Trump firma orden para evaluar la financiación de ciudades “anarquistas”

Orden incluye a Portland, Seattle, Washington y Nueva York
Por Mimi Nguyen Ly
03 de Septiembre de 2020
Actualizado: 03 de Septiembre de 2020

El presidente Donald Trump firmó un memorando el miércoles por la noche ordenando una evaluación de los fondos federales para ciertos gobiernos estatales y locales que “permiten la anarquía, la violencia y la destrucción en ciudades estadounidenses”.

El memorando del presidente ordena a todos las agencias y departamentos ejecutivos federales que presenten un informe al Director de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) detallando todos los fondos federales que se han proporcionado a Seattle, Portland, la ciudad de Nueva York, Washington, “o a cualquier entidad o dependencia de las jurisdicciones anteriores”.

Dentro de los 14 días posteriores a la orden, el director de la OMB, Russ Vought, debe enviar una guía a las agencias federales para que presenten sus informes.

La orden señala que la anarquía se ha apoderado de varios estados y ciudades de todo el país durante los últimos meses, y agrega que varios gobiernos estatales y locales han “contribuido a la violencia y destrucción en sus jurisdicciones al no hacer cumplir la ley, debilitando y desfinanciando significativamente a sus departamentos de policía y negándose a aceptar ofertas de ayuda para que se cumpla la ley federal”.

El memorando agrega que, como resultado, la violencia y la destrucción “continúan sin cesar”.

“Mi Administración no permitirá que los impuestos federales financien ciudades que se dejan deteriorar hasta convertirse en zonas sin ley”, afirmó el presidente en el memorando. “Para asegurar que los fondos federales no se desperdicien indebidamente ni se gasten de una manera que viole directamente la promesa de nuestro gobierno de proteger la vida, la libertad y la propiedad, es imperativo que el gobierno federal revise el uso de los fondos federales por las jurisdicciones que permiten la anarquía, la violencia y destrucción en las ciudades de Estados Unidos”.

“También es fundamental garantizar que las subvenciones federales se utilicen de manera eficaz, para salvaguardar el dinero de los contribuyentes confiados al Gobierno Federal en beneficio del pueblo estadounidense”.

La policía de Portland dispersa a una multitud después de que varios manifestantes incendiaran el edificio de la Asociación de Policía de Portland (PPA) el 29 de agosto de 2020 en Portland, Oregon. (Nathan Howard/Getty Images)

La orden también decía que Vought debe, dentro de los 30 días de la orden, emitir una guía a los jefes de las agencias federales sobre “restringir la elegibilidad o desfavorecer de otra manera (…) a las jurisdicciones anarquistas de recibir subvenciones federales”.

También instruye al fiscal general William Barr, junto con Chad Wolf, el secretario interino de Seguridad Nacional, y Vought, que publiquen en el sitio web del Departamento de Justicia una lista de “jurisdicciones anarquistas”, descritas como “jurisdicciones estatales y locales que han permitido que persista la violencia y la destrucción de bienes y se han negado a tomar medidas razonables para contrarrestar estas actividades delictivas”.

Vought elogió la orden y le dijo al New York Post en un comunicado: “Los contribuyentes estadounidenses que financian los grandes programas de los que dependen nuestras ciudades merecen ser protegidos por los funcionarios municipales locales”.

Las protestas han estallado en todo Estados Unidos desde finales de mayo, y aunque muchas protestas han sido pacíficas, otras se han tornado violentas. Los estadounidenses de todo el país han visto cómo sus negocios son destruidos, saqueados e incendiados por anarquistas y alborotadores.

“Estados Unidos necesita creación, no destrucción; cooperación, no desprecio; seguridad, no anarquía; curación, no odio; justicia, no caos”, dijo Trump en un comunicado. “Esta es nuestra misión y lo lograremos”.

La Casa Blanca declaró en un anuncio el miércoles por la noche: “Al identificar los fondos que pueden ser redirigidos desde jurisdicciones donde los políticos locales han permitido que abunde la anarquía y la violencia, el presidente Trump se asegurará de que los estadounidenses ya no se vean obligados a pagar por el abandono de los políticos locales de su deber”.

Cuatro ciudades

El presidente Trump señaló cuatro “jurisdicciones anarquistas” en su orden: Seattle, Portland, Nueva York y Washington, D.C.

Sobre Seattle, Trump dijo que el gobierno de la ciudad había “permitido que los anarquistas y alborotadores tomaran seis cuadras de la ciudad” a las que llamaron CHAZ (Zona Autónoma de Capitol Hill) y luego CHOP (Protesta Ocupada de Capitol Hill). La zona de protesta fue desmantelada el 1 de julio.

“[El] gobierno local apoyó efectivamente esta anarquía y la toma de propiedad, entre otras cosas, abandonando el edificio del Precinto Este del Departamento de Policía de Seattle y prohibiendo a la fuerza policial intervenir para restaurar el orden”, dijo Trump en el memorando, señalando cómo dos adolescentes murieron y otro resultó herido por disparos antes de que la alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan, hiciera algo al respecto.

“Pero ese liderazgo fallido continúa dañando a la gente de Seattle, ya que, en las últimas semanas, los alborotadores se han involucrado en actos de violencia y destrucción de propiedad en todo Seattle, lo cual ha provocado que al menos 59 policías resulten heridos, y que múltiples negocios y vehículos fuesen destruidos”, escribió el presidente.

El distrito este del Departamento de Policía de Seattle abandonado en la llamada zona autónoma en Seattle, Washington, el 12 de junio de 2020. (Jason Redmond/AFP a través de Getty Images)

Sobre Portland, señaló que durante más de 80 días, los funcionarios estatales y locales “han permitido que los anarquistas se amotinen ilegalmente y se involucren en actividades delictivas en las calles”, y han tomado “medidas insuficientes” para proteger al tribunal federal, así como rechazar desde un inicio las ofertas federales de ayuda.

Los alborotadores en Portland han provocado incendios en el área del juzgado federal y han atacado a la policía federal que protegía el edificio utilizando “cócteles molotov, fuegos artificiales tipo mortero, proyectiles duros y láseres que pueden causar ceguera permanente”. Trump dijo que al menos 140 agentes federales resultaron heridos en Portland.

Un alborotador patea la entrada del Tribunal de Mark O. Hatfield después de que los agentes federales se refugiaron en el interior, en Portland, Ore., el 21 de julio de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)

En el caso de la ciudad de Nueva York, Trump acusó a los funcionarios estatales y locales de haber “permitido saqueos” en la ciudad durante más de una semana a fines de mayo y principios de junio, lo cual dañó alrededor de 450 negocios. Trump señaló un número creciente de crímenes a mano armada, con un total de 896 casos hasta el 16 de agosto de este año en comparación con los 492 casos en el mismo período en 2019, y señaló que ha habido un aumento del 177 por ciento en crímenes a mano armada en julio, en comparación con el año pasado. Los arrestos “se han desplomado” a pesar de que hay un “aumento inconcebible de violencia”, escribió Trump.

“Me he ofrecido a brindar apoyo con las fuerzas del orden federal, pero tanto el alcalde de Blasio como el gobernador Andrew Cuomo rechazaron mi oferta”, dijo en la orden.

Los oficiales de policía han citado la disolución de las unidades anticrimen de la policía de Nueva York como una razón detrás del aumento de la violencia, dijo el presidente. Trump también señaló cómo el alcalde de Blasio y el concejo de la ciudad de Nueva York acordaron recortar los fondos del presupuesto de la policía de Nueva York, que dijo incluía cancelar la contratación de 1163 oficiales de policía.

Un escaparate de Dolce & Gabbana se muestra gravemente dañado después de una noche de protestas en gran parte pacíficas que desembocaron en el caos y los enfrentamientos violentos en el bajo Manhattan el 1 de junio de 2020 en la ciudad de Nueva York. (Scott Heins/Getty Images)

Sobre Washington, D.C., Trump acusó a la alcaldesa Muriel Bowser de haber “permitido que los alborotadores y anarquistas participen en actos de violencia y destrucción a fines de mayo y principios de junio”, lo cual lo llevó a incorporar a la Guardia Nacional.

En una respuesta el miércoles por la noche, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, acusó a Trump de haber “buscado activamente castigar a Nueva York desde el primer día”.

“Él dejó que el COVID tendiera una emboscada a Nueva York. Él se niega a proporcionar fondos que los estados y las ciudades DEBEN recibir para recuperarse”, escribió Cuomo en Twitter. “Él no es un rey. Él no puede “desfinanciar” a NYC. Eso es un truco ilegal”, agregó el gobernador, sin abordar las acusaciones presentadas en la orden de Trump.

El alcalde de Portland, Ted Wheeler, en un comunicado de Twitter el miércoles por la noche dijo: “Trump amenaza con retirar fondos federales, posiblemente incluidos dinero para la red de seguridad, educación, y salud que los estadounidenses necesitan para superar la pandemia y la crisis económica. Una vez más, apunta en contra de las ciudades, incluyendo la nuestra, con alcaldes democráticos, a las cuales llama ‘jurisdicciones anarquistas’”.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Arrestan una ciudadana australiana conductora del medio chino CGTN | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS