Residentes fronterizos de Texas se sienten aislados y temen por sus vidas mientras suben las tensiones

Por Charlotte Cuthbertson
14 de Octubre de 2021
Actualizado: 14 de Octubre de 2021

BRACKETTVILLE, Texas. Los lugareños hartos de los grupos de inmigrantes ilegales que entran ilegalmente en sus tierras, sus casas y vehículos asistieron a un foro ciudadano para compartir su frustración con el fiscal general de Texas, Ken Paxton, y su personal el 11 de octubre.

Las primeras preguntas de la audiencia reflejaron el punto de ebullición que muchos han alcanzado y el sentimiento predominante de que se les deja que se las arreglen por sí mismos: “¿Podemos disparar si nos disparan desde México?” “¿Cuándo puede el dueño de una propiedad usar la fuerza?”

“Si está en peligro inminente, creo que la respuesta probablemente sea sí”, dijo Joshua Reno, fiscal general adjunto de justicia penal de Paxton, en respuesta a la primera pregunta.

“Sigues teniendo los mismos derechos para defenderte. Sin embargo, esta es una pregunta realmente difícil… Las consecuencias, creo, son algo que va a ser muy grave: estamos hablando de disparar a través de la frontera a otro país”.

En cuanto al uso de la fuerza contra intrusos, Reno dijo que hay una gran variedad de escenarios, pero cuando se trata de eso, “puedes defenderte con la misma cantidad de fuerza que se usa contra ti, esa es la forma más fácil de decirlo”.

Brent Webster, primer asistente del fiscal general de Paxton, lo expresó de manera más sucinta: “Si alguien está invadiendo tu casa, tienes derecho a defender tu casa con fuerza letal. Quiero ser claro al respecto”.

El foro ciudadano ocurrió pocas semanas después de que casi 15,000 inmigrantes ilegales, en su mayoría haitianos, ingresaron a Estados Unidos y acamparon debajo de un puente internacional en Del Río, a 30 minutos de la carretera. Más de 12,400 de los haitianos fueron posteriormente liberados en Estados Unidos, según el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Durante ese tiempo, los puntos de control de la carretera de la Patrulla Fronteriza en el área se cerraron y los policías estatales de Texas fueron retirados de las carreteras para reforzar el número de agentes de la ley debajo del puente.

El condado de Kinney, en el que se encuentra Brackettville, comparte 16 millas de frontera internacional con México y es una vía principal para el tráfico de personas, a pie, en tren o en vehículo, desde la frontera hasta San Antonio.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) arrestó a más de 1100 extranjeros que entraron ilegalmente en el condado de Kinney en los últimos meses, según el alguacil del condado de Kinney, Brad Coe.

A principios de octubre, la policía estatal detuvo un intento de tráfico de personas en el condado de Kinney que involucró a cuatro autos e incluía a un conductor sirio que llevaba una pistola Glock 19 y cinco cargadores. El sirio tenía una tarjeta verde y posteriormente fue liberado por la Patrulla Fronteriza, pero probablemente enfrentará cargos estatales presentados por el DPS, dijo Coe.

Un ciudadano cubano con una tarjeta verde, que residía en Houston, fue detenido y arrestado el 13 de octubre mientras guiaba a cuatro inmigrantes ilegales de México, dijo Coe.

Un total de 52 inmigrantes ilegales de México y Honduras esperan que se les fiche por invasión criminal después de ser arrestados por las Tropas Estatales de Texas en ranchos locales, en la Oficina del Sheriff del Condado de Kinney, en Brackettville, Texas, el 8 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The) Epoch Times)

Presionando para que se actúe

En el foro ciudadano, varios miembros de la audiencia estaban claramente insatisfechos al escuchar que es posible que tengan que esperar hasta después de las elecciones de mitad de período de 2022 para que se abra la posibilidad de una seguridad fronteriza más estricta. Muchos habían asistido a un foro ciudadano en mayo que abordó los mismos temas y, según todos los informes, la inmigración ilegal y la delincuencia transfronteriza se han intensificado en los últimos cinco meses.

“No tenemos tiempo para unas elecciones. Realmente no lo tenemos. Tenemos tiempo para actuar”, dijo el ranchero de Uvalde Mike Miller. “Queremos vivir en nuestras casas sin miedo. Vienen con armas y el cártel de los Zetas está controlando nuestra frontera ahora mismo”.

Ray Salness, quien ha estado en el condado de Kinney buscando opciones de seguridad privada para los ganaderos, dijo: “Tenemos tres semanas antes de que los [próximos] 60,000 lleguen a la frontera. Lo que significa que, si no hacemos algo en dos semanas, no habrá un condado de Kinney”.

Salness le imploró al equipo de Paxton que defendiera a Coe si usa miembros de la milicia a lo largo de la frontera, en caso de que el estado le niegue el uso de tropas de la Guardia Nacional de Texas.

En su última declaración de desastre local, presentada el 6 de octubre, el condado de Kinney le solicitó al gobernador de Texas, Greg Abbott, que “despliegue de inmediato a 2000 militares estatales en el condado de Kinney para repeler una invasión y proteger la soberanía y la integridad territorial de Texas”.

Coe dijo que habló con la oficina del gobernador el 13 de octubre y que no espera tropas de la Guardia Nacional en el condado de Kinney, pero que se están desplegando 1500 personas en las ciudades fronterizas de Eagle Pass y Del Rio.

“No estamos recibiendo nada. Así que eso me dice que, si bloquean Del Río y bloquean Eagle Pass, ¿a dónde irán? al medio [de las dos poblaciones]. El punto de menor resistencia”, dijo Coe a The Epoch Times. El condado de Kinney se encuentra entre Del Rio y Eagle Pass.

Mientras tanto, Coe dijo que se está preparando para reunirse con Salness para firmar un acuerdo que le permita a una “fuerza de seguridad defensiva” llegar y establecer un campamento en el condado y para que trabaje en los ranchos contrarrestando las actividades ilegales. Espera conseguir donaciones para ayudar a compensar el coste a través del nuevo sitio web de seguridad fronteriza del condado.

“Intentaremos conseguir que se les asigne un cargo o algo así para ponerlo en marcha, porque el gobernador no nos va a ayudar”, dijo Coe, añadiendo que primero hay que resolver algunas cuestiones legales. Espera contar con unos 600 voluntarios, pero espera que sean 100 para empezar.

“Va a ser un esfuerzo combinado: obtendremos información del DPS, obtendremos información de la Patrulla Fronteriza por donde pasan los grupos más grandes, qué cámaras están captando la mayor actividad, y los instalaremos en esas áreas”, dijo Coe. “Luego comenzaremos a procesarlos [a los extranjeros ilegales], a acusarlos y veremos qué sucede”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS