Vacuna contra virus del PCCh podría llegar a EE.UU. en octubre

Por Zachary Stieber
21 de Mayo de 2020
Actualizado: 21 de Mayo de 2020

Una vacuna para combatir el virus del PCCh, que está siendo desarrollada por científicos británicos, podría llegar a Estados Unidos en octubre gracias a un rápido avance hecho posible por la nueva Operación Warp Speed (Operación Velocidad de la luz) de la administración Trump, un programa destinado a acelerar las pruebas, la producción y el despliegue de vacunas contra el nuevo virus.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) anunció el jueves una colaboración con AstraZeneca, que obtuvo la licencia para la vacuna.

Investigadores de la Universidad de Oxford que están probando la vacuna candidata en humanos, dijeron que la vacuna que protege contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) podría estar disponible para el otoño.

Bajo la nueva asociación público-privada, la oficina del HHS conocida como BARDA puede proporcionar hasta 1.2 mil millones de dólares para apoyar los estudios clínicos avanzados, la transferencia de tecnología para acelerar la fabricación de la vacuna, incluso mientras las pruebas continúan.

“Este contrato con AstraZeneca es un hito importante en el trabajo de la Operación Warp Speed hacia una vacuna segura, efectiva y ampliamente disponible para el 2021”, dijo el secretario de Salud, Alex Azar, en una declaración.

Una vista general del Campus Old Road de la Universidad de Oxford, que alberga el Instituto Jenner y es donde se están llevando a cabo las primeras pruebas en humanos de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por investigadores de la Universidad de Oxford en Oxford, Inglaterra, el 29 de abril de 2020. (Getty Images)

El acuerdo también permite un ensayo de fase tres de la vacuna, anteriormente conocida como ChAdOx1 nCoV-19 y ahora etiquetada en Estados Unidos como AZD1222, con aproximadamente 30,000 voluntarios.

A la espera de la autorización de uso de emergencia de la licencia de la Administración de Drogas y Alimentos, se distribuirán al menos 300 millones de dosis de la vacuna en Estados Unidos. Las primeras dosis podrían entregarse ya en octubre.

AstraZeneca, con sede en Cambridge, Reino Unido. Tiene centros de desarrollo en Estados Unidos, Suecia y Polonia.

La compañía dijo en una declaración separada que aseguró suficiente capacidad de fabricación para producir mil millones de dosis y espera comenzar a entregar la vacuna en septiembre.

“Esta pandemia es una tragedia mundial y es un desafío para toda la humanidad. Tenemos que derrotar al virus juntos o seguirá infligiendo un enorme sufrimiento personal y dejando cicatrices económicas y sociales duraderas en todos los países del mundo”, dijo el director general Pascal Soriot.

Una vista general de los edificios de la compañía farmacéutica AstraZenica el 2 de febrero de 2012 en Macclesfield, Inglaterra. (Christopher Furlong/Getty Images)

La compañía dijo que los ejecutivos son conscientes de que la vacuna puede no funcionar, pero se han comprometido a progresar a través de ensayos más avanzados mientras se amplía la fabricación, a pesar del riesgo.

Los planes actuales prevén la distribución de 30 millones de dosis de la vacuna a los británicos para septiembre si los ensayos tienen éxito, dijo el secretario de Estado británico para los negocios Alok Sharma en una reciente reunión informativa para la prensa.

La Universidad de Oxford anunció a finales de abril la asociación con AstraZeneca, una empresa farmacéutica que trabajará con socios mundiales para distribuir la vacuna candidata, si tiene éxito, a otros países.

Tanto la empresa como la universidad están operando sin fines de lucro durante la pandemia del COVID-19, cubriendo únicamente los costos de producción y distribución. Cualquier regalía que la universidad reciba después de que la pandemia termine será reinvertida en investigación médica.

El COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del PCCh.

“Nuestra asociación con AstraZeneca será una fuerza importante en la lucha contra las pandemias durante muchos años. Creemos que juntos estaremos en una posición fuerte para empezar a inmunizar contra el coronavirus una vez que tengamos una vacuna efectiva aprobada”, dijo John Bell, profesor de medicina en Oxford, en una declaración.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

La ONU está bajo el control del régimen chino

TE RECOMENDAMOS