Comisionado de la FCC critica al CEO de Apple, Tim Cook, por la censura de la App Store en China

Por Frank Fang
24 de Abril de 2022 7:52 PM Actualizado: 24 de Abril de 2022 7:52 PM

Un comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) acusó al director ejecutivo de AppleTim Cook, de hipocresía, argumentando que los tratos de su empresa con el régimen comunista chino contradicen sus palabras sobre el compromiso con los derechos humanos.

“Me preocupa que sus palabras en Washington se estrellen con la dura realidad de sus acciones en China”, escribió Brendan Carr, el principal republicano de la FCC, en una carta dirigida a Cook con fecha del 20 de abril.

Carr se refería al discurso de apertura de Cook en la Cumbre de Privacidad Global de la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP) de 2022, el 12 de abril. Durante su discurso, Cook habló sobre cómo “la privacidad es un derecho humano fundamental” y proclamó el “compromiso de Apple de proteger a las personas de un complejo industrial de datos construido sobre una base de vigilancia”.

“De hecho, al mismo tiempo que hablaba en D.C. sobre las políticas de su App Store que promueven la privacidad y los derechos humanos, su empresa continuaba su bien documentada campaña en Beijing de censurar agresivamente las aplicaciones a instancias del Partido Comunista de China”, escribió Carr.

Según Carr, Apple había cumplido “la voluntad de la China comunista” al eliminar las aplicaciones del Corán y la Biblia, así como la aplicación móvil de la Voz de América (VOA) de su App Store en China. Describió la decisión de Apple de eliminar la aplicación de VOA, la cual está financiada por el Congreso, como “profundamente preocupante”.

En octubre de 2021, Apple Censorship, un sitio web que rastrea aplicaciones en la App Store de Apple a nivel mundial, informó que dos aplicaciones, Quran Majeed y Bible App by Olive Tree, habían sido retiradas. Apple dijo más tarde a la BBC que los funcionarios chinos habían dicho que las aplicaciones contenían textos religiosos “ilegales”.

“La decisión de Apple de apaciguar al Partido Comunista de China—un régimen autoritario que el Departamento de Estado ha determinado que está cometiendo genocidio y crímenes de lesa humanidad— no puede cuadrar con su declaración en Washington de que Apple ‘luchará contra una serie de actores peligrosos’”, escribió Carr.

El Partido Comunista Chino (PCCh) impone un control estricto sobre Internet y sus censores borran regularmente el contenido online que se considera desfavorable para el régimen comunista. Freedom House, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, calificó a China como “el peor abusador de la libertad en Internet del mundo” en su informe Freedom on the Net 2021.

El régimen chino también censura a muchas redes sociales y sitios web de noticias extranjeros, incluidos YouTube, Facebook, LinkedIn y Voice of America.

Apple retiró la aplicación HKmap.live de su App Store en octubre de 2019, en el apogeo del movimiento prodemocracia en Hong Kong. La aplicación de mapas era popular entre los manifestantes de Hong Kong para evitar la confrontación directa con la policía de Hong Kong, quienes han sido muy criticados por su trato violento con los manifestantes y periodistas.

Carr también criticó a corporaciones globales como Apple por dar “todo tipo de argumentos que suenan razonables” para justificar sus decisiones de hacer negocios en China. Dijo que estos argumentos “chocan de frente en la experiencia del mundo real”.

En diciembre de 2021, The Information informó que Cook viajó a China en 2016, presionó a funcionarios chinos y aseguró un acuerdo secreto de USD 275,000 millones con Beijing que implicaba más inversiones y capacitación laboral en China por parte de Apple, citando documentos internos de Apple. El acuerdo de cinco años se hizo para “sofocar un repentino estallido de acciones regulatorias [chinas] contra el negocio de Apple”.

“China no se está volviendo más abierta ni se está inclinando hacia la libertad porque Apple esté haciendo negocios allí. Ni mucho menos”, escribió Carr. “Mire a Hong Hong. Mire Xinjiang“.

“Continuar asociándose con regímenes brutales como la China comunista solamente les brinda apoyo tácito—o incluso explícito—y envalentona a esos malos actores”.

Carr concluyó su carta pidiéndole a Cook que respondiera una pregunta antes del 29 de abril de este año.

“¿Permitirá Apple el acceso a Voz de América a la aplicación móvil a través de su App Store en China, de conformidad con los derechos humanos fundamentales que articuló en su discurso”, preguntó Carr.

La representante Claudia Tenney (R-N.Y.), quien reposteó la carta de Carr, dijo que espera escuchar lo que Apple tiene que decir sobre Voz de América.

“A las grandes empresas tecnológicas como Apple les encanta profesar un conjunto de valores a las multitudes elitistas en EE. UU., pero cuando a la hora de la verdad, se apresuran a doblegarse ante el Partido Comunista Chino”, escribió.

Los funcionarios de Apple no respondieron a una solicitud de comentarios de The Epoch Times al cierre de esta publicación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.