Saber que Clinton estaba detrás de acusaciones sobre Trump habría cambiado las cosas: Abogado del FBI

Por John Haughey y Zachary Stieber
20 de Mayo de 2022 12:02 PM Actualizado: 20 de Mayo de 2022 2:05 PM

WASHINGTON —El abogado del FBI que sirvió de conducto para las inconsistentes acusaciones contra Donald Trump dijo el 19 de mayo que habría actuado de manera diferente si hubiera sabido que la rival de Trump por la presidencia, Hillary Clinton, estaba detrás de las afirmaciones.

James Baker, que ahora trabaja para Twitter, dijo que probablemente no se habría reunido con Michael Sussmann, acusado de pasar datos que supuestamente vinculaban los negocios de Trump con un banco ruso, si hubiera sabido que Sussmann actuaba en nombre de la campaña de Clinton.

“No creo que lo hubiera hecho”, dijo Baker en el estrado del tribunal federal de Washington.

Saber que la adversaria de Trump estaba detrás de las acusaciones “habría planteado preguntas muy serias, ciertamente, sobre la credibilidad de la fuente” y la “veracidad de la información”, dijo Baker. También habría aumentado “una preocupación sustancial en mi mente sobre si nos iban a engañar”.

El testimonio refuerza una pieza clave del caso del abogado especial John Durham contra Sussmann: que conocer las fuentes que impulsaron a Sussmann a reunirse con Baker habría alterado la forma en que el FBI analizó la información, que la oficina finalmente descubrió que no corroboraba las afirmaciones de un canal secreto entre la Organización Trump y Alfa Bank.

“En ausencia de la falsa declaración de Sussmann, el FBI podría haber tomado medidas adicionales o más graduales antes de abrir y/o cerrar una investigación”, dijeron los fiscales en la acusación formal de Sussmann, que lo acusa de mentir al FBI.

Los abogados defensores han argumentado que el impacto de la presunta mentira de Sussmann fue “trivial o insignificante”.

Sussmann se reunió con Baker en el despacho del abogado del FBI el 19 de septiembre de 2016, pocas semanas antes de las elecciones presidenciales. No habían otras personas presentes.

Baker dijo el jueves que ese no habría sido el caso si hubiera sabido la participación de la campaña de Clinton. Dijo que probablemente habría dirigido a Sussmann a otro personal del FBI —los abogados de la oficina no suelen recibir información— o que se habría reunido con Sussmann, pero se habría asegurado de que otro personal estuviera presente.

“Estaba dispuesto a reunirme con Michael a solas porque tenía mucha confianza en él”, dijo Baker, quien describió a Sussmann como un amigo. “Creo que habría hecho una evaluación diferente si hubiera dicho que había comparecido en nombre de un cliente”.

Michael Sussmann llega al tribunal federal de Washington el 18 de mayo de 2022. (Teng Chen/The Epoch Times)

Sussmann le dijo a Baker en un mensaje de texto la noche anterior a la reunión que tenía información sensible que quería transmitir, pero lo hacía por voluntad propia, no en nombre de algún cliente. Baker declaró que Sussmann repitió la mentira durante la reunión. Posteriormente, Sussmann le dijo a un panel del Congreso que un cliente le dio la información.

“Creo que es más exacto decir que se hizo en nombre de mi cliente”, dijo Sussmann, aparentemente refiriéndose a Rodney Joffe, un ejecutivo de tecnología que dijo que le prometieron un puesto en el gobierno si Clinton ganaba las elecciones.

Mientras Sussmann, Joffe y otros trabajaban en los informes técnicos que finalmente pasó a Baker, el abogado cobraba a la campaña de Clinton, según los registros de facturación. Sussmann también informó a la campaña de las acusaciones antes de reunirse con Baker, aunque la campaña presuntamente no aprobó la reunión.

Sussmann era bien conocido por el FBI, ya que había trabajado con la oficina en múltiples casos, incluyendo el presunto hackeo de los servidores del Comité Nacional Demócrata. Sussmann “tenía una vibrante práctica de seguridad nacional que tenía mucho contacto con el FBI”, dijo Baker. Sussmann trabajó para Perkins Coie, que fue el bufete de abogados de la campaña de Clinton durante las elecciones de 2016, y tiene un largo historial de trabajar con los demócratas.

En el contrainterrogatorio, Sean Berkowitz, quien representa a Sussmann, atacó a Baker sobre las incoherencias de su testimonio y lo que ha dicho antes.

Baker, por ejemplo, le dijo a la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia en 2019 que Sussmann dijo que tenía información procedente de “personas que eran sus clientes”. Baker dijo que estaba usando una “forma abreviada” de describir a los ciberexpertos con los que trabajaba Sussman.

En 2018, al testificar ante un panel de la Cámara de Representantes a puerta cerrada, Baker dijo que no podía recordar si sabía en ese momento que Baker estaba representando a la campaña de Clinton. “No sé si tenía eso en mente cuando se presentó en mi oficina”, dijo Baker en ese momento.

“Me parece increíble que el tipo que representa a la campaña de Clinton, el Comité Nacional Demócrata, aparezca con información que dice que tenemos esto, y no se le pregunte de dónde lo ha sacado, no se sepa cómo lo ha conseguido”, respondió el representante Jim Jordan (R-Ohio).

“Me sentí incómodo al tener que recibir demasiada información sobre los hechos, porque no soy un agente. Así que quise poner la información en manos de los agentes lo antes posible y dejar que se ocuparan de ella. Si querían ir a entrevistar a Sussmann y hacerle todo ese tipo de preguntas, por mí perfecto”, dijo Baker.

Según el testimonio de Baker y las declaraciones anteriores de Sussmann, ningún agente acabó haciendo ese tipo de preguntas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.