Republicanos de la Cámara lanzan campaña para hacer responsable al PCCh por la pandemia

Por Cathy He
23 de Junio de 2021
Actualizado: 23 de Junio de 2021

Los republicanos de la Cámara de Representantes han prometido tomar una serie de acciones para responsabilizar al Partido Comunista Chino (PCCh) por su encubrimiento del brote de COVID-19 que provocó la pandemia global y llegar al fondo de cómo la enfermedad comenzó a propagarse entre los humanos.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, presentó el 23 de junio un plan de ocho puntos dirigido al régimen comunista y otros organismos para “garantizar que los estadounidenses obtengan la responsabilidad y la transparencia que merecen”.

“No podemos permitir que las malas acciones de China pasen desapercibidas y–lo que es más importante, debemos permitir que se rindan cuentas”, dijo McCarthy en una conferencia de prensa en Washington.

El primer punto de la agenda, dijo McCarthy, fue introducir una legislación que obligue al gobierno a desclasificar la inteligencia relacionada con los orígenes del virus del PCCh, el patógeno que causa la enfermedad COVID-19.

El 26 de mayo, el presidente Joe Biden ordenó a la comunidad de inteligencia elaborar un informe en 90 días sobre los orígenes del virus, que se reportó por primera vez en la ciudad china de Wuhan. Él dijo que las agencias de inteligencia están analizando teorías rivales, incluida la posibilidad de un accidente de laboratorio en China.

McCarthy dijo que el caucus republicano de la Cámara de Representantes estaba lanzando este esfuerzo debido a la renuencia de los miembros demócratas del Congreso y de la Casa Blanca a tomar medidas para hacer que el régimen rinda cuentas sobre sus acciones relacionadas con la pandemia.

La administración Biden no tomará medidas inmediatas sobre China para presionar al régimen comunista para que permita una investigación independiente sobre si el COVID-19 se originó en un laboratorio de Wuhan, dijo el domingo el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan.

Si bien la teoría de que el virus fue el resultado de una filtración del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) fue etiquetada como una “teoría conspirativa” el año pasado, recientemente ha ganado terreno a medida que un número creciente de científicos y funcionarios han dado crédito a la hipótesis.

Una hoja de datos del departamento de estado de enero planteó preguntas sobre si el brote podría haber sido el resultado de un accidente de laboratorio en WIV. Dijo que Estados Unidos tiene “razones para creer” que varios investigadores del WIV se enfermaron con síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes en el otoño de 2019. El departamento también dijo que el laboratorio estaba llevando a cabo experimentos militares secretos en animales desde al menos en 2017, y que tiene un historial de realizar investigaciones de “ganancia de función” sobre virus. Dicha investigación implica la creación de virus artificiales con capacidades nuevas o mejoradas, a menudo para estudiar qué virus nuevos podrían surgir y cómo protegerse contra ellos.

El líder de la Cámara de Representantes del Partido Republicano también pidió la prohibición de la financiación estadounidense de cualquier investigación de ganancia de función en China y el fin de la financiación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) para adversarios extranjeros como China, Corea del Norte, Irán, y Rusia.

El director de los NIH, Francis Collins, reconoció en un comunicado el mes pasado que los NIH y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas “han apoyado durante muchos años subvenciones para aprender más sobre los virus que acechan en los murciélagos y otros mamíferos que tienen el potencial de extenderse a los humanos y causar una enfermedad generalizada”, pero negó que alguna de las instituciones “haya aprobado alguna vez una subvención que hubiera apoyado la investigación de ‘ganancia de función’ sobre coronavirus que hubiera aumentado su transmisibilidad o letalidad para los humanos”.

Los legisladores republicanos, así como algunos miembros demócratas del Congreso ya han presentado una serie de proyectos de ley destinados a responsabilizar a Beijing y sus cómplices por el encubrimiento de la pandemia. Estos incluyen legislación para sancionar a los funcionarios del PCCh responsables, eliminar las protecciones legales a las naciones para que los estadounidenses puedan demandar al PCCh en los tribunales de EE. UU. para recuperar las pérdidas relacionadas con la pandemia, y despojar a la Organización Mundial de la Salud de los fondos de EE. UU. por su role en ayudar al encubrimiento del PCCh al “repetir como loro” los puntos de conversación en las primeras etapas de la pandemia.

McCarthy también quiere que los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 se trasladen a otro país, ya que el PCCh no debería ser recompensado con tal honor.

“Creo que el mundo debería permanecer unido y decir que no vamos a tolerar esto”, dijo. “No permitiremos que mates a millones de personas en todo el mundo y mientas sobre dónde empezó”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS