Trump cuestiona el número de muertes por el virus del PCCh en China

Por Bowen Xiao
16 de Abril de 2020 6:06 PM Actualizado: 16 de Abril de 2020 6:08 PM

El presidente Donald Trump cuestionó la exactitud de las estadísticas oficiales de China sobre el virus del PCCh y el número de muertes, durante una reunión informativa para la prensa celebrada el 15 de abril por miembros del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus.

“¿Realmente ustedes creen las cifras de este vasto país llamado China, y de que ellos tengan un cierto número de casos y un cierto número de muertes, alguien realmente cree eso?”, dijo Trump a los periodistas en una reunión informativa.

“¿Creen ustedes que están recibiendo cifras honestas de algunos de estos países?”, preguntó el mandatario previamente, señalando que en Estados Unidos reporta cada una de las muertes de la pandemia.

Documentos internos del gobierno obtenidos por The Epoch Times han revelado cómo el régimen chino intencionalmente no reportó los casos del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y censuró las discusiones sobre el brote, alimentando la propagación de la enfermedad.

Al responder a las preguntas, Trump dijo que “todo lo que tenemos está documentado, reportado”, añadiendo que en Estados Unidos “tenemos más casos porque hacemos más reportes”.

“Todo lo que sé es que informamos de los hechos y somos un país que está mejorando”, añadió.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Trump junto a los funcionarios del gobierno y por su parte los legisladores, se han hecho oír recientemente para abordar el mal manejo y el encubrimiento del virus del PCCh por parte de China.

Al mismo tiempo, Beijing continúa apuntando a Estados Unidos y al propio presidente Trump, como parte de una agresiva iniciativa de propaganda. Recientemente el régimen había estado utilizando anuncios de Facebook para criticar a Trump, difundir desinformación e intentar alterar las narraciones sobre la pandemia.

El 1 de abril, Beijing admitió sin querer haber ocultado el número de personas infectadas por el virus dentro del país cuando anunció que comenzaría a reportar casos de portadores asintomáticos, revelando así que no lo había estado haciendo. La Comisión Nacional de Salud de China también reconoció que los portadores asintomáticos pueden infectar a otros y causar brotes, lo cual habían desestimado anteriormente.

En los últimos tres meses, el número de usuarios de teléfonos celulares chinos se redujo en 21 millones, lo que sugiere que las muertes debidas al virus del PCCh pueden haber sido un factor. Desde el 1 de septiembre de 2010, China ha exigido a todos los usuarios de teléfonos celulares que registren los teléfonos con su identificación real.

Tan solo en la provincia china de Shandong, las cifras de nuevas infecciones diarias fueron hasta 52 veces más altas que los datos publicados oficialmente. La información proporcionada por los residentes en Wuhan también indica que el número de muertes allí podría ser más de 32,000, es decir 12.7 veces la cifra oficial.

Al respecto, y por segunda vez este mes, el secretario de estado, Mike Pompeo, habló con el principal diplomático de China, esta vez presionando a China para que sea totalmente transparente sobre la pandemia.

En una llamada telefónica del 15 de abril con el diplomático chino Yang Jiechi, Pompeo destacó “la necesidad de una total transparencia e intercambio de información para combatir la pandemia de COVID-19 y prevenir futuros brotes”, según un comunicado del Departamento de Estado.

A principios de esta semana Trump también anunció que detendría el financiamiento de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el encubrimiento de China, mientras el gobierno revisa cuál fue su respuesta a la crisis mundial. En una conferencia de prensa, el presidente dijo que la organización había “fallado en su deber básico y que debe rendir cuentas”.

Trump explicó que la agencia de la ONU había promovido la “desinformación” de China sobre el virus del PCCh, lo que probablemente llevó a un brote epidémico más amplio del virus de lo que hubiera ocurrido de otra manera. Estados Unidos es el mayor donante general de la OMS, con sede en Ginebra, y contribuyó con más de 400 millones de dólares en 2019, aproximadamente el 15 por ciento de su presupuesto.

En un posteo de Twitter del 14 de enero, la OMS repitió la propaganda china, escribiendo que “las investigaciones preliminares llevadas a cabo por las autoridades chinas no han encontrado ninguna evidencia clara de la transmisión de humano a humano del nuevo #coronavirus (2019-nCoV) identificado en #Wuhan, #China”.

La coordinadora de la Casa Blanca para la respuesta al coronavirus, la Dra. Deborah Birx, expresó preocupaciones similares en una entrevista del 15 de abril con “The View” de la ABC.

“Creo que una vez que esto termine, seremos capaces de mirar atrás y comprobar:  ‘¿Dijeron e hicieron China y la OMS todo lo posible para alertar al resto del mundo sobre los detalles de este virus? “, cuestionó Birx, destacando que “cuando esto explotó primera vez, alguien tuvo que saber que hubo una transmisión de humano a humano”.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


 

Descubra

La cronología del encubrimiento del COVID-19 hecho por el régimen chino

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.