Policías disparan munición real a 2 manifestantes mientras Hong Kong se sume en una huelga general

Por Frank Fang
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

La violencia se intensificó en Hong Kong el 11 de noviembre después de que la policía local disparara ráfagas con munición real contra manifestantes que participaban en una huelga en toda la ciudad.

El tiroteo tuvo lugar en el barrio de Sai Wan Ho mientras los manifestantes trataban de bloquear las carreteras. Un oficial de policía apuntó su arma a quemarropa contra un manifestante que llevaba una sudadera con capucha blanca, antes de agarrarlo por el cuello.

Un segundo manifestante vestido de negro se acercó al oficial y luego trató de quitarle el arma de la mano. El oficial de policía le disparó a corta distancia y el manifestante se derrumbó contra el suelo.

Dos manifestantes más se acercaron al agente por detrás, y el agente disparó dos veces más a quemarropa. Uno de los manifestantes también cayó al suelo.

El tiroteo, que tuvo lugar antes de las 8 a.m. hora local, fue grabado en video por la productora local Cupid Producer.

Advertencia: el video contiene imágenes que pueden herir la susceptibilidad del lector

La policía acordonó la escena para recoger pruebas forenses, pero los ciudadanos enfadados empezaron a reunirse y gritaron “asesino” al policía que disparó su arma. A las 10:24 a.m. hora local, los oficiales de policía dispararon gas lacrimógeno en un intento de dispersar a la multitud después de que algunos incendiaron las barricadas en el área.

Según los medios de comunicación de Hong Kong, dos manifestantes fueron asesinados a tiros y se los llevaron en ambulancia. Un manifestante, de 21 años, requería cirugía de emergencia.

A las 11 de la mañana, hora local, la Autoridad Hospitalaria de Hong Kong dijo que un hombre que había sufrido una herida de bala se encontraba en estado crítico.

Callum Lau, residente en Chai Wan, al sureste de Sai Wan Ho, dijo a la emisora local RTHK que la acción de la policía era inaceptable.

“Esta es una sociedad muy familiar para mí y es totalmente inaceptable para mí ver a una fuerza policial brutal entrar en mi sociedad y golpear a una persona”, dijo Lau.

Las noticias del tiroteo recibieron atención en los Estados Unidos. El senador Josh Hawley (R-Miss.) acudió a Twitter para decir: “Si esto no es un estado policial, no sé qué es entonces”.

El Frente de Derechos Humanos Civiles, principal organizador de las múltiples manifestaciones masivas de los últimos meses, también hizo declaraciones sobre los hechos, diciendo en su página de Facebook que los dos manifestantes estaban desarmados y no representaban ninguna amenaza.

El Frente añadió que la policía no había reflexionado sobre la reciente muerte de Alex Chow Tsz-lok, y decidió intensificar sus acciones.

Chow murió de un paro cardíaco el 8 de noviembre, días después de caer de un piso en un estacionamiento en Tseung Kwan O, donde sufrió graves lesiones cerebrales. Los manifestantes han alegado que la muerte de Chow fue en conexión con la acción policial, ya que los oficiales habían disparado gas lacrimógeno en el área para dispersar a los manifestantes que lanzaban ladrillos y botellas. La policía ha dicho que no tienen nada que ver con su muerte.

Esta es la segunda vez que la policía dispara munición real contra los manifestantes. El 1 de octubre, la policía disparó con munición real a un estudiante de secundaria que se manifestaba en las inmediaciones de Tsuen Wan.

Ataque en motocicleta

También hubo violencia en el barrio de Kwai Fong. En un video no confirmado ampliamente difundido en las redes sociales, un agente de policía que viajaba en motocicleta chocó contra una multitud de manifestantes, golpeando al menos a uno de ellos contra el suelo antes de alejarse a toda velocidad.

El transporte local quedó paralizado en todo Hong Kong cuando los manifestantes tomaron medidas para interrumpir los servicios e instalar barricadas improvisadas en varias carreteras.

En Tseung Kwan O, se vio cómo los manifestantes dañaron los semáforos, según los medios de comunicación locales.

Alrededor de las 10:30 a.m., hora local, se cerraron más de una docena de estaciones de metro y tren ligero, según RTHK.

La policía enfrentó a los manifestantes disparando gas lacrimógeno en varios lugares, entre ellos Wong Tai Sin, Tseung Kwan O y Hung Hom.

Según la prensa local HKFP, la policía también disparó gas lacrimógeno dentro de la Universidad de Hong Kong y dentro de la Universidad Politécnica de Hong Kong.

Varias universidades locales han cancelado sus clases debido a la interrupción del transporte público, incluyendo la Universidad Bautista, la Universidad China de Hong Kong y la Universidad de Educación de Hong Kong.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Descubre

¿Terminará Hong Kong como la Plaza de Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS