Trump advierte a China que una violenta represión en Hong Kong perjudicaría conversaciones comerciales

Por Frank Fang
19 de Agosto de 2019 Actualizado: 19 de Agosto de 2019

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a Beijing que cualquier represión violenta en Hong Kong contra los manifestantes dañaría las conversaciones comerciales en curso entre los dos países.

“Creo que sería muy difícil tratar si ellos [China] ejercen violencia, es decir, si es otra plaza de Tiananmen”, dijo Trump a periodistas en Nueva Jersey el 18 de agosto. El presidente agregó que apoyaba la libertad y la democracia en Hong Kong

En Hong Kong, las protestas están en su 11º semana, ya que los habitantes continúan exigiendo que el gobierno de la ciudad retire su proyecto de ley de extradición, que se encuentra suspendido, el cual temen amenace la independencia judicial de la ciudad, ya que cualquiera en Hong Kong podría ser transferido para ser juzgado por el “derecho del Estado” de China, si se le acusa de actividad criminal.

El llamado inicial para eliminar el proyecto de ley ahora se ha disparado a otras demandas, como un llamado al sufragio universal, así como una investigación independiente que analiza las actos y la violencia de la policía en el trato con los manifestantes.

El 18 de agosto, más de 1,7 millones de hongkoneses caminaron por las calles de Hong Kong bajo una fuerte lluvia, desafiando una prohibición policial, para continuar pidiendo al gobierno que se comprometa con sus demandas.

Manifestantes participan en una marcha en Hong Kong el 18 de agosto de 2019. (Luo Ya/La Gran Época)

Beijing ha recurrido a la retórica para criticar a los manifestantes, calificándolos de radicales. El 12 de agosto, Beijing se refirió a las protestas como “terrorismo incipiente”. Algunos observadores, incluido el Human Rights Watch, han dicho que ese lenguaje podría indicar que Beijing podría desplegar sus fuerzas en Hong Kong en nombre del antiterrorismo, como lo hizo en Xinjiang contra minorías étnicas como los uigures en 2011.

La posibilidad de una violenta represión china ha aumentado en las últimas semanas cuando la policía china armada en Shenzhen, en la frontera con Hong Kong, fue fotografiada en tres simulacros diferentes este mes.

El más reciente fue el 17 de agosto, cuando el medios estatal de China, Global Times, publicó un video de un minuto en su cuenta de Weibo. En el video, los policías chinos gritaban: “Detengan la violencia, arrepiéntanse y sean salvados”, y desplegaban vehículos blindados, gases lacrimógenos y cañones de agua contra manifestantes similares.

“Me gustaría ver que Hong Kong funcionara de manera muy humanitaria”, dijo Trump. “Espero que el presidente Xi pueda hacerlo. Seguro que tiene la capacidad, y lo puedo asegurar, por conocimiento personal”. El presidente agregó que tal conclusión humanitaria sería” muy buena para el acuerdo comercial”.

Esta no es la primera vez que Trump vincula la situación en Hong Kong con las conversaciones del acuerdo comercial.

En una publicación de Twitter el 14 de agosto, Trump escribió: “Por supuesto, China quiere llegar a un acuerdo. ¡Primero que trabajen humanamente con Hong Kong!”

El 1 de agosto, Trump anunció nuevos aranceles del 10 por ciento que se impondrán en septiembre sobre las importaciones chinas por un valor de USD 300 mil millones, incluidos relojes inteligentes, altavoces inteligentes y auriculares Bluetooth.

Los aranceles del 10 por ciento sobre algunos de los productos chinos de USD 300 mil millones, incluidos teléfonos celulares y computadoras portátiles, se pospusieron el 13 de agosto hasta mediados de diciembre.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS