Protestas mundiales condenan los abusos del régimen chino en el Día de los Derechos Humanos

Por Alex Wu
11 de Diciembre de 2020
Actualizado: 11 de Diciembre de 2020

El 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Los gobiernos occidentales, grupos civiles, y ciudadanos de todo el mundo tomaron medidas para condenar los abusos de los derechos humanos por parte del régimen comunista chino.

En esta ocasión, el Departamento de Estado de EE.UU. anunció sanciones a varios violadores de derechos humanos en todo el mundo, incluyendo a un funcionario chino, por su rol en la persecución de la práctica espiritual Falun Dafa.

Huang Yuanxiong es un jefe de policía en la comisaría de Wucun en la ciudad de Xiamen, provincia de Fujian. El Departamento de Estado dijo que Huang detuvo e interrogó a practicantes de Falun Dafa por practicar sus creencias. La sanción, que prohibirá a Huang entrar a Estados Unidos, también se aplica a su cónyuge.

Falun Dafa, también conocida como Falun Gong, se compone de ejercicios meditativos y un conjunto de enseñanzas centradas en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. Su popularidad creció en los 90, con 70 a 100 millones de practicantes en China a fines de la década, según estimaciones oficiales de la época.

¡¡¡en el siguiente parrafo si se pone “amenazado” seria “se sintió amenazado por su popularidad ”  mientras puse advertido!!!

El PCCh, amenazado por su popularidad, lanzó una campaña sistemática para eliminar la práctica en julio de 1999. Desde entonces, millones de chinos fueron detenidos dentro de prisiones, campos de trabajo, y otras instalaciones, y cientos de miles de ellos han sido torturados mientras estaban encarcelados, según el Centro de Información de Falun Dafa.

Varios políticos de Canadá enviaron videos y cartas a la Asociación de Falun Dafa de Canadá, prometiendo defender la libertad de creencia de los practicantes locales.

La líder del Partido Conservador Federal de Canadá, Erin O’Toole, hizo un video corto para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos con practicantes de Falun Dafa de todo Canadá, exigiendo que el Partido Comunista Chino (PCCh) detenga la persecución llevada a cabo desde hace 21 años contra los practicantes de Falun Dafa.

O’Toole abordó el tema de los agentes del PCCh en Canadá que vigilan y acosan a los practicantes locales de Falun Dafa: “¡Esto es absolutamente inaceptable para mí! ¡Esto debe terminar inmediatamente!”

Ciudadanos y grupos civiles alrededor del mundo

Un grupo de practicantes de Falun Dafa protestó por la persecución del PCCh frente al consulado chino en la ciudad de Nueva York el 9 de diciembre, exigiendo la liberación incondicional de sus familiares detenidos en China y que practican Falun Dafa. También hicieron un llamado a las personas justas de todo el mundo para que ayuden a detener las atrocidades contra los derechos humanos que suceden en China.

El 9 de diciembre de 2020, las practicantes de Falun Dafa Shi Cuiying (izq.) y Gao Hongmei (der.) protestaron por la persecución de sus familiares por parte del PCCh ante el consulado chino en Nueva York, exponiendo al mundo las malas acciones del PCCh. (Lin Dan/The Epoch Times)

En Ontario, Canadá, la Asociación Canadiense del Turquestán Oriental, la Federación por una China Democrática (FDC), el grupo de Declaración de Derechos Humanos y el Congreso de la Juventud Tibetana realizaron una huelga de hambre por 3 días consecutivos frente al gobierno provincial entre el 8 al 10 de diciembre. Ellos pidieron al gobierno canadiense que sancione al PCCh por la supresión de los uigures y otras minorías musulmanas, los activistas prodemocracia y los tibetanos. El jueves, algunos de ellos se trasladaron al frente del consulado chino local, continuando su huelga de hambre por todo el día.

Participantes de la huelga de hambre en Ontario, Canadá. (Yiling/The Epoch Times)

“Por la libertad de los tibetanos, uigures, hongkoneses y [aquellos] detenidos por el PCCh–nosotros estamos luchando en una huelga de hambre”, dijo Sunny Sonam, vicepresidente del Congreso de la Juventud Tibetana de Toronto, y uno de los organizadores de la huelga de hambre.

La vicepresidenta mundial de la FDC, Sheng Xue, subrayó que la misión más importante ahora es hacer que los legisladores de los países democráticos se den cuenta de que la principal amenaza contra la democracia y la libertad es el PCCh.

La vicepresidenta mundial de la FDC, Sheng Xue. (Yiling/The Epoch Times)

El jueves, el Partido Democrático de China, el cual aboga por reformas democráticas en China, lanzó oficialmente el Centro de Denuncias contra Oficiales de Tortura en China (CTOWC) en Los Ángeles, el cual busca ayudar a las víctimas en China a hacer rendir cuenta a los oficiales del PCCh por sus abusos de derechos humanos. El grupo anunció que el centro trabajará de manera similar al marco de la Ley Magnitsky de Responsabilidad de Derechos Humanos de Estados Unidos y con otras legislaciones similares en todo el mundo. El equipo publicará periódicamente una lista de los funcionarios infractores y ayudará a rescatar y proteger a las víctimas de tortura.

En Taiwán, 18 grupos cívicos, entre ellos la Asociación de Taiwán para la Promoción de los Derechos Humanos, la Unión Económica y Democrática, y la Conexión de Derechos Humanos Tíbet-Taiwán, así como legisladores locales, llevaron a cabo una conferencia de prensa fuera de la legislatura el miércoles. Ellos hicieron hincapié en que las violaciones de derechos humanos no son solo problemas nacionales, sino también problemas internacionales. El PCCh ha estado utilizando su influencia económica como una forma de presionar a la comunidad internacional para que guarde silencio sobre sus violaciones de derechos humanos. En la actualidad, la unidad en la resistencia contra el régimen chino se ha convertido en la obligación de todos los pueblos libres del mundo, y nadie debería quedarse callado, dijeron.

Mientras tanto, el jueves en China continental, unos 20 peticionarios de Shangai viajaron a Beijing para apelar a las autoridades comunistas chinas. China tiene un sistema de peticiones mediante el cual los ciudadanos comunes pueden solicitar formalmente la asistencia de las autoridades para resolver sus quejas. Sin embargo, los peticionarios a menudo son acosados y detenidos por defenderse.

“Los derechos humanos están por encima de la soberanía y la protección de los derechos es un patriotismo”, gritaron los peticionarios de Shanghai.

En el Día de los Derechos Humanos, algunos peticionarios de Shanghai se tomaron una foto de grupo fuera de la Estación de Ferrocarriles del Sur de Beijing, luego de llegar para hacer la petición. (Imagen proporcionada por los entrevistados)

“Los peticionarios de Shanghai están viviendo en una situación desesperada y su seguridad personal no está garantizada (…) Se puede decir que los peticionarios no tienen ningún tipo de derechos humanos”, dijo Xu Peiling, uno de los peticionarios, a The Epoch Times.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

¿Por qué China tiene un organismo estilo Gestapo?

TE RECOMENDAMOS