TikTok y WeChat prohíben la protección de datos de los estadounidenses desde Beijing

La información la dio a conocer el fiscal general adjunto para la seguridad nacional
Por Cathy He
12 de Agosto de 2020
Actualizado: 12 de Agosto de 2020

La reciente prohibición del presidente Donald Trump, de las aplicaciones de redes sociales chinas TikTok y WeChat, tiene como objetivo bloquear el acceso de Beijing a grandes volúmenes de datos personales de estadounidenses, que podrían usarse para operaciones subversivas en Estados Unidos, dijo un alto funcionario del Departamento de Justicia el 12 de agosto.

Trump emitió la semana pasada órdenes ejecutivas que prohíben las transacciones con los propietarios chinos de las aplicaciones TikTok y WeChat, los gigantes tecnológicos ByteDance y Tencent Holdings, respectivamente, por motivos de seguridad nacional. La prohibición entrará en vigor en septiembre.

La popular aplicación de vídeos cortos TikTok, que dice que tiene 100 millones de usuarios en Estados Unidos, ha atraído un intenso escrutinio sobre la seguridad de los datos y preocupaciones de censura, debido a los vínculos de su empresa matriz con el Partido Comunista Chino (PCCh).

“Estamos preocupados por… el acceso del gobierno chino a los datos de TikTok en virtud de sus leyes de seguridad nacional”, dijo John C. Demers, fiscal general adjunto para la seguridad nacional, durante un debate organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington.

TikTok ha dicho que nunca entregó datos al PCCh y que nunca lo haría. Microsoft está actualmente en conversaciones con ByteDance para comprar la aplicación, un acuerdo que Trump dijo que debe completarse antes del 15 de septiembre.

Demers dijo que el PCCh está recolectando grandes cantidades de datos personales de estadounidenses, como lo demuestran varios ataques masivos chinos en los últimos años. Estos incluyen intrusiones en la agencia de personal del gobierno de EE.UU., la agencia de informes crediticios Equifax y la aseguradora de salud Anthem, que resultaron en el robo de información personal de decenas de millones de estadounidenses.

“Se necesitan enormes cantidades de datos para perfeccionar los algoritmos de las herramientas de inteligencia artificial [de China]”, dijo Demers.

Este grupo de datos también se utiliza para operaciones de inteligencia, dijo. Cuando el régimen chino ha identificado un objetivo estadounidense, como un alto funcionario del gobierno o alguien a quien desean cooptar, “pueden extraer esas fuentes de datos existentes para averiguar cómo es la vida… financiera de esa persona, cuál es su estado de salud, cómo es su vida matrimonial”, dijo Demers.

“Pueden usar todo eso para pintar una imagen muy eficaz de ti y pensar dónde podrían estar tus vulnerabilidades, o incluso cuál es la mejor manera de acercarse a ti”, agregó.

El asistente del fiscal general dijo que WeChat, que es mucho menos popular en Estados Unidos y es utilizado principalmente por la comunidad de habla china para comunicarse con personas en China continental, es utilizado por el régimen para influir y controlar a los expatriados chinos en el país.

“Es un método del Partido Comunista Chino para comunicarse con personas chinas aquí en Estados Unidos”, dijo.

Por ejemplo, Demers dijo que el régimen usa WeChat para difundir desinformación y propaganda sobre Estados Unidos a los chinos de ultramar, de modo que no estén “contaminados por ideas como la democracia liberal o la libertad religiosa”.

Robo de propiedad intelectual

Demers dijo que en los próximos meses se harán públicas más acusaciones contra hackers chinos. El mes pasado, el departamento de justicia anunció una acusación contra dos piratas informáticos chinos señalados de hacer una campaña, cuya duración fue de un decenio, para robar secretos comerciales de contratistas de defensa y cientos de empresas en todo el mundo. Recientemente intentaron adquirir una investigación relacionada con COVID-19.

El asistente del fiscal general dijo que las autoridades federales ordenaron el cierre del consulado chino en Houston, el mes pasado, porque el puesto diplomático estaba a la “vanguardia” de los intentos de robar propiedad intelectual estadounidense y llevar a cabo campañas encubiertas de influencia extranjera.

Cuatro investigadores chinos también fueron arrestados, en el tiempo que fue cerrado el consulado, bajo sospecha de ser oficiales militares chinos encubiertos. La Oficina Federal de Investigaciones también ha entrevistado a otros presuntos agentes encubiertos en 50 ciudades. Demers dijo que estas acciones representaban “solo una décima parte de lo que estaba sucediendo debajo de la superficie”.

El cierre del consulado y las detenciones recientes se llevaron a cabo con el objeto de interrumpir la actividad china que las autoridades estadounidenses “habían estado rastreando durante bastante tiempo”, dijo.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

[Informe Especial] Manipulando a Estados Unidos: La estrategia del comunismo chino

TE RECOMENDAMOS