Régimen chino revoca licencias de 2 abogados de los hongkoneses detenidos

Por Frank Fang
04 de Enero de 2021
Actualizado: 04 de Enero de 2021

Las autoridades chinas revocaron las licencias para ejercer de dos abogados chinos después de que representaron a dos de los 12 hongkoneses que intentaron huir en un barco el 23 de agosto del año pasado.

En su camino a Taiwán, los 12 fueron interceptados por la guardia costera china y detenidos en China continental.

Diez de ellos fueron juzgados la semana pasada. Las autoridades chinas decidieron no presentar cargos contra dos que eran menores de edad en el momento de su detención. Fueron repatriados a Hong Kong el 30 de diciembre.

Los dos abogados, Lu Siwei y Ren Quanniu, representaron a Quinn Moon y Wong Wai-yin respectivamente.

Quinn fue condenado a dos años de prisión por el cargo de “organizar a otros para cruzar ilegalmente la frontera”. Wong estaba entre las ocho personas que fueron condenadas a siete meses por “cruzar ilegalmente la frontera”. Un décimo acusado, Tang Kai-yin, fue sentenciado a tres años.

Revocan las licencias

El 4 de diciembre, el departamento de justicia de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, emitió un aviso, acusando a Lu de “hacer comentarios inapropiados en internet en múltiples ocasiones”. Además, decía que los comentarios de Lu habían “dañado gravemente la imagen del sector de los abogados” y tenían “impactos negativos en la sociedad”. Como resultado, el departamento dijo que tenía derecho a revocar su licencia de acuerdo con las leyes locales.

El aviso añadía que Lu tenía derecho a defenderse solicitando al departamento una audiencia. Lu tiene ahora tres días para hacer su solicitud de audiencia, o se considerará que ha renunciado a sus derechos a una audiencia.

Lu dijo a los medios de comunicación de Hong Kong que solicitará una audiencia y condenó la “persecución irrazonable” del departamento de justicia de Sichuan. Además pidió al departamento que “volviera al buen camino inmediatamente”.

Dijo que era probable que su trabajo con los 12 hongkoneses fuera lo que llevó a la decisión de las autoridades, pero añadió que no se arrepentía de haber tomado el caso.

También el lunes, Eddie Chu, un exlegislador de Hong Kong que ha estado ayudando a las familias de los 12 hongkoneses, utilizó su página de Facebook para exponer que a Ren también le revocaron su licencia.

Un aviso, con fecha del 31 de diciembre y emitido por el departamento de justicia de la provincia de Henan, dirigió las acusaciones contra Ren por sus acciones durante el juicio de un cliente apellidado Zhang celebrado el 7 de noviembre de 2018. A Ren también se le dieron tres días para decidir si quería una audiencia para apelar la revocación de la licencia.

Unos 30 minutos después del posteo de Chu en Facebook, Ren publicó el mismo aviso en su cuenta de Twitter.

Ren escribió que las acciones de las autoridades chinas eran “malvadas”, señalando que usaron las palabras de un abogado en la corte como castigo y que no respetaron el estado de derecho. No dijo si apelaría la revocación.

Un grupo de los 12 hongkoneses condenó la decisión del régimen chino de revocar las licencias de los abogados.

“Las autoridades chinas están utilizando el caso de Lu y Ren como ejemplo para amenazar a otros abogados de derechos humanos, de tal manera que nadie más se atreva a participar en casos políticamente sensibles”, dijo el grupo en una declaración en Facebook.

El grupo dijo que las familias de los detenidos estaban agradecidas con Lu, Ren y otros abogados de derechos humanos en China, ya que se enfrentaban a “la presión a nivel municipal, provincial y nacional”.

“Incluso aunque se enfrentaron a obstrucciones irrazonables por parte de las autoridades de Shenzhen y Yantian a cada paso, estos abogados son firmes en la defensa de los derechos fundamentales de los doce, en la defensa del profesionalismo y la integridad, y en la revelación de las prácticas injustas e ilegales de las autoridades a lo largo del camino”, añadió el grupo.

El lunes por la noche, la familia de Quinn emitió una declaración, deseando que Lu esté sano y salvo. Además, la familia criticó al abogado designado por las autoridades chinas, diciendo que éste no respondía a sus llamadas.

La familia de Wong dijo en una declaración que estaban sorprendidos de conocer la situación de Ren, señalando que sería una pérdida para China si su licencia fuera revocada.

Supresión

En septiembre, se le negó a Lu el acceso a su cliente, que en ese momento estaba detenido en el Centro de Detención de Yantian en Shenzhen, alegando que las autoridades ya habían designado a otros dos abogados para que representaran a Quinn. Al no poder ver a su cliente, Lu dijo que planeaba presentar una queja ante el buró de seguridad local y la oficina del fiscal sobre la decisión.

En noviembre, una oficina de justicia de distrito de Chengdu, la capital de Sichuan, exigió que el bufete de abogados Lu trabajara con los expedientes disponibles relacionados con los casos representados por Lu desde febrero de 2019 para su revisión, según Weiquan Wang, un sitio web chino dedicado a las noticias sobre los activistas de los derechos humanos.

El grupo lamentó cómo las autoridades chinas se negaron a reconocer a los abogados contratados por la familia, diciendo que las autoridades chinas querían “mantener un control completo de los procedimientos legales del caso”. El grupo también expresó su preocupación por el hecho de que Lu, Ren y otros abogados pudieran enfrentarse a una mayor represión por parte de las autoridades.

Beijing y el gobierno de Hong Kong han recibido críticas internacionales por su manejo del caso de los 12 hongkoneses.

En respuesta al trato de Lu y Ren por parte de las autoridades, el grupo China Human Rights Lawyers Concern, con sede en Hong Kong y sin ánimo de lucro, advirtió que podría predecir un desarrollo alarmante en China.

“El gobierno chino ha recurrido ahora a una forma más sutil de represión, la sanción administrativa, que consiste en la revocación o invalidación de las licencias de práctica legal de los abogados, privándoles así de su derecho a ejercer la abogacía”, escribió la organización sin fines de lucro.

Historia de derechos humanos

Tanto Lu como Ren han representado casos de derechos humanos de alto perfil en China.

Lu defendió una vez a su colega abogado de derechos humanos Yu Wensheng, que fue condenado a cuatro años de prisión en junio por “incitar a la subversión del poder del Estado”.

Ren era abogado defensor de la ciudadana periodista Zhang Zhan, que recientemente fue condenada a cuatro años de prisión por “provocar peleas y problemas”.

El 29 de diciembre del año pasado, la Unión Europea emitió una declaración, expresando su preocupación por los casos de Yu y Zhang, así como por otros defensores de los derechos humanos chinos detenidos y condenados, como Gao Zhisheng.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Después de 4 años de detención, un activista de derechos humanos ve a su madre

TE RECOMENDAMOS