Senadores republicanos presentan resolución instando a retirar Juegos Olímpicos de 2022 de China

Por Frank Fang
03 de Febrero de 2021
Actualizado: 03 de Febrero de 2021

El senador Rick Scott (R-Fla.) y otros seis senadores republicanos han presentado una resolución en la que se pide al Comité Olímpico Internacional (COI) que traslade los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 fuera de China debido al deficiente historial de derechos humanos del país.

Si China no demuestra “un progreso significativo en la garantía de los derechos humanos fundamentales, incluidas las libertades de religión, expresión, movimiento, asociación y reunión”, el COI debe ofertar de nuevo los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 y dejar que los Juegos “sean organizados por un país que reconozca y respete los derechos humanos”, señala la resolución (S.Res.13).

Beijing, la capital de China, fue seleccionada como sede de los Juegos de 2022 frente a Almaty, Kazajistán, en julio de 2015. La última vez que Beijing acogió los Juegos Olímpicos de Verano en 2008, muchos criticaron también la decisión del COI de permitir que China fuera la sede, dadas sus graves violaciones de los derechos humanos.

“La China comunista está cometiendo un genocidio contra los uigures en Xinjiang, restringiendo los derechos humanos de los hongkoneses y amenazando a Taiwán. No se debe permitir que la China comunista organice los Juegos Olímpicos de 2022 mientras dirige campos de concentración, viola los derechos humanos y oprime sistemáticamente al pueblo de Hong Kong”, declaró Scott en un comunicado de prensa de su oficina el 2 de febrero.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con el COI para pedirle comentarios.

Beijing ha retenido a más de un millón de musulmanes étnicos, entre ellos uigures, kazajos y kirguises, en campos de internamiento en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China. Beijing afirma que estos campos son “centros de formación profesional”.

El mes pasado, el exsecretario de Estado estadounidense Mike Pompeo designó la persecución del régimen chino contra los uigures y otras minorías étnicas mayoritariamente musulmanas como genocidio y “crímenes contra la humanidad”.

El 2 de febrero, la Alianza Interparlamentaria sobre China (IPAC), un grupo de legisladores internacionales, emitió una declaración, pidiendo una investigación legal internacional sobre las violaciones de los derechos humanos en Xinjiang, en respuesta a un reporte de la BBC sobre hombres chinos que participan en violaciones masivas, abusos sexuales y tortura contra las mujeres en los campos de internamiento de Xinjiang.

“El tiempo de las meras palabras ya ha pasado. Ahora debemos avanzar hacia un esfuerzo coordinado para que el gobierno chino rinda cuentas. Hay que poner fin a estas atrocidades”, declaró el IPAC.

En Hong Kong, Beijing ha aplicado una draconiana ley de seguridad nacional que castiga delitos vagamente definidos, como la subversión y la secesión, con una pena máxima de cadena perpetua.

Según la policía de Hong Kong, al menos 97 personas han sido detenidas en virtud de esta ley hasta el martes, y ocho de ellas han sido procesadas. Entre ellas está Jimmy Lai, activista prodemocracia y fundador del periódico local Apple Daily, que ha sido acusado y se encuentra detenido a la espera de juicio.

Scott añadió: “Los Juegos Olímpicos son una oportunidad increíble para que los mejores atletas del mundo representen a sus países y unan a nuestras naciones, y bajo ninguna circunstancia deben ser organizados por uno de los peores violadores de los derechos humanos del mundo”.

“Me enorgullece liderar a mis colegas para enviar un mensaje claro al COI: defiendan la libertad e insten a la China comunista a hacer lo correcto, o encuentren un nuevo escenario para los Juegos Olímpicos de 2022”.

La resolución fue patrocinada por Marsha Blackburn (R-Tenn.), Mike Braun (R-Ind.), Tom Cotton (R-Ark.), Jim Inhofe (R-Okla.), Marco Rubio (R-Fla.) y Todd Young (R-Ind.). Estos legisladores presentaron una resolución similar en marzo del año pasado.

“Es una locura que un país implicado activamente en atroces abusos de los derechos humanos que equivalen a un genocidio tenga el privilegio de ser anfitrión de los Juegos Olímpicos o de cualquier otro evento deportivo internacional. China no debería ser una excepción”, dijo Rubio en el comunicado.

Los grupos internacionales de derechos humanos también han expresado su preocupación por que Beijing acoja los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

El 2 de febrero, una coalición de más de 180 grupos, entre los que se encuentran la Red Internacional del Tíbet, el Congreso Mundial Uigur y Germany Stands with Hong Kong, firmaron una carta conjunta dirigida a los líderes mundiales en la que instaban a los gobiernos a boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing.

“Cualquier otra cosa se considerará un respaldo al régimen autoritario del Partido Comunista Chino y a su flagrante desprecio por los derechos civiles y humanos”, afirma la carta.

Cuando los periodistas preguntaron a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, sobre la postura de la nueva administración respecto a las solicitudes de boicot a los Juegos Olímpicos de 2022, durante una sesión informativa diaria el martes, dijo que Washington no tenía ningún “cambio de nuestro enfoque sobre los Juegos Olímpicos de Beijing”.

Kenneth Roth, director ejecutivo de la ONG Human Rights Watch, con sede en Nueva York, dijo en Twitter el 30 de enero: “Recuerden cuando la gente argumentaba que la celebración de los Juegos Olímpicos de verano de 2008 en Beijing ayudaría a mitigar la represión de China. No fue así. Las cosas son mucho peores hoy, pero Beijing planea ahora acoger los Juegos Olímpicos de invierno de 2022 a pesar de Xinjiang, Hong Kong, el Tíbet, etc.”.

En diciembre del año pasado, Human Rights Watch envió una carta al presidente del COI, Thomas Bach, en la que le instaba a “llevar a cabo inmediatamente una sólida diligencia debida en materia de derechos humanos en torno a los preparativos de los Juegos Olímpicos de Beijing de 2022, y a explicar sus esfuerzos para gestionar los riesgos para los derechos humanos relacionados con los Juegos antes de febrero de 2021”.

En septiembre de 2020, más de 160 grupos de derechos humanos enviaron también una carta a Bach en la que le pedían que “revirtiera su error” al elegir a Beijing para celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS