Parlamentaria del Senado abre opción a aprobar plan de infraestructura vía reconciliación presupuestaria

Por Mimi Nguyen Ly
06 de Abril de 2021
Actualizado: 06 de Abril de 2021

La parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough, dictaminó permitir a los demócratas del Senado, dividido en partes iguales, utilizar de nuevo el proceso de reconciliación en el año fiscal 2021, dijo el lunes un portavoz del líder de la Mayoría, Chuck Schumer (D-N.Y.).

El fallo permite potencialmente a los demócratas aprobar la propuesta de infraestructura de 2.25 billones de dólares del presidente Joe Biden, apodada el “Plan de Empleos de Estados Unidos”, a través del proceso de reconciliación, una herramienta de procedimiento que permite que un proyecto de ley relacionado con los impuestos, el gasto y la deuda se apruebe en la cámara con una simple mayoría de 51 votos, en lugar de tener que superar el umbral de 60 votos del filibustero que requeriría el apoyo de 10 republicanos. El proceso también limita el debate sobre el proyecto de ley a 20 horas.

“La parlamentaria ha informado que una resolución presupuestaria revisada puede contener instrucciones de reconciliación presupuestaria”, dijo el portavoz, Justin Goodman, a última hora del lunes en unas declaraciones a varios medios. “Esto confirma la interpretación del líder de la ley presupuestaria y permite a los demócratas herramientas adicionales para mejorar la vida de los estadounidenses si la obstrucción republicana continúa”.

“Aunque no se ha tomado ninguna decisión sobre una vía legislativa para utilizar la Sección 304, y todavía hay que elaborar algunos parámetros, la opinión de la parlamentaria es un paso importante para que esta vía clave esté a disposición de los demócratas si es necesario”, añadió.

El personal de Schumer había planteado recientemente a MacDonough que, en virtud de la Sección 304 de la Ley Presupuestaria del Congreso de 1974, las resoluciones presupuestarias pueden revisarse antes de que finalice el año fiscal que cubren, y hacerlo podría dar lugar a otra serie de instrucciones de reconciliación. Así, los demócratas podrían revisar la resolución presupuestaria para el año fiscal 2021 e incluir instrucciones para otro proyecto de ley de reconciliación, lo que les abriría el camino para impulsar la propuesta de Biden.

Los demócratas utilizaron previamente el proceso de reconciliación para aprobar el paquete de ayuda de Biden, de 1.9 billones de dólares, apodado “Plan de rescate estadounidense”. Ningún republicano apoyó el proyecto en ninguna de las dos cámaras.

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, dijo el domingo que Biden estaría dispuesto a impulsar su paquete de infraestructuras sin ningún apoyo republicano.

Biden ha dicho que el núcleo del paquete es modernizar la infraestructura de transporte. La Casa Blanca publicó anteriormente una hoja informativa en la que se detalla el primero de un plan de dos partes que Biden quiere aprobar en el Congreso en los próximos meses. Se espera que a finales de este mes se anuncie un plan distinto que aborde la atención infantil y sanitaria.

El líder de la Minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), ha señalado en múltiples ocasiones que no apoyará la última propuesta de infraestructura de Biden. El lunes, dijo a varios periodistas en Kentucky que la propuesta de infraestructuras de Biden es “algo que no vamos a hacer”, y añadió que los republicanos estarían a favor de un enfoque “mucho más modesto”, y que no dependa de los aumentos de los impuestos a las empresas para pagarlo. McConnell dijo anteriormente que el Plan de Empleo de Estados Unidos no se centra en gran medida en las infraestructuras y es más bien “otro caballo de Troya para las demandas de la extrema izquierda”.

Un claro punto de discordia entre los dos partidos es el propósito de Biden de financiar el proyecto de ley elevando la tasa del impuesto de sociedades al 28 por ciento desde el 21 por ciento actual, deshaciendo así el recorte de impuestos que el expresidente Donald Trump aprobó en 2017 con el apoyo de los republicanos, y que redujo la tasa de sociedades del 35 por ciento al 21 por ciento. El plan de infraestructuras también pide que se establezca un tipo mínimo global para el impuesto de sociedades.

El umbral de 51 votos puede alcanzarse sin ningún voto republicano porque la vicepresidenta Kamala Harris, que ostenta el título de presidenta del Senado, puede votar para romper los empates en los proyectos de ley. Pero un solo senador puede romper filas para influir en el tamaño y la forma del paquete.

El lunes, el senador Joe Manchin (D-W.Va.), un demócrata centrista, indicó que preferiría un tipo impositivo para las empresas del 25 por ciento, más bajo que el que propone Biden.

“Si no voto para aprobarlo, no irá a ninguna parte”, dijo Manchin. “Tal y como existe hoy el proyecto de ley, hay que cambiarlo”.

Con información de Isabel van Brugen y The Associated Press.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS