Socios de Hunter Biden ayudaron a magnates chinos a reunirse con funcionarios de administración Obama

Por Cathy He
19 de Octubre de 2020 3:27 PM Actualizado: 19 de Octubre de 2020 3:27 PM

Los socios comerciales de Hunter Biden ayudaron a confirmar reuniones entre magnates chinos y altos funcionarios de la Casa Blanca de la era Obama en 2011, según correos electrónicos obtenidos por el autor Peter Schweizer a los que The Epoch Times tuvo acceso.

Los entonces socios comerciales de Biden, Devon Archer y Bevan Cooney, facilitaron que un grupo de élites empresariales y políticas chinas del exclusivo China Entrepreneur Club (CEC) visitara la Casa Blanca y se reuniera con funcionarios de la administración en noviembre de 2011 durante su viaje a Estados Unidos, según se muestra en los correos electrónicos.

La delegación china se reunió con el entonces vicepresidente Joe Biden durante este viaje, según un documento en el sitio web del CEC.

Un correo electrónico también sugiere que Archer se había comunicado con Hunter Biden para organizar la reunión en la Casa Blanca para el grupo.

Los negocios de Hunter Biden en China y Ucrania han sido objeto de un escrutinio minucioso mientras su padre se postula para la presidencia. Recientemente, el joven Biden también está bajo escrutinio por sus presuntos acuerdos comerciales con ejecutivos chinos en un conglomerado petrolero que tiene vínculos con el ejército chino, como se detalla en los correos electrónicos obtenidos por el New York Post y un informe del Senado.

Cooney se encuentra ahora en prisión cumpliendo una sentencia por su participación en un ardid de 2016 para defraudar a una tribu indígena estadounidense. Este le dio acceso a Schweizer, autor del libro “Secret Empires” de 2018, a su cuenta de correo electrónico y autorizó la publicación de los emails, según Breitbart. Schweizer publicó primero los hallazgos de estos correos electrónicos en un artículo de Breitbart. Estos correos electrónicos son distintos de la porción obtenida por el New York Post.

Archer también fue condenado en el mismo caso de 2016 y actualmente está a la espera de su sentencia. Hunter Biden y él fueron socios en Rosemont Seneca Bohai, una empresa de gestión de activos. Ambos también formaron parte de la junta de Burisma Holdings, una empresa de energía ucraniana, en 2014.

El 5 de noviembre de 2011, Archer recibió un correo electrónico de un contacto comercial, Gary Fears. El email contenía una solicitud de ayuda por parte de Mohamed A. Khashoggi, aparentemente un intermediario del CEC, tratando de confirmar una visita a la Casa Blanca y reuniones con funcionarios de la administración. Dijo que el club de negocios había enviado invitaciones para reuniones con varios miembros de la administración Obama y legisladores, pero no habían recibido respuesta de ellos.

“Un recorrido por la casa blanca y una reunión con un miembro de la oficina del jefe de gabinete y John Kerry sería genial”, escribió Khashoggi.

“Si podemos programar reuniones con Rominy [sic] o con funcionarios no electos podría ser más fácil”, agregó, antes de señalar: “No estoy seguro si hay que estar registrado para hacer esto”, aparentemente una referencia al registro bajo la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA).

Khashoggi describió que la misión del grupo “es hacer saber a Estados Unidos que el ‘sector privado’ chino está listo y dispuesto a invertir en Estados Unidos”.

“Creo que es un juego de diplomacia suave que podría ser muy efectivo”, continuó Khashoggi, y agregó que les daría a los socios comerciales de Hunter Biden “un buen acceso a [los chinos] para cualquier acuerdo en el futuro”.

El CEC, que ha sido llamado el “club de los multimillonarios”, está compuesto por los principales líderes empresariales de China, así como por economistas y diplomáticos. En ese momento tenía 50 miembros, incluyendo a Liu Chuanzhi, su entonces presidente y fundador del gigante de las computadoras Lenovo; Jack Ma, fundador del gigante del comercio electrónico Alibaba Group; y Wu Jianmin, un destacado diplomático chino.

Los ingresos de 44 miembros del CEC totalizaban más de 1.5 billones de yuan (224,000 millones de dólares), lo que representaba aproximadamente el 4 % del PIB (Producto Interno Bruto) de China, según el correo electrónico.

“Esto es China Inc.”, escribió Khashoggi sobre el club.

El 11 de noviembre de 2011, Fears realizó un seguimiento con Archer en un correo electrónico, preguntándole cómo había estado una reunión con Khashoggi. Fears también le pidió a Archer que le dijera a Hunter Biden que lo llamara.

Archer respondió: “Hunter viajará a los EAU durante la semana con la realeza, así que probablemente la próxima semana antes de que vuelva a estar guardado”.

En una respuesta posterior, Archer escribió: “No pude confirmar esto con Hunter en la línea, pero le conseguimos su reunión en la CB el lunes para los muchachos chinos”.

El 14 de noviembre de 2011, el día de la reunión de la delegación china, Cooney envió un correo electrónico a Fears diciendo: “Archer hizo que los muchachos chinos estuvieran atendidos en DC”.

Los registros de visitantes de la Casa Blanca muestran que una delegación de unas 30 personas del CEC visitó la Casa Blanca ese día y fue recibida por Jeff Zients, entonces subdirector de la Oficina de Gestión y Presupuestos.

Si bien los registros no muestran una reunión con el vicepresidente Biden, un documento del CEC que contiene las biografías de los miembros indica que la delegación se reunió con él, con el subsecretario Robert Hormats, con la ex secretaria de Estado Madeleine Albright, y con el general Colin Powell durante el viaje de 2011.

Las reuniones con Hormats, Albright y Powell están incluidas en un itinerario del viaje. El itinerario también incluye una reunión con el entonces secretario de Comercio, John E. Bryson.

Schweizer dijo a Fox News el sábado que los correos electrónicos, así como otros que no han sido publicados, mostraban “una amplia red de uso del apellido Biden, usando el acceso a la Casa Blanca”, con “Hunter actuando como el conducto hacia la administración como medio para ayudar a sus clientes y ganar clientes”.

“Los nombres que aparecen en esto son los chinos, los rusos, los ucranianos, los kazakos”, añadió Schweizer. “Es una verdadera Naciones Unidas de corrupción. Y lo que demuestra es que Joe Biden, como vicepresidente de Estados Unidos, fue un punto central”.

La campaña presidencial de Biden y Fears no respondieron una petición de comentarios. Khashoggi y Archer no pudieron ser contactados para hacer comentarios.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Bajo investigación judicial, lo que calla la prensa sobre Hillary Clinton

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.