Biden esboza proyecto de ley de infraestructura que incluye aumento de impuestos corporativos

Por Bowen Xiao
31 de Marzo de 2021
Actualizado: 31 de Marzo de 2021

En un discurso en Pittsburgh, el presidente Joe Biden dio a conocer su plan de infraestructura de USD 2 billones, que consiste en proyectos tradicionales como carreteras y puentes, así como de fondos para combatir el cambio climático y dinero para la economía del cuidado, un área del sector de los servicios. El monto total del proyecto de ley se pagará con aumentos de impuestos a las empresas.

“Hoy propongo un plan para la nación que recompensa el trabajo, no solo recompensa la riqueza”, dijo Biden el 31 de marzo. “Construye una economía justa… va a crear la economía más fuerte, más resistente e innovadora del mundo. No es un plan que solo llega a los márgenes”.

Biden describió su propuesta, que denominó el “plan de trabajos estadounidenses”, como “una inversión única en una generación en Estados Unidos, diferente a todo lo que hemos visto o hecho desde que construimos el sistema de carreteras interestatales y desde que ocurrió la carrera espacial hace décadas”.

Dijo que el corazón del plan es la modernización de la infraestructura de transporte.

La extensa propuesta de Biden, cuyos detalles se establecieron en una hoja informativa publicada por la Casa Blanca el 31 de marzo, es la primera parte de un plan económico de dos partes cuya aprobación en el Congreso pretenden que se dé en los próximos meses. La segunda parte de su plan presenta áreas que están por fuera del ámbito de la infraestructura, como la expansión de la cobertura del seguro médico, la extensión del beneficio tributario ampliado por hijos, entre otras propuestas.

“Creará millones de puestos de trabajo, hará crecer la economía, nos hará más competitivos en todo el mundo… y nos colocará en una posición para ganar la competencia global con China en los próximos años”, dijo el presidente. “Tiene dos partes: el plan de empleo estadounidense y el plan de familias estadounidenses. Ambos son esenciales para nuestro futuro económico”.

Según la Casa Blanca, el plan de USD 2 billones se pagará aumentando la tasa impositiva corporativa al 28 por ciento, que actualmente es del 21 por ciento. Un alto funcionario de la administración le dijo a la prensa el miércoles que el plan de infraestructura no incluiría aumentos en la tasa impositiva marginal máxima ni en el impuesto a las ganancias de capital.

Algunas de las áreas que incluye el plan de Biden son USD 621,000 millones en infraestructura de transporte, USD 400,000 millones para “ampliar el acceso a atención domiciliaria o comunitaria de calidad y asequible para personas de edad avanzada y con discapacidades”, la modernización de 20,000 millas de carreteras y caminos, USD 300,000 millones en el fortalecimiento de las cadenas de suministro de fabricación y la construcción de 500,000 cargadores de vehículos eléctricos.

El presidente Joe Biden camina hacia un atril antes de hablar en Pittsburgh, el 31 de marzo de 2021. (Jim Watson/AFP a través de Getty Images)

La hoja informativa del proyecto hace reiterativas menciones a la lucha contra el cambio climático. El plan de Biden le pedirá al Congreso que invierta USD 35,000 millones “para lograr avances tecnológicos que aborden la crisis climática” y proyectos como la creación de un nuevo laboratorio nacional centrado en el clima que estará afiliado a colegios y universidades que históricamente han prestado sus servicios a negros.

Se espera que las dos partes del proyecto de ley cuesten entre USD 3 billones y USD 4 billones en el transcurso de una década, dijeron fuentes anónimas involucradas en las discusiones del proyecto a The Wall Street Journal.

“La propuesta de Biden podría significar un aumento de impuestos, de más de USD 2 billones, en empresas de todos los tamaños, perjudicando más a las familias pobres y a las trabajadoras de Estados Unidos. Estos aumentos de impuestos significan salarios más bajos y precios más altos para los estadounidenses”, dijo en un comunicado Matthew Dickerson, director del Centro para el Presupuesto Federal Grover M. Hermann.

Expertos económicos le dijeron recientemente a The Epoch Times que el plan de infraestructura de Biden equivale a una enorme toma de poder federal, toma que podría ser la más grande en décadas. También criticaron la expansión de la definición de infraestructura.

El expresidente Donald Trump, en un comunicado emitido el 31 de marzo, calificó el proyecto de ley de infraestructuras de la Casa Blanca como “una de las mayores heridas económicas autoinfligidas de la historia”.

“Si se permite que pase esta monstruosidad, el resultado será más estadounidenses sin trabajo, más familias destrozadas, más fábricas abandonadas, más industrias destruidas y más calles principales cerradas, tal como estaba la situación antes de que me hiciera cargo de la presidencia hace 4 años”, dijo el expresidente en un comunicado, y agregó que el plan “implementará el aumento de impuestos más grande en la historia de Estados Unidos”.

Michael Bellaman, presidente y director ejecutivo de Associated Builders and Contractors (ABC), una asociación comercial de la industria de la construcción nacional que representa a más de 21,000 miembros, dijo que aunque ABC aboga por cualquier plan para modernizar la infraestructura del país, la propuesta de Biden, hasta ahora, ha provocado decepción.

“Desafortunadamente, gran parte del plan de Biden ignora las recomendaciones de política de infraestructura de ABC, al tiempo que propone aumentos de impuestos a las empresas de construcción generadoras de empleo que aún se están recuperando de los efectos de la pandemia de COVID-19”, dijo Bellaman en un comunicado emitido el 31 de marzo.

En la mañana, durante una conferencia de prensa con la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, un reportero preguntó si el proyecto de ley infraestructura se dividió en dos partes porque la administración tenía menos confianza en la segunda parte del paquete.

“Hay varios pilares. Y uno no es más importante que el otro”, respondió Jean-Pierre, según los reportajes. “Ninguno es mejor que el otro. En un par de semanas se hablará sobre la segunda parte de este”.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_

Siga a Bowen en Parler: @BowenXiao


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS