USD 4.5 billones de Biden para infraestructura no harán subir la inflación: Casa Blanca

Por Zachary Stieber
16 de Julio de 2021 12:54 PM Actualizado: 16 de Julio de 2021 12:54 PM

Las propuestas de infraestructura de 4.5 billones de dólares del presidente Joe Biden no provocarán una mayor inflación si son aprobadas por el Congreso, afirmó el jueves la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

“Nuestros expertos creen —y los datos lo demuestran y el presidente de la Reserva Federal, que actúa de forma independiente, lo transmitió ayer— que la mayor parte de los incrementos de precios que estamos viendo se espera que sean temporales debido a las consecuencias de reiniciar una economía paralizada durante la pandemia. Y lo estamos viendo en ciertas industrias más que en otras, a medida que los precios vuelven a donde estaban antes de la pandemia”, dijo.

La Administración Biden comprende la amenaza que supone la inflación y estará atenta para responder a la misma, continuó Psaki.

“En lo que respecta a la legislación: Seguimos defendiendo que la forma de mantener los precios bajos en nuestra economía es aumentar la oferta de bienes que los consumidores quieren comprar y mantener bajos los costes de producción y de llevarlos al mercado. Eso es exactamente lo que hará el marco bipartidista de infraestructura del presidente y los planes de ‘reconstruir mejor'”, dijo.

El paquete de infraestructura aumentará la disponibilidad de guarderías, ayudará a más personas a reanudar o empezar a trabajar, aumentará la producción y ayudará a mantener los precios bajos, afirmó Psaki.

Los demócratas del Senado presentaron esta semana un paquete de 3.5 billones de dólares en “infraestructura humana” que contiene muchas de las disposiciones de la propuesta de Biden. Los demócratas del Senado tienen previsto intentar que el paquete sea aprobado por el órgano de forma partidista utilizando una herramienta presupuestaria, incluso mientras negocian con los republicanos del Senado un proyecto de ley de un billón de dólares.

La inflación ha aumentado rápidamente en los últimos meses. Había subido un 5.4% en 12 meses hasta junio. Los precios al consumidor están aumentando al mayor ritmo en décadas, y los críticos culpan al elevado gasto de la Administración Biden.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el jueves a los miembros de un panel del Senado que la inflación “probablemente seguirá siendo elevada en los próximos meses antes de moderarse”. El salto fue causado por la fuerte demanda junto con las limitaciones de la oferta, entre otras cuestiones, dijo Powell.

La opinión difiere de la de otros economistas. Uno de ellos, Mohamed El-Erian, advirtió este mes que el aumento de la inflación podría persistir.

La gente pasa por delante de una tienda de Apple en Nueva York el 13 de julio de 2021. (Angela Weiss/AFP vía Getty Images)

Por su parte, Larry Summers, que trabajó en las administraciones de Clinton y Obama, criticó la magnitud del proyecto de ley de 1.9 billones de dólares que incluía ayuda por el COVID-19 y que los demócratas aprobaron en el Congreso en marzo antes de ser firmado por Biden. Ha alertado sobre la inflación, pero también ha afirmado en Twitter y en una entrevista con Axios que las propuestas de infraestructura de Biden no agravarían los problemas fiscales actuales.

El principal plan de Biden “representa un reconocimiento tardío de que el rendimiento relativo de la inversión pública y privada han cambiado drásticamente en la última generación. Eso hace que pedir prestado e invertir a gran escala sea la estrategia correcta para el gobierno federal”, dijo en abril.

“Me sigue preocupando mucho que la actual combinación fiscal y monetaria sobrecaliente la economía. Pero estas medidas no agravarán el problema”.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron a los medios de comunicación que Summers se reunió esta semana con el director del Consejo Económico Nacional, Brian Deese, y con la presidenta del Consejo de Asesores Económicos, Cecilia Rouse, en medio de las preocupaciones por la inflación.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), difirió de Summers, advirtiendo sobre los planes de la Casa Blanca de gastar a lo grande en infraestructura y en la llamada infraestructura humana.

“La inflación es tan alta que, aunque los trabajadores estadounidenses han visto un aumento salarial del 3.6% en promedio desde el año pasado, éste ha sido completamente ahogado por la inflación. En términos reales, el salario de los trabajadores estadounidenses ha bajado casi un 2 [por ciento] desde el pasado mes de julio”, dijo en el pleno del Senado.

“Y sin embargo, en un espectáculo que solo podía ocurrir en Washington D.C., los demócratas eligieron la misma semana para anunciar que quieren imponer impuestos, pedir préstamos y gastar otros 4 billones de dólares en las próximas semanas. ¡Otro paquete socialista que desequilibra el presupuesto, dos veces más grande que el anterior!”, añadió, acusando a los demócratas de querer “inflar su salida de la inflación”.

La preocupación es compartida por el senador Joe Manchin (D-W.Va.), a quien los demócratas necesitan para utilizar la reconciliación para aprobar un paquete sin los votos republicanos en la cámara alta.

“He dicho que me preocupa la inflación y que quiero ver más detalles de lo que está pasando”, dijo Manchin a los periodistas tras reunirse con Biden el miércoles. “Me preocupa también mantener la independencia energética que tiene Estados Unidos de América y con eso no se puede avanzar hacia la eliminación del [combustible] fósil”.

Con información de Emel Akan.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Sigue a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.