado.

Brandon Wood, jefe de la Comisión de Cárceles de Texas, se unió a la reunión de comisionados del 12 de julio por teléfono y sugirió que el condado tiene que trabajar a través de TDEM para establecer el espacio de la cárcel temporal.

“Tenemos que saber lo que necesitan … y lo que están tratando de hacer allí”, dijo Wood.

Smith dijo: “Hemos estado tratando de conseguir TDEM para ayudarnos desde abril”.

Desde entonces, los problemas de la cárcel del condado de Kinney se han aliviado un poco, ya que el DPS erigió una instalación de la cárcel temporal en el vecino condado de Val Verde, que puede contener 96 reclusos, y la Unidad de Briscoe está en funcionamiento.

Pero ninguna de las dos instalaciones está aceptando a los delincuentes, lo que significa que los conductores acusados de contrabando de extranjeros ilegales son más a menudo puestos en libertad, a la espera de los cargos. Los conductores ilegales a menudo no son acusados y simplemente son entregados a la Patrulla Fronteriza para su deportación.

La policía detiene a los extranjeros ilegales que son contrabandeados en una furgoneta en el condado de Kinney, Texas, el 23 de abril de 2021. (Oficina del Sheriff del Condado de Kinney)

El alto precio de cualquier medida de seguridad adicional que no sea cubierta por el TDEM significa un potencial impulso para las donaciones privadas; la Corte de Comisionados del Condado de Kinney aprobó el 2 de agosto la creación de una cuenta bancaria que aceptará donaciones de seguridad fronteriza. Todavía no se ha puesto en marcha un portal web público.

Incluso si pueden acceder a la financiación del TDEM, los condados suelen tener que asumir los costos iniciales en muchos casos y los condados pequeños no tienen bolsas de capital operativo de sobra por ahí.

El juez del condado de Edwards, Souli Shanklin, dijo que todavía está esperando que el TDEM reembolse los gastos a su condado por una inundación de 2018.

“Del millón de dólares que deben, tengo 146,000 dólares reembolsados”, dijo a The Epoch Times el 7 de julio.

“¿Cuánto capital operativo tienes para pagar a estos tipos? No tengo mucho. No podemos permitirnos pagar a estos señores”.

Coe dijo que conseguir a Garrison podría ser un “enorme cambio de juego” para el estado.

“Dejemos que el condado de Kinney sea el modelo, que vean lo que se puede hacer cuando nos lo proponemos. En lugar de darnos por muertos, seamos proactivos”, dijo a The Epoch Times.

“De cualquier manera, nos va a costar dinero —ya sea que lleguen aquí y vivan el resto de sus vidas con asistencia social y Medicaid y todo lo demás— o los detengamos aquí”.

Coe dijo que los centros urbanos, incluyendo Austin y Dallas, tienen problemas con las drogas y la violencia que se deriva de la frontera. “Así que si los detenemos aquí, los salvamos allá”.

Tropas del Estado de Texas completan el papeleo después de arrestar a inmigrantes ilegales de Cuba por invasión criminal en un rancho local, en la Oficina del Sheriff del Condado de Kinney en Brackettville, Texas, el 8 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El condado de Kinney está finalizando una carta de compromiso para proporcionar a Garrison, pero no es vinculante y depende de la financiación. El juez del condado Tully Shahan quiere seguir adelante, pero está nervioso por la responsabilidad.

“El condado de Kinney va a estar arriesgando mucho para contratar a contratistas privados”, dijo Shahan en una reunión del 2 de agosto.

“Tenemos que superar ese obstáculo de alguna manera”, dijo a los representantes de Garrison.

Shahan dijo que se sentiría “más protegido en cuanto a la responsabilidad” si el Departamento de Seguridad Pública del estado estuviera involucrado, pero el condado ha estado “esperando a la oficina del gobernador” para obtener más recursos y “no ha recibido ninguna ayuda todavía”, por lo que se están moviendo en la dirección de los contratistas privados.

“Los funcionarios del Estado tienen que darse cuenta de que esta crisis ha superado la de un problema policial”, dijo Smith a The Epoch Times el 9 de agosto. “La solución tendrá que incluir aspectos de una operación militar y la mano de obra que conlleva”.

Smith dijo que no es reacio a que las milicias intervengan, si es necesario.

“Si no fuera por las milicias, hoy no tendríamos un país. Las milicias fueron lo que nos liberó originalmente de la corona británica. Las milicias fueron lo que liberó a Texas del gobierno mexicano”, dijo. “Las milicias tienen una mala reputación. Pero creo que, en general, están formadas por el pueblo, por los ciudadanos, y se ofrecen como voluntarios para ayudar a los gobiernos y a sus propios ciudadanos en momentos de dificultad”.

Fotos recientes de cámaras de rastreo de extranjeros ilegales proporcionadas por los ganaderos del condado de Kinney, Texas. (Cortesía de los rancheros)

Mientras tanto, el sheriff Coe pidió al estado que le diera 42 efectivos de la Guardia Nacional. Quiere instalarlos en lugares clave del condado como personal de puestos de escucha para informar de cualquier cosa que vean u oigan.

“No solo a lo largo del río, sino en algunos lugares del interior, por donde sé que pasan [los extranjeros ilegales]. Y eso nos da una mejor idea de lo que está pasando”, dijo Coe a The Epoch Times el 10 de agosto. “Pero no creo que vaya a conseguirlos”.

Dijo que es poco probable que el estado ceda el control de las tropas de la Guardia Nacional, pero que el DPS está trabajando para que se desplieguen más de ellas en toda la región.

“Le daremos algo de tiempo. Veremos qué pasa”, dijo Coe.

El 27 de julio, Abbott emitió una orden ejecutiva para que la Guardia Nacional de Texas asistiera al DPS en la detención de extranjeros ilegales por cargos estatales, incluso por allanamiento de morada, contrabando y tráfico de personas.

Las tropas estatales han comenzado a entregar furgonetas cargadas de extranjeros ilegales a la Oficina del Sheriff del Condado de Kinney para ser acusados de invasión criminal después de recogerlos de los ranchos. En las últimas dos semanas, se han presentado más de 170 cargos.

“El DPS ha estado trabajando duro en la realización de más operaciones terrestres en los ranchos en el condado de Kinney … donde probablemente el 80 por ciento del tráfico ilegal está ocurriendo”, dijo Smith.

“Están teniendo algo de éxito en sus arrestos, pero están muy limitados en la mano de obra que pueden desplegar sobre el terreno”.

Aunque el estado está haciendo más y Coe está recibiendo ayuda directa de los ayudantes de Galveston, Smith confía en que también emplearán a Garrison de alguna forma.

Un total de 52 inmigrantes ilegales de México y Honduras esperan a ser fichados por invasión criminal después de ser arrestados por las Tropas Estatales de Texas en ranchos locales, en la Oficina del Sheriff del Condado de Kinney en Brackettville, Texas, el 8 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The) Epoch Times)

Comisión 391

Utilizando un enfoque más oscuro pero con potenciales resultados importantes, el condado de Kinney, el condado de Uvalde y la ciudad de Uvalde han unido fuerzas para crear una comisión de planificación subregional bajo la Sección 391 del código de Texas. Se trata de un estatuto único en Texas que da a las regiones pequeñas los medios para forzar la coordinación directa con las agencias estatales y sus recursos.

Parece académico, pero la primera gran victoria de una comisión 391 fue un asunto de David y Goliat que detuvo la construcción del Corredor Trans-Texas, una supercarretera y ecosistema conexo que iba a conectar los puertos chinos de México con Canadá. También se conoce como la supercarretera del TLCAN.

American Stewards of Liberty, una organización sin ánimo de lucro, fue fundamental en la victoria de 2009 contra la superautopista, y el jefe ejecutivo y la directora ejecutiva de la organización son el dúo de marido y mujer Dan y Margaret Byfield, respectivamente. Los Byfield están ayudando a Kinney y a Uvalde a navegar por su nueva comisión, que se constituyó oficialmente el 2 de agosto y recibió el nombre de Comisión de Planificación Subregional de la Frontera de Texas

La comisión se regirá por la disposición imperativa del estatuto que permite a las regiones “unirse y cooperar para mejorar la salud, la seguridad y el bienestar general de sus residentes”.

El alcalde de Uvalde, Don McLaughlin, presidente de la comisión, dijo que cree que será “inestimable” porque “los pequeños condados rurales… se descuidan”.

“Creo que tiene el potencial de ser realmente eficaz porque realmente se puede pedir cuentas a una agencia estatal y no tenemos que ir a Austin. Tienen que venir a nosotros. Tienen que hablar con nosotros”, dijo McLaughlin a The Epoch Times el 9 de agosto.

El alcalde de Uvalde, Don McLaughlin, en el Ayuntamiento de Uvalde, Texas, el 26 de mayo de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Uvalde se ha visto asediada durante todo el año por un enorme aumento del contrabando de extranjeros ilegales, persecuciones de vehículos y fugas—que es cuando un vehículo se detiene y los extranjeros ilegales saltan y se dispersan para evitar su captura.

“Tuvimos persecuciones en coche el viernes, el sábado y el domingo—y también fugas en la comunidad”, dijo McLaughlin. Está tan harto que está dispuesto a cerrar la autopista 90 para llamar la atención sobre el problema.

McLaughlin dijo que los policías estatales de Texas adicionales desplegados en Uvalde han sido una “tremenda ayuda”.

“Solo puedo imaginar el número de persecuciones, y el número de rescates que habríamos tenido en nuestra comunidad sin el DPS. Ese número probablemente sería el triple o el cuádruple. Así que estoy muy agradecido”, dijo.

Sin embargo, al igual que en el condado de Kinney, el espacio de la cárcel en Uvalde está siempre al límite de su capacidad.

McLaughlin quiere utilizar la comisión para reducir los trámites burocráticos con el TDEM, con la comisión de normas carcelarias y con la Comisión de Aplicación de la Ley de Texas (TCOLE).

“La oficina del gobernador dice que el TDEM te va a ayudar, y la comisión de normas penitenciarias te va a dispensar de cosas, y la TCOLE te va a facilitar traer de vuelta a la gente [retirada de las fuerzas del orden]. Y ese no es el caso ahora mismo”, dijo.

“Soy casi de la opinión de que es hora de convocar una milicia estatal. Porque las fuerzas del orden están desbordadas, el gobierno federal no está haciendo nada, así que nos va a tocar a nosotros cuidar de nuestro estado y cuidar de nuestros ciudadanos”.

Los inmigrantes ilegales son captados por una cámara de caza mientras atraviesan el rancho de Cole Hill en el condado de Kinney, Texas. (Cortesía de Cole Hill)

Margaret Byfield dijo que aunque los temas y las agencias son diferentes a los de la súper carretera, la comisión 391 debe trabajar de manera similar.

“El escenario es muy similar aquí, donde los gobiernos locales saben exactamente lo que necesitan para asegurar la frontera. Y el Estado, que tiene la responsabilidad de hacerlo, no les proporciona esos recursos”, dijo.

“Así que es un poco diferente, pero en muchos sentidos, sigue siendo el mismo problema y puede seguir resolviéndose a través del mismo proceso”.

Dijo que los condados también deberían poder acceder a la financiación del TDEM que necesitan por adelantado, lo que podría permitir el uso de contratistas de seguridad privados sin depender de las donaciones.

El siguiente paso de la comisión es formular y priorizar sus necesidades y, a continuación, ponerse en contacto con los responsables de las agencias pertinentes para reunirse.

Ritmo lento

Los dirigentes del condado de Kinney están unidos en el intento de aplicar soluciones a lo que han declarado como una emergencia, pero se sienten frustrados por el ritmo tan lento con el que se está desarrollando todo.

Se acerca la temporada de caza, y los rancheros y los residentes aportan a diario pruebas de que grupos de extranjeros ilegales atraviesan el condado sin ser detectados ni controlados.

Y mientras los distintos niveles del gobierno siguen con sus maniobras, muchos residentes del condado de Kinney siguen armados y frustrados.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS