Pompeo advierte de posibles sanciones de EE. UU. por los arrestos masivos de opositores en Hong Kong

Por Frank Fang
07 de Enero de 2021
Actualizado: 07 de Enero de 2021

El secretario de Estado Mike Pompeo amenazó con sanciones de EE. UU. a los individuos y entidades responsables de las detenciones masivas de más de 50 opositores en Hong Kong el miércoles.

“Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados mientras el pueblo de Hong Kong sufre la opresión comunista”, dijo Pompeo en un comunicado del 6 de enero.

Hizo un llamamiento para que los detenidos sean liberados inmediatamente y sin condiciones, ya que “no son culpables de nada más que del ejercicio de los derechos democráticos que se les ha prometido por tratado, y que se les debe en virtud de su humanidad”.

Además de las sanciones, Pompeo dijo que el gobierno de Estados Unidos “explorará las restricciones” contra las Oficinas Económicas y Comerciales de Hong Kong en Estados Unidos, que son representantes oficiales del gobierno de Hong Kong a través de sus sedes en Washington, Nueva York y San Francisco.

Un total de 53 activistas prodemocracia fueron arrestados el miércoles, la mayor represión contra la oposición de la ciudad desde que la ley de seguridad nacional de Beijing entró en vigor el 30 de junio del año pasado. La ley penaliza delitos vagamente definidos como la subversión y la secesión con una pena máxima de cadena perpetua.

Fueron arrestados por sospechar que habían cometido delitos en virtud de la ley de seguridad nacional, por su papel en las elecciones primarias celebradas por el grupo prodemocracia en julio, dos meses antes de las elecciones previstas para el Consejo Legislativo (LegCo).

Entre los detenidos había muchos exlegisladores, activistas locales y políticos, así como el abogado de derechos humanos John Clancey, ciudadano estadounidense, después de que la policía allanara su bufete de abogados Ho, Tse, Wai & Partners. Según varios medios de comunicación de Hong Kong, Clancey ha sido liberado bajo fianza.

John Clancey, un abogado de derechos humanos, es escoltado por la policía después de ser arrestado en Hong Kong el 6 de enero de 2020. (Anthony Kwan/Getty Images)

“También estoy consternado por la noticia del arresto de un ciudadano americano como parte de esta campaña de represión política. Permítanme ser claro: Estados Unidos no tolerará la detención arbitraria o el acoso de ciudadanos estadounidenses”, declaró Pompeo.

Pompeo añadió que Estados Unidos también tomará “medidas inmediatas adicionales contra los funcionarios que han socavado los procesos democráticos de Hong Kong”.

En julio, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que pone fin al trato comercial preferencial de los Estados Unidos con Hong Kong. En agosto, la Administración Trump puso en la lista negra a 11 funcionarios de Hong Kong y de China, entre ellos a la líder de Hong Kong Carrie Lam, por su papel en el debilitamiento de la autonomía y las libertades de la ciudad.

Las detenciones masivas provocaron la indignación internacional. Australia, la Unión Europea, el Reino Unido y Taiwán han expresado su preocupación. La Alianza Interparlamentaria sobre China (IPAC), un grupo de legisladores internacionales, también condenó las detenciones.

Además de Pompeo, muchos funcionarios de los Estados Unidos también han denunciado públicamente al Partido Comunista Chino por las detenciones, entre ellos el representante Michael McCaul (R-Texas), el senador Ben Sasse (R-Neb.) y la embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Kelly Craft.

Taiwán

En el mismo comunicado, Pompeo también anunció que Craft visitará Taiwán.

“Taiwán muestra lo que una China libre podría lograr”, concluyó Pompeo.

Actualmente Washington no tiene vínculos diplomáticos oficiales con Taiwán, pero ha mantenido una sólida relación con Taipei basada en la Ley de relaciones con Taiwán, que autoriza a los Estados Unidos a proporcionar a la isla equipo militar para su defensa propia.

El presidente Trump escucha a la embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Kelly Craft, durante un almuerzo con los representantes permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca en Washington, el 5 de diciembre de 2019. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

El comunicado de Pompeo provocó inmediatamente una protesta en Beijing. La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, durante la conferencia de prensa diaria del 7 de enero, acusó a los Estados Unidos de “interferir” en los “asuntos internos” de China, mencionando las declaraciones de Pompeo sobre Hong Kong y Taiwán.

Hua añadió que China tomará las “medidas necesarias” para salvaguardar sus intereses y que Estados Unidos “pagará un alto precio” por sus acciones.

Beijing ve a Taiwán como parte de su territorio y ha amenazado con usar la fuerza militar para poner a la isla bajo su control. También se opone a que gobiernos u organizaciones internacionales establezcan vínculos con la isla que puedan sugerir que Taiwán es un país independiente de hecho con su propio gobierno elegido democráticamente, su ejército, su moneda y su constitución.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán dijo en un comunicado que Craft será la primera embajadora de EE. UU. ante las Naciones Unidas en visitar Taiwán y el viaje significa una mayor mejora de las relaciones entre Taiwán y EE. UU.

Las relaciones bilaterales entre Washington y Taipei se han fortalecido considerablemente bajo la Administración Trump. El año pasado, dos altos funcionarios estadounidenses visitaron Taiwán, el secretario de Salud y Servicios Humanos Alex Azar y el subsecretario de Estado Keith Krach.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Exclusiva: primer documental en investigar las elecciones de 2020 — ¿Quién está robando a EE. UU.?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS