“Títeres”: Empleo de esquiadora uigur en ceremonia de apertura de JJ. OO. de Invierno genera críticas

Por Michael Washburn
08 de Febrero de 2022 5:23 PM Actualizado: 08 de Febrero de 2022 5:23 PM

Los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing, que ya habían tenido un inicio incómodo debido al maltrato de un reportero holandés por parte de un guardia local, dieron un vuelco controversial cuando un esquiador que representaba a la minoría uigur perseguida del oeste de China participó en el ritual de entrega de la llama que significó la apertura oficial de los Juegos el viernes.

La esquiadora de 20 años, Dinigeer Yilamujiang, se unió al atleta chino Zhao Jiawen para entregar la llama durante la apertura de los Juegos, generando especulaciones respecto a que el Partido Comunista Chino (PCCh) podría haber tratado de mitigar las percepciones mundiales sobre la represión del régimen contra los uigures al presentar a un uigur en un papel tan prominente y simbólico.

El mensaje del régimen se plasmó en un tuit enviado por Zhang Zisheng, cónsul general de China en Zanzíbar y Tanzania, que decía: “¡Contento de ver a la Sra. Dinigeer Yilamujiang, una atleta china uigur, encendiendo el caldero olímpico con Zhao Jiawen! Los 56 grupos étnicos chinos son miembros de una gran familia, todos juntos”.

Pero la elección de incluir a Yilamujiang en el ritual suscitó rápidamente una respuesta escéptica por parte de muchos observadores, entre los que destaca Linda Thomas-Greenfield, la embajadora de EE. UU. ante las Naciones Unidas, quien declaró en una transmisión de CNN: “Este es un esfuerzo para distraernos del problema real en cuestión; los uigures están siendo torturados, y los uigures son víctimas de violaciones de los derechos humanos por parte de los chinos. Y tenemos que mantener eso en primer plano”.

Kamaltûrk Yalqun, un uigur que portó la llama de China para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, describió la medida como una “obra de relaciones públicas de China”.

“Nosotros y las demás minorías étnicas en China hemos sido durante mucho tiempo este dispositivo de propaganda para los medios estatales chinos. [La táctica es] disfrazarlos cada vez que se celebran este tipo de grandes eventos, vestirlos con sus ropas étnicas y dejar que canten y dancen y muestren sus caras felices y su comunidad étnica y todo eso al mundo y también internamente a los ciudadanos chinos”, dijo Yalqun, que ahora reside en Boston, a The Epoch Times.

Al elegir a un atleta uigur para ayudar a encender la llama olímpica, el máximo honor para cualquier atleta olímpico, China ha “elevado el estatus de títeres a un grado superior”, dijo. La acción se tomó debido al aumento de la presión internacional acerca de las actividades genocidas de Beijing contra los uigures y otras minorías musulmanas en la región del extremo occidental de Xinjiang, añadió Yalqun.

En diciembre, un tribunal independiente con sede en Londres hizo públicas sus conclusiones de que el régimen había llevado a cabo una “política deliberada, sistemática y concertada” de aniquilar a amplios segmentos de la población uigur a través de una serie de medios, incluido el encarcelamiento masivo en condiciones de hacinamiento y miseria, esterilizaciones, separación de familias y trabajos forzados.

El presidente del tribunal, Geoffrey Nice, hizo todo lo posible por detallar la tortura, el abuso sexual, la humillación y las ejecuciones extrajudiciales generalizadas y en las prisiones que albergan a hombres, mujeres y niños uigures. Nice aludió a la Convención sobre el Genocidio de 1948, cuyo objetivo es proteger a los grupos nacionales, étnicos y religiosos del exterminio, para fundamentar su clasificación de lo que ocurre en el oeste de China como genocidio en lugar de simplemente encarcelamiento masivo o represión.

En reacción a tales preocupaciones respecto a los derechos humanos, Estados Unidos y otras naciones anunciaron boicots diplomáticos a los Juegos Olímpicos de este año, aunque algunos observadores han cuestionado cuán efectivo sería tal boicot a largo plazo.

Según un artículo del Wall Street Journal, Yilamujiang se desempeñó un tanto indiferente en la competencia del sábado. De manera contraria a la práctica habitual, Yilamujiang no se quedó para atender a los periodistas y responder a sus preguntas después de la competencia, dice el artículo.

Con información de David Zhang. 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.