Progresistas de izquierda atacan a Manchin, exigen que Biden siga con el proyecto de ley de gastos

Por Joseph Lord
20 de Diciembre de 2021 11:14 PM Actualizado: 20 de Diciembre de 2021 11:14 PM

El senador Joe Manchin (D-W.Va.) comenzó una tormenta política el domingo luego que dijera a Fox News que no apoyará el proyecto ley de gastos sociales “Reconstruir Mejor” del presidente Joe Biden, anulando la legislación luego de meses de retrasos.

Los progresistas sociales estaban especialmente furiosos por el anuncio.

“Lo que hizo el senador Manchin ayer representa un abuso muy flagrante de la confianza del presidente”, dijo la representante Alexandria Ocasio-Cortez a Joe Scarborough en Morning Joe de MSNBC.

El representante Jamaal Bowman, una cara más nueva entre los progresistas de la Cámara, también estuvo furioso con la decisión de Manchin.

“Joe Manchin es el nuevo Mitch McConnell”, dijo Bowman en Twitter en un golpe al líder de la minoría del Senado.

“’Reconstruir Mejor’ es la promesa principal de la campaña de Biden”, dijo Bowman en otro tweet. “Hicimos todo lo que estaba en nuestro poder para protegerlo y cumplir su palabra”.

“Biden es digno de confianza, Manchin no lo es en absoluto”, agregó.

La denuncia de Manchin del proyecto de ley de USD 1.85 billones abrió viejas heridas para los progresistas sociales, que durante mucho tiempo habían intentado tomar como rehén el proyecto de ley de infraestructura respaldado por Manchin en un intento de forzar la aprobación del proyecto de ley “Reconstruir Mejor” (BBB). Los progresistas de la Cámara de Representantes han dicho desde agosto que no se podía confiar en que los moderados aprobarían el BBB sin que los progresistas tuvieran el proyecto de ley de infraestructura como apalancamiento.

Por razones que aún no están claras, muchas negociaciones y acuerdos alcanzados en los últimos meses han sido asuntos a puerta cerrada–los progresistas cedieron ante esta demanda, lo cual permitió que el liderazgo de la Cámara aprobara el proyecto de ley de infraestructura de USD 1.2 billones en noviembre luego de meses de retrasos.

En esa votación, algunos progresistas, incluidos Ocasio-Cortez y los representantes Cori Bush (D-Mo.), Jamaal Bowman (D-N.Y.), Ilhan Omar (D-Minn.), Ayanna Pressley (D-Mass.) , y Rashida Tlaib (D-Mich.) se unieron a los republicanos, aunque por diferentes razones, para votar en contra de aprobar el paquete de infraestructura.

Según Ocasio-Cortez el lunes por la mañana, esta fue la aacción correcta, y los líderes demócratas cometieron un error al permitir que el proyecto de ley de infraestructura avanzara por sí solo.

“Es un resultado sobre el que habíamos advertido”, le dijo Ocasio-Cortez a Scarborough, diciendo que ella y otros habían advertido a los líderes sobre la necesidad de “preparar un plan de contingencia”.

La medida de Manchin para eliminar efectivamente el proyecto de ley, dijo Ocasio-Cortez, era predecible y era la razón por la que los progresistas habían exigido que el BBB y el proyecto de ley de infraestructura estuvieran vinculados.

“Por supuesto, tenemos todo el derecho a estar furiosos con Joe Manchin”, dijo Ocasio-Cortez, “pero realmente depende del liderazgo del Partido Demócrata quién tomó la decisión de llevarnos a esta coyuntura y cómo vamos a avanzar”.

La representante Pramila Jayapal (D-Wash.), quien preside el Caucus Progresista del Congreso (CPC) de 96 miembros y quien finalmente apoyó la desvinculación de los dos proyectos de ley de gastos, no está de acuerdo con la evaluación de Ocasio-Cortez.

Como otros, Jayapal estaba furiosa con Manchin.

“El senador Manchin ha traicionado su compromiso no solo con el presidente y los demócratas en el Congreso, sino, lo más importante, con el pueblo estadounidense”, dijo Jayapal en un comunicado en nombre del CPC.

Sin embargo, Jayapal no está de acuerdo con que la desvinculación del proyecto de ley de infraestructura y el BBB sea la causa principal de que el demócrata finalmente no aprobara el BBB.

Jayapal admitió: “No creo que [Manchin] quisiera aprobar el ‘Reconstruir Mejor'”. Pero dijo que mantener como rehén el proyecto de ley de infraestructura habría hecho poco para mejorar la situación.

“Si no hubiéramos aprobado el proyecto de ley de infraestructura, ese habría sido el día en que el senador dijera ‘El [BBB] se acabó’”, argumentó Jayapal. “Hubiéramos terminado en el mismo lugar”.

El fracaso de BBB impulsa pedidos progresivos para eludir por completo el proceso legislativo

Con el proyecto de ley casi condenado al fracaso a través de los medios constitucionales normales, algunos progresistas ahora piden a Biden que evite el proceso legislativo por completo, sugiriendo que use la acción ejecutiva para instituir los objetivos del BBB.

Ocasio-Cortez lo puntualizó durante su entrevista del lunes por la mañana en MSNBC.

“El liderazgo demócrata tiene una serie de herramientas a su disposición”, le dijo Ocasio-Cortez a Scarborough, “el presidente en particular”.

“Realmente es hora de que nos quitemos los guantes y comencemos a usarlos para gobernar a las familias trabajadoras en este país”, dijo la progresista de Nueva York.

Jayapal señaló lo mismo en términos aún más severos.

“Ahora le corresponde al presidente Biden cumplir su promesa con nosotros y con el pueblo estadounidense mediante el uso de la herramienta definitiva en su caja de herramientas: la herramienta de acciones ejecutivas en todos los ámbitos de inmediato”, dijo Jayapal a los periodistas.

Jayapal agregó que su grupo no aceptaría un paquete aún más pequeño: el borrador original del presupuesto habría costado USD 6 billones, que luego se redujo a USD 3.5 billones y luego a USD 1.85. Eso incluye, dijo Jayapal, cualquier paquete que destinaría menos fondos a la política climática, que se asigna alrededor de USD 550,000 millones en BBB.

“Ya no podemos esperar a que un solo hombre haga lo que el país necesita”, dijo Jayapal, ignorando a los otros 50 senadores que, como Manchin, no están de acuerdo en que el BBB es “lo que el país necesita”.

“Ahora pedimos al presidente que mantenga su compromiso con nosotros para ‘Reconstruir Mejor’”, finalizó Jayapal.

No está del todo claro a qué podrían llegar estos pedidos de manera real.

Según la constitución de los EE. UU., la legislación–especialmente la legislación con un efecto tan pronunciado en los gastos e ingresos federales como el BBB–debe tener su origen en el Congreso. Aunque el poder del ejecutivo se ha expandido dramáticamente desde que el presidente Franklin Roosevelt inició cambios radicales en la política económica y militar de Estados Unidos, la ley aún no le permite al presidente ordenar USD 2 billones en nuevos gastos e impuestos.

Biden ya ha empujado los límites de su poder con su controvertido mandato de vacunas del sector privado, que ha enfrentado desafíos legales de una coalición bipartidista en el Congreso, de los fiscales generales estatales, las legislaturas y los gobernadores, hasta los tribunales federales.

El presidente puede, en ciertas circunstancias y bajo las condiciones establecidas en una ley previamente aprobada, usar órdenes ejecutivas para hacer cosas como modificar ciertos tipos de gastos, crear nuevos feriados nacionales o administrar terrenos federales. Pero cualquier esfuerzo de la Casa Blanca para codificar cualquier parte del proyecto BBB en ley a través de una orden ejecutiva u otra acción ejecutiva no tendría precedentes en la historia de Estados Unidos, y sería difícil de vender a la Corte Suprema de tendencia conservadora de 6-3.

Por lo tanto, sea cual sea su decepción por no salirse con la suya, es poco probable que estos pedidos progresistas, al igual que sus pedidos para abolir el obstruccionismo o ampliar la Corte Suprema, lleguen a buen término.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.